Ca­fés de re­nom­bre con fi­nes so­li­da­rios en Re­ta­ma­res

El clá­si­co bar de Mo­rón re­pi­te la ini­cia­ti­va so­li­da­ria es­te jue­ves 29

ABC de la Provincia - - Abc De La Provincia | Campiña De Morón Y Marchena - JUAN LUIS MÁR­MOL MO­RÓN DE LA FRON­TE­RA

La cul­tu­ra de ba­res en Mo­rón de la Fron­te­ra es al­go muy im­por­tan­te. No en vano, es­ta lo­ca­li­dad de la Cam­pi­ña se­vi­lla­na es uno de los pue­blos con más ba­res por nú­me­ro de ha­bi­tan­tes de to­da la pro­vin­cia. Más de cien­to se­ten­ta lo­ca­les pa­ra una po­bla­ción de ca­si trein­ta mil ve­ci­nos, por lo que la ofer­ta es más que va­ria­da. Sin em­bar­go, hay rin­co­nes que son un pun­to obli­ga­to­rio en es­te mun­do, ese es el bar Re­ta­ma­res.

Si­tua­do en el cen­tro de Mo­rón, jun­to a los Jar­di­nes de la Ca­rre­ra, lle­va más de se­sen­ta años co­mo uno de los ba­res más vi­si­ta­dos de la lo­ca­li­dad, y per­ma­ne­ce en el po­dio de los tres más lon­ge­vos (jun­to con el bar «Ale­mán» y el res­tau­ran­te «Mi­gue­li­to»). Un ne­go­cio fa­mi­liar fun­da­do por Jo­sé Pé­rez Ga­liano en los años se­sen­ta y que hoy re­gen­ta su hi­jo Raúl.

Pa­sión por el ca­fé

«Mi pa­dre le pu­so así al bar por unos te­rre­nos que te­nía», re­cuer­da Raúl Pé­rez, aun­que re­co­no­ce que en reali­dad el nom­bre ori­gi­nal era «Los Re­ta­ma­les». «Fue mi abue­lo el que le su­gi­rió ese nom­bre, pe­ro la gen­te em­pe­zó a de­cir Re­ta­ma­res y así se que­dó».

La con­ver­sa­ción tie­ne lu­gar den­tro del lo­cal, lleno prác­ti­ca­men­te a to­das ho­ras del día, sal­vo des­pués de co­mer. De­sa­yu­nos, me­dio­días y no­ches son los pun­tos ál­gi­dos gra­cias a va­rios fac­to­res. El pri­me­ro de ellos, su gran ca­fé, una de las gran­des pa­sio­nes de Raúl y que pro­cu­ra ex­ten­der­lo a Mo­rón.

«Nos he­mos es­pe­cia­li­za­do en los ca­fés, así co­mo en las cer­ve­zas, pe­ro es lo que nos de­fi­ne en lo que a ba­res de re­fe­ren­cia se tra­ta», ex­pli­ca Pé­rez.

Por su­pues­to, la cer­ve­za tam­bién es una par­te im­por­tan­te, y a eso ayu­da mu­cho que «Re­ta­ma­res» es­té em­pla­za­do jun­to a los Jar­di­nes de la Ca­rre­ra. «La gen­te nos usa co­mo re­fe­ren­cia pa­ra em­pe­zar sus fies­tas, sus co­mi­das o sus ce­nas», ex­pli­ca Pé­rez, «pe­ro es­tán tan bien aquí que in­clu­so al­guno ter­mi­na por no ir­se lue­go»

Por ello, al­go más tie­ne que te­ner el bar pa­ra que sea tan es­pe­cial. Pa­ra Raúl, y pa­ra mu­chos de sus clien­tes, una de las cla­ves es­tá en el buen am­bien­te que se res­pi­ra. Que el clien­te se sien­ta a gus­to es muy im­por­tan­te, y eso se em­pie­za des­de aba­jo.

«Cuan­do con­tra­to al per­so­nal siem­pre pro­cu­ro que se lle­ven muy bien en­tre ellos, que ha­ya buen ro­llo. La gen­te me di­ce que los tra­to muy bien, pe­ro es por­que así que­rría que lo hi­cie­ran con­mi­go», ex­pli­ca. «Yo creo que los clien­tes dis­fru­tan mu­cho con eso y se no­ta en el buen am­bien­te que se res­pi­ra». Y por­que el buen am­bien­te en es­tos días se de­ja no­tar más, el bar «Re­ta­ma­res» vuel­ve a re­pe­tir una ini­cia­ti­va so­li­da­ria que lle­na­rá el lo­cal de clien­tes, a es­tos de ca­feí­na y a la bol­sa de ca­ri­dad de la her­man­dad de Nues­tro Pa­dre Je­sús de la Fuen­san­ta de ali­men­tos pa­ra los más ne­ce­si­ta­dos.

Se tra­ta del «Ca­fé So­li­da­rio», en el que los clien­tes pue­den te­ner su ca­fé per­so­na­li­za­do a cam­bio de un ki­lo de ali­men­tos no pe­re­ce­de­ros. «Es­to co­men­zó el año pa­sa­do gra­cias al buen re­sul­ta­do que tu­vo la ri­fa be­né­fi­ca que or­ga­ni­za­mos pa­ra un par­ti­do del Acei­tu­nas Fragata Mo­rón», re­cuer­da Raúl Pé­rez, que tam­bién es pre­si­den­te del equi­po de ba­lon­ces­to de la ciu­dad. «De­ci­di­mos ha­cer­lo con ca­fé per­so­na­li­za­do por­que hay mu­cha gen­te a la que le ha­ce ilu­sión».

So­li­da­ri­dad de Mo­rón

Y, ¿qué es eso de un ca­fé per­so­na­li­za­do? Pues su pro­pio nom­bre lo in­di­ca: un ca­fé con una ba­se de es­pu­ma en el que se po­ne el nom­bre del des­ti­na­ta­rio. «Es ‘Lat­te Art’, ar­te de la le­che, y la gen­te lo es­pe­ra con mu­cha ilu­sión», ex­pli­ca Raúl, que afir­ma que tie­ne que «re­co­ger mu­chas más ta­zas, por­que el año pa­sa­do no di­mos abas­to».

Una ex­ce­len­te no­ti­cia que mues­tra la ca­ra so­li­da­ria del pue­blo de Mo­rón y que la her­man­dad agra­de­ce en pa­la­bras de su her­mano ma­yor, Juan Luis Már­mol. «Nos pa­re­ce una ini­cia­ti­va fan­tás­ti­ca, so­bre to­do por­que ha si­do por par­te de Raúl», co­men­ta. Y des­ta­ca que «un si­tio tan em­ble­má­ti­co reali­ce un ac­to al­truis­ta y cuen­te con no­so­tros pa­ra ayu­dar a los más ne­ce­si­ta­dos». El «ca­fé so­li­da­rio» se­rá el día 29, a par­tir de las 16 ho­ras.

Buen am­bien­te Una de las cla­ves de Re­ta­ma­res es el buen am­bien­te que hay en­tre sus em­plea­dos

J. L. MÁR­MOL

Raúl Pé­rez po­sa con el car­tel del even­to y uno de los ca­fés per­so­na­li­za­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.