Giot­to, en la se­gun­da en­tre­ga del ví­deo­blog «Ar­tView» de ABC

ABC - Cultural - - Arte -

Des­de ayer en Ar­tView, el ví­deo­blog de ar­te de la web de ABC que di­ri­ge y pre­sen­ta Giu­sep­pe Trin­ga­li, pue­de ver­se el ví­deo de­di­ca­do a Giot­to, im­por­tan­tí­si­mo pin­tor ita­liano que vi­vió en­tre el 200 y el 300 y que fue la ma­yor re­fe­ren­cia de la si­guien­te épo­ca, el Re­na­ci­mien­to. El apren­diz Giot­to su­peró a su gran Maes­tro Ci­ma­bue. En el ví­deo­blog se re­cuer­da có­mo el pin­tor del círcu­lo per­fec­to con­si­guió gran fa­ma en to­dos los cen­tros de ar­te re­fe­ren­cia­les de Ita­lia. Boc­cac­cio ha­ce con po­cas pa­la­bras un en­co­mio a Giot­to que me­re­ce ser re­cor­da­do. Ha­blan­do de él, en uno de los re­la­tos de la sex­ta jor­na­da del De­ca­me­rón, tra­za con po­cas pa­la­bras su esen­cia ar­tís­ti­ca. En el nue­vo ví­deo de

Ar­tView re­co­rre­mos su historia per­so­nal, que nos lle­ga de los es­cri­tos de Va­sa­ri, y ve­mos sus obras más icó­ni­cas a tra­vés de la re­ve­la­do­ra des­crip­ción de Ra­quel Saez: «Giot­to to­ma el na­tu­ral co­mo re­fe­ren­cia, tal co­mo in­di­can los pre­cep­tos fran­cis­ca­nos. El hom­bre, co­mo ser ra­cio­nal, mues­tra el asom­bro, la cu­rio­si­dad y el res­pe­to por la vi­da. El acer­ca­mien­to a la na­tu­ra­le­za es una vía de cul­ti­vo in­te­rior, que con pa­cien­cia ejer­ce una bús­que­da de la ver­dad en la gran­de­za de Dios. Por tan­to, no es de ex­tra­ñar que in­tro­duz­ca ele­men­tos del pai­sa­je, que fun­cio­nan co­mo una alu­sión al es­pa­cio real. Ade­más, le in­te­re­sa plas­mar los es­ta­dos de áni­mo, hu­ma­ni­za las es­ce­nas re­li­gio­sas crean­do un efec­to na­rra­ti­vo. Un ex­cep­cio­nal ma­ne­jo del di­bu­jo, in­clu­so un gus­to por la com­bi­na­ción del co­lor, ha­ce que se con­si­de­ren sus pin­tu­ras co­mo milagros del na­tu­ra­lis­mo».

«La ado­ra­ción de los ma­gos», de Giot­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.