Un ca­ba­lle­ro li­te­ra­rio lla­ma­do Amor Tow­les

ABC - Cultural - - Lo Mejor De 2018 - INÉS MAR­TÍN RO­DRI­GO

En los úl­ti­mos años, con tan­to in­sis­tir, has­ta el can­sino has­tío, en que si la no­ve­la es­tá muer­ta o si se ha ido de pa­rran­da, hay es­cri­to­res (y crí­ti­cos, que no lec­to­res) que se han ol­vi­da­do, li­te­ral­men­te, de es­cri­bir. Y me re­fie­ro a la es­cri­tu­ra que lle­va si­glos en­gan­chan­do a mi­llo­nes de per­so­nas. A lo clá­si­co, va­ya. Por mu­cho que ha­ya quie­nes quie­ran que sea si­nó­ni­mo de ran­cio. No lo es. Se lo di­go yo. Y por eso pro­vo­ca re­go­ci­jo, en­tre tan­ta in­no­va­ción li­te­ra­ria de pa­co­ti­lla, que, de vez en cuan­do, se cue­le en las ates­ta­das me­sas de no­ve­da­des una no­ve­la «co­mo las de an­tes». Esas son, pre­ci­sa­men­te, las cos­tu­ras en las que se desen­vuel­ve el es­cri­tor es­ta­dou­ni­den­se Amor Tow­les (Bos­ton, 1964). Lo hizo con su de­but, Nor­mas de cor­te­sía (2012), y lo vol­vió a ha­cer con Un ca­ba­lle­ro en Moscú, no­ve­la que pro­ta­go­ni­za es­tas bre­ves lí­neas lla­ma­das a des­ta­car lo me­jor del año que es­tá a pun­to de ter­mi­nar. Un mé­ri­to, qué du­da ca­be, sea quien sea el au­tor, pe­ro más, si me lo per­mi­ten, en el ca­so de Tow­les, cu­yo pe­re­gri­na­je del mun­do de las fi­nan­zas a la li­te­ra­tu­ra da­ría pa­ra otra no­ve­la, tam­bién clá­si­ca. El ca­ba­lle­ro de la his­to­ria que nos ocu­pa es el con­de Alek­sandr Ros­tov, al que los bol­che­vi­ques, tras la re­vo­lu­ción, con­de­nan a vi­vir en­ce­rra­do, el res­to de su vi­da, en el lu­jo­so ho­tel Me­tro­pol, em­pla­za­do en­tre la Pla­za Ro­ja y el Tea­tro Bols­hói. Ros­tov es uno de esos per­so­na­jes de­li­cio­sos, apa­ren­te­men­te in­ge­nuos e inocen­tes, con el que to­do es­cri­tor sue­ña en­con­trar­se, en al­gún mo­men­to de su ca­rre­ra. Tow­les tie­ne esa suer­te, o pue­den lla­mar­lo ta­len­to. El ca­so es que, sin sa­lir de las cua­tro pa­re­des del ho­tel, el aris­tó­cra­ta va vi­vien­do, y el au­tor re­la­tan­do, el de­ve­nir de Ru­sia a lo lar­go de la pri­me­ra mi­tad del si­glo XX. Los per­so­na­jes se­cun­da­rios que le acom­pa­ñan (An­na, So­fía, An­dréi, Emi­le, Mish­ka...) con­tri­bu­yen a crear un re­la­to ca­si do­més­ti­co, por las anéc­do­tas y si­tua­cio­nes que vi­ven –mu­chas de ellas có­mi­cas, en mi­tad del ho­rror y del te­rror–, pe­ro con vo­ca­ción his­tó­ri­ca. To­do ello con la pre­sen­cia, cual ex­cep­cio­nal tes­ti­go, de la gran li­te­ra­tu­ra ru­sa del XIX –su in­fluen­cia en es­tas pá­gi­nas es ob­via, y de agra­de­cer– y la cul­tu­ra («ci­ne, ci­ne, ci­ne, más ci­ne, por fa­vor», que can­ta­ba Au­te) que, pe­se a to­do, ema­nó en aque­llos años. No es­pe­ren, eso sí, un fi­nal de cuen­to de ha­das. O sí, quién sa­be. Al ca­bo, el ho­gar la­te en el co­ra­zón de

ca­da uno.

Amor Tow­les

Un ca­ba­lle­ro en Moscú Amor Tow­les Sa­la­man­dra, 2018. Tra­duc­ción: Gemma Ro­vi­ra Or­te­ga. 512 pá­gi­nas. 24 eu­ros. E-book:17,99 eu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.