Fuen­tes es el ma­yor pro­duc­tor de le­che de Se­vi­lla y el ter­ce­ro de An­da­lu­cía

Dos coo­pe­ra­ti­vas de la lo­ca­li­dad pro­du­cen en­tre 50.000 y 60.000 li­tros dia­rios que ven­den a una mul­ti­na­cio­nal fran­ce­sa. Las va­cas con­su­men unos 30.000 ki­los de pien­so al mes

ABC de la Provincia - - Portada - ÁN­GE­LA LO­RA FUEN­TES DE AN­DA­LU­CÍA

Ru­fino Barcia tie­ne 74 años y, se­gún cuen­ta, ha es­ta­do ro­dea­do de va­cas des­de que na­ció. No es al­go inusual en el mu­ni­ci­pio de Fuen­tes de An­da­lu­cía, el ma­yor pro­duc­tor de le­che de va­ca de la pro­vin­cia de Se­vi­lla y el ter­ce­ro de to­da An­da­lu­cía por de­trás de Gra­na­da y Cá­diz, con una pro­duc­ción que se mue­ve en­tre los 50.000 y los 60.000 li­tros dia­rios.

Aun­que ya ju­bi­la­do, Ru­fino con­ti­núa muy vin­cu­la­do al sec­tor, no en vano, es el pre­si­den­te de la Coope­ra­ti­va Fon­ta­le­va des­de ha­ce 28 años, la cual, con sie­tes so­cios, es la res­pon­sa­ble de apro­xi­ma­da­men­te la mi­tad de la pro­duc­ción le­che­ra del mu­ni­ci­pio.

En­tre to­dos los so­cios, reúnen al­re­de­dor del mi­llar de ca­be­zas de ga­na­do, con di­fe­ren­te dis­tri­bu­ción: el que me­nos pro­du­ce supera los 1.500 li­tros dia­rios y el que más ron­da los 5.000.

La ma­yo­ría de la le­che que pro­du­cen po­see la cer­ti­fi­ca­ción Tri­ple A, que re­fren­da los más al­tos es­tán­da­res de ca­li­dad. No obs­tan­te, los fon­ta­nie­gos no la co­mer­cia­li­zan a tra­vés de una mar­ca pro­pia, sino que to­da la pro­duc­ción se ven­de a Pu­le­va.

Sin em­bar­go, cuen­ta Ru­fino, la si­tua­ción se ha tor­na­do com­pli­ca­da pa­ra los pe­que­ños pro­duc­to­res, por­que, afir­ma, hoy la le­che se co­bra más ba­ra­ta que ha­ce 30 años, cuan­do se inau­gu­ró la coope­ra­ti­va fon­ta­nie­ga. «Co­bra­mos el li­tro de le­che a 29 cén­ti­mos de eu­ro y pa­ra que sea ren­ta­ble ten­dría que al­can­zar mí­ni­mo los 35 cén­ti­mos», acla­ra.

Por ello, se­ña­la que des­de ha­ce varios años los coope­ra­ti­vis­tas prác­ti­ca­men­te se con­for­man con man­te­ner el ne­go­cio, se­ria­men­te da­ña­do por la cri­sis, la ba­ja­da del con­su­mo de le­che y la ven­ta de mar­cas es­pa­ño­las al ca­pi­tal extranjero. «Es­ta­mos al son que nos to­can», la­men­ta.

Pa­ra ali­viar los im­por­tan­tes gas­tos que su­po­ne el ali­men­to pa­ra la va­cas, que pre­ci­san unos 30.000 ki­los de pien­so al mes (la ra­ción de ali­men­to cues­ta unos cin­co eu­ros), la coope­ra­ti­va com­pró ha­cer varios años una fá­bri­ca de pien­sos ins­ta­la­da en unas ins­ta­la­cio­nes ce­di­das gra­tui­ta­men­te por el Ayun­ta­mien­to.

Sa­la de or­de­ño pun­te­ra

El res­to de la pro­duc­ción lác­tea del mu­ni­ci­pio es pa­tri­mo­nio de la So­cie­dad Coope­ra­ti­va Agrícola (SCA) Va­que­ri­za Ca­mino del Cas­ti­llo, fun­da­da en 1972 por los her­ma­nos Andrés y Fran­cis­co Gon­zá­lez Lo­ra. En la ac­tua­li­dad, reúne más de 1.300 ca­be­zas de ga­na­do, de la cua­les, apro­xi­ma­da­men­te la mi­tad se des­ti­nan al or­de­ño.

En 2003, es­ta coope­ra­ti­va dio un gran sal­to tec­no­ló­gi­co con la construcción de una sa­la de or­de­ño con ma­qui­na­ria de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, que per­mi­te iden­ti­fi­car pa­rá­me­tros au­to­ma­ti­za­dos a tra­vés de ra­yos in­fra­rro­jos sin con­tac­to di­rec­to con la le­che, lo que la con­vir­tió en una de las ex­plo­ta­cio­nes ga­na­de­ras más pun­te­ras de An­da­lu­cía. Al igual que ocu­rre con la otra coope­ra­ti­va, su pro­duc­ción tam­bién tie­ne co­mo des­tino al gru­po fran­cés Lac­ta­lis.

Que­sos ar­te­sa­na­les

La aper­tu­ra es­ta pri­ma­ve­ra de Fon­ta­le­va Que­se­ra, la fá­bri­ca de que­sos ar­te­sa­na­les del mu­ni­ci­pio, pue­de cons­ti­tuir una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra que la coope­ra­ti­va del mis­mo nom­bre di­ver­si­fi­que su pro­duc­ción y me­jo­re su ne­go­cio. Se­gún cuen­ta Car­los Pé­rez, uno de los pro­pie­ta­rios de la que­se­ría y fundador de la coope­ra­ti­va le­che­ra, Fon­ta­le­va Que­se­ra quie­re abrir en breve una nue­va lí­nea de ne­go­cio: la ven­ta de le­che fres­ca a tra­vés de la mar­ca «La le­che­ría an­da­lu­za». La idea es co­men­zar con su dis­tri­bu­ción por la pro­vin­cia de Se­vi­lla y am­pliar a más te­rri­to­rios en el fu­tu­ro.

La le­che fres­ca, ase­gu­ran, está de mo­da y vuelve a ser de­man­da­da por los con­su­mi­do­res, tras de un pe­rio­do en que la in­dus­tria y los com­pra­do­res se ha orien­ta­do «más a la co­mo­di­dad que a sus va­lo­res nu­tri­cio­na­les».

De he­cho, se­gún afir­ma Car­los Pé­rez, la que­se­ría dis­po­ne de ca­pa­ci­dad su­fi­cien­te pa­ra en­va­sar to­da la le­che que pro­du­ce dia­ria­men­te la coope­ra­ti­va Fon­ta­le­va. No obs­tan­te, la fá­bri­ca de que­sos ya em­plea la le­che de la coope­ra­ti­va pa­ra ela­bo­rar sus que­sos,

Má­xi­ma ca­li­dad La prác­ti­ca to­ta­li­dad de la le­che que se pro­du­ce po­see el ni­vel Tri­ple A, el má­xi­mo es­tán­dar de ca­li­dad

que ac­tual­men­te pre­pa­ra su hi­jo, el maes­tro que­se­ro An­to­nio Luis Pé­rez, en dos va­rie­da­des: fres­co y cu­ra­do.

La le­che em­plea­da por la que­se­ría pa­ra sus pro­duc­tos pro­ce­de con­cre­ta­men­te de la Agro­pe­cua­ria Fer­nán­dez Lo­ra, que da salida a unos 3.000 li­tros dia­rios de lác­teo. En sus ins­ta­la­cio­nes, Pe­dro y San­dra mi­man a unas 300 va­cas, de la cua­les, al­go me­nos de la mi­tad se des­ti­nan al or­de­ño. Un no­ve­do­so sis­te­ma de arro­ba­de­ra en el que han in­ver­ti­do al­re­de­dor de 500.000 eu­ros man­tie­ne lim­pio de su­cie­dad el pa­si­llo sin mo­les­tar a las va­cas.

Vul­ne­ra­bi­li­dad del sec­tor

Pe­dro y San­dra re­fle­jan en par­ti­cu­lar la vul­ne­ra­bi­li­dad del sec­tor: «Los ga­na­de­ros ne­ce­si­ta­mos más pro­tec­ción fren­te a las pre­sio­nes de las mul­ti­na­cio­na­les, ade­más de evi­tar te­ner que en­fren­tar­nos a mu­chos obs­tácu­los que nos ponen las pro­pias ad­mi­nis­tra­cio­nes». Unas de las ca­rac­te­rís­ti­cas di­fe­ren­cia­do­ras de su gran­ja es el cru­ce ra­cial: va­cas ga­las mont­be­liar­de, ro­jas sue­cas y fri­so­nas. «Es­ta mez­cla ge­né­ti­ca ge­ne­ra va­cas muy fuer­tes, que en­fer­man po­co y muy fér­ti­les», ex­pli­can.

Pre­ci­sa­men­te, du­ran­te la vi­si­ta a la gran­ja na­ce una ter­ne­ra. A los due­ños se les ilu­mi­na la mi­ra­da: «Es una hem­bri­ta», di­cen; otra fu­tu­ra pro­duc­to­ra que lle­ga­do el mo­men­to se­rá in­se­mi­na­da pa­ra con­ti­nuar in­cre­men­tan­do la fa­mi­lia y nu­trien­do de le­che al mu­ni­ci­pio. La ma­dre lim­pia con su sa­li­va a la nue­va cria­tu­ra, que ape­nas pue­de sos­te­ner­se en pie, mien­tras sus com­pa­ñe­ras la ayu­dan.

En­tre 50.000 y 60.000 li­tros de le­che dia­rios se pro­du­cen en el mu­ni­ci­pio.En la ima­gen, va­cas de la gran­ja Fer­nán­dez Lo­ra

A.L.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.