Re­co­no­no­cen al co­le­gio Al­ta­sie­rra su la­bor so­li­da­ria

ES­PAR­TI­NAS

ABC de la Provincia - - Portada - N.OR­TIZ ES­PAR­TI­NAS

En el co­le­gio Al­ta­sie­rra la so­li­da­ri­dad y el cui­da­do de los de­más es una asig­na­tu­ra más que le ha va­li­do el tí­tu­lo del pri­mer co­le­gio «com­pa­si­vo» del mundo, que otor­ga la asociación New Health Foun­da­tion.

En el co­le­gio Al­ta­sie­rra, si­tua­do en Es­par­ti­nas, hay com­pe­ten­cias que no se apren­den en los li­bros. La so­li­da­ri­dad, el apo­yo y la mi­se­ri­cor­dia for­man par­te de un plan de es­tu­dios muy ca­rac­te­rís­ti­co que le ha va­li­do al cen­tro el tí­tu­lo del pri­mer co­le­gio «com­pa­si­vo» del mundo, otor­ga­do por par­te de la asociación New Health Foun­da­tion.

«Pre­ten­de­mos que los ni­ños sean cons­cien­tes de la vi­da real, hay co­sas que no se pue­den en­se­ñar den­tro de un au­la, sino que hay que vi­vir la ex­pe­rien­cia pa­ra apren­der», ex­pli­ca Ja­vier Brio­so, man­do in­ter­me­dio de Pri­ma­ria de Al­ta­sie­rra.

«Los va­lo­res for­man par­te de los pi­la­res de nues­tro cen­tro», in­sis­te Brio­so, por lo que han par­ti­ci­pa­do ac­ti­va­men­te en el pro­gra­ma «Se­vi­lla con­ti­go. Ciu­dad com­pa­si­va», lle­va­do a ca­bo por New Health Foun­da­tion y a tra­vés del que se pre­ten­de sen­si­bi­li­zar a la so­cie­dad pa­ra tra­tar a per­so­nas con en­fer­me­da­des avan­za­das o en el fi­nal de su vi­da.

Una de las ini­cia­ti­vas que más re­per­cu­sión tie­ne en los alum­nos de Al­ta­sie­rra es la vi­si­ta se­ma­nal que los me­no­res que cur­san Se­cun­da­ria ha­cen al Cen­tro de Dis­mi­nui­dos Psí­qui­cos de Ase­sub­pro , si­tua­do en Oli­va­res. Allí se encargan de dar­le de co­mer a las per­so­nas afec­ta­das, ha­cer­les com­pa­ñía y so­bre to­do, re­ga­lar­les ca­ri­ño y sim­pa­tía.

«La pri­me­ra vez que van vuel­ven llo­ran­do. No es una si­tua­ción fá­cil, la ma­yo­ría nun­ca ha te­ni­do tan cer­ca una en­fer­me­dad gra­ve y a una per­so­na tan de­li­ca­da. Pe­ro, con el pa­so de los días, se dan cuen­ta que tam­bién son ca­pa­ces de in­ter­ac­tuar con ellos», ase­gu­ra Fran­cis­co Ja­vier Brio­so. «Que­re­mos que nues­tros ni­ños vean que a una per­so­na en­fer­ma hay que cui­dar­la y ayu­dar­la to­do lo po­si­ble, no sen­tir pe­na». Ade­más, una vez al año, son los in­te­gran­tes de Ases­bu­pro los que vi­si­tan Al­ta­sie­rra, don­de disfrutan de una jor­na­da de ocio con se­sio­nes de fla­men­co o es­pec­tácu­los ecues­tres gra­cias a unos cui­da­do­res muy es­pe­cial, los pro­pios alum­nos.

Vi­si­tas fa­mi­lia­res

En cuan­to a las fa­mi­lias , una par­te muy ac­ti­va de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va del cen­tro, tam­bién for­man par­te de los pro­gra­mas so­li­da­rios. Va­rias ve­ces al año, pa­dres e hi­jos vi­si­tan re­si­den­cias de ma­yo­res pa­ra pa­sar tiem­po con los in­ter­nos e in­cul­car a los ni­ños el va­lor del amor a los an­cia­nos.

Por otro la­do, los alum­nos han par­ti­ci­pa­do en ta­lle­res so­bre el con­cep­to de la mi­se­ri­cor­dia, han asis­ti­do a con­fe­ren­cias so­bre los cui­da­dos pa­lia­ti­vos en la co­mu­ni­dad y han for­ma­do par­te de di­ver­sas per­fo­man­ces ca­lle­je­ras co­mo le­mas co­mo «Cui­da­ré de ti» o «Es­toy con­ti­go». y han or­ga­ni­za­do una fe­ria del li­bro so­li­da­ria. Es­ta se­rie de ini­cia­ti­vas que le han he­cho ser con­si­de­ra­dos por New Health Foun­da­tion co­mo pa­dres, pro­fe­so­res y alum­nos «com­pro­me­ti­dos y sen­si­bi­li­za­dos» so­bre la im­por­tan­cia del cui­da­do y el acom­pa­ña­mien­to a per­so­nas al fi­nal de su vi­da.

El tra­ba­jo del co­le­gio Al­ta­sie­rra por ha­cer de la so­li­da­ri­dad un em­ble­ma no ter­mi­na con el re­co­no­ci­mien­to que le han otor­ga­do. Fran­cis­co Ja­vier Brio­so ha des­ve­la­do que es­tán ges­tio­nan­do vi­si­tas al hos­pi­tal «pa­ra acom­pa­ñar a los ni­ños de on­co­lo­gía», con los que los alum­nos ju­ga­rán, se di­ver­ti­rán y dis­fru­ta­rán de una jor­na­da que, con el pa­so del tiem­po, re­cor­da­rán re­ple­ta de en­se­ñan­za. «Que­re­mos en­se­ñar­les co­sas que les sir­van en la vi­da dia­ria que no se pue­den leer en los li­bros», ex­pli­ca.

Va­lo­res «Que­re­mos en­se­ñar­les co­sas que les sir­van en la vi­da dia­ria, que no se pue­den leer en los li­bros»

N.O.

Alum­nos del co­le­gio Al­ta­sie­rra ayu­dan a per­so­nas dis­ca­pa­ci­ta­das de for­ma ha­bi­tual

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.