Un por­ta­li­to de be­lén ar­te­sa­nal con más de tres me­tros de al­tu­ra

Santiago Ro­drí­guez monta uno de los be­le­nes más gran­des de la pro­vin­cia

ABC de la Provincia - - Abc De La Provincia - MI­GUEL ÁN­GEL BE­LLO CO­RIA DEL RÍO

La tra­di­ción na­vi­de­ña de re­pre­sen­tar el na­ci­mien­to de Dios con fi­gu­ras y ani­ma­les que re­creen el pue­blo del Me­sías es una tra­di­ción que se re­mon­ta al si­glo XIX. Una ex­pre­sión ar­tís­ti­ca que tie­ne unas fuer­tes raí­ces en An­da­lu­cía. De he­cho, son mu­chos los be­le­nes que se ins­pi­ran en el fol­clo­re del sur de Es­pa­ña pa­ra am­bien­tar las ca­lles, ca­sas y cos­tum­bres ar­te­sa­nas de los ha­bi­tan­tes de Be­lén.

En lo lo­ca­li­dad ri­be­re­ña de La Pue­bla del Río se monta des­de ha­ce on­ce años un por­tal de Be­lén muy cu­rio­so. Es­tá pen­sa­do pa­ra ver­lo en dos al­tu­ras y con el pa­so del tiem­po ha ido cre­cien­do, a la par de me­jo­rar sus es­ce­nas. El en­car­ga­do de mon­tar­lo es Santiago Ro­drí­guez, de 59 años. Es­te ci­ga­rre­ro siem­pre se ha sen­ti­do atraí­do por las ma­nua­li­da­des, en es­pe­cial por la crea­ción de los mis­te­rios. «Re­cuer­do que des­de muy pe­que­ño me ilu­sio­na­ba mon­tar el be­lén en ca­sa. Cuan­do tu­ve a mis hi­jos aflo­ró de nue­vo es­tas ga­nas de com­par­tir con ellos mi afi­ción», co­men­ta Santiago. «Es­te por­tal que ex­pon­go to­dos los años en el pa­tio del Ayun­ta­mien­to de La Pue­bla pue­de de­cir­se que em­pe­zó en una me­sa de pla­ya pequeña en mi ca­sa. Ca­da vez que­ría ha­cer­lo más gran­de y me que­da­ba sin es­pa­cio», ex­pli­ca rien­do.

He­rra­mien­tas a es­ca­la

Santiago crea to­das las es­ce­no­gra­fías de ma­ne­ra ar­te­sa­nal, va­lién­do­se de su in­ge­nio pa­ra que in­clu­so las he­rra­mien­tas o uten­si­lios co­ti­dia­nos que acom­pa­ñan a las fi­gu­ras sean fie­les re­pro­duc­cio­nes a es­ca­la. «En el ins­ti­tu­to apren­dí a ta­llar la ma­de­ra. Es­to me ayu­da a ha­cer las pie­zas con exac­ti­tud a una ori­gi­nal; por ejem­plo, si fa­bri­co un ce­pi­llo de car­pin­te­ría, un mar­ti­llo o un se­rru­cho en mi­nia­tu­ra, van a ser igua­les que uno de ver­dad con pie­zas des­mon­ta­bles, me­tal o la ho­ja afi­la­da. Es un de­ta­lle que me gus­ta ex­pli­car cuan­do pue­do en­se­ñar con cal­ma el be­lén», ex­pli­ca es­te be­le­nis­ta ci­ga­rre­ro.

Allá por el año 98, a su es­po­sa Lo­la Es­ca­rra­za se le ocu­rrió que po­drían in­ten­tar re­cau­dar al­go pa­ra los afec­ta­dos del hu­ra­cán Mitch ex­po­nien­do el por­ta­li­to de su pro­pia ca­sa. «Era la pri­me­ra vez que en­se­ña­ba mi be­lén fue­ra de ca­sa», ex­pli­car Santiago. Lue­go se mon­tó du­ran­te dos años en el an­ti­guo am­bu­la­to­rio pa­ra pos­te­rior­men­te re­pre­sen­tar­lo en la ca­pi­lla de San Se­bas­tián. In­clu­so una vez se hi­zo un mis­te­rio en la ca­rre­ta de la Vir­gen del Ro­cío. Así fue­ron co­gien­do po­pu­la­ri­dad los na­ci­mien­tos que mon­ta­ba es­te be­le­nis­ta. Fi­nal­men­te lla­mó la aten­ción del con­ce­jal de Fies­tas, Bue­na­ven­tu­ra Ruíz. «El pri­me­ro que se mon­tó era muy pe­que­ño y fron­tal. Aho­ra son más de tres me­tros de al­tu­ra y 64 me­tros cua­dra­dos lo que ocu­pa el de es­te año», acla­ra el edil.

Santiago es­tá du­ran­te to­do el año pen­san­do el es­que­ma pa­ra el mon­ta­je del be­lén. «To­do el in­te­rior es una es­truc­tu­ra de ma­de­ra in­ter­na pa­ra lue­go mo­de­lar el cor­cho que con­for­man las mon­ta­ñas. Só­lo pa­ra es­to se em­plean cin­co mil tor­ni­llos y al­re­de­dor de 1.500 ki­los de cor­cho na­tu­ral», de­ta­lla. «Lo más com­pli­ca­do del mon­ta­je es, que al ser re­don­do, hay que te­ner mu­cho cui­da­do pa­ra man­te­ner la pers­pec­ti­va de más de un cen­te­nar de fi­gu­ras». Es­te gi­gan­tes­co be­lén se tar­da me­ses en fi­na­li­zar­lo, de he­cho el de es­te año se lle­va ar­man­do des­de oc­tu­bre. «Mien­tras es­toy mon­tán­do­lo ya es­toy pen­san­do en có­mo voy a mo­di­fi­car­lo el año que vie­ne. Al fi­nal ter­mino re­ven­ta­do. La ma­yor sa­tis­fac­ción es ver dis­fru­tar a los ni­ños co­men­tar los de­ta­lles», co­men­ta.

Es im­po­si­ble per­dér­se­lo El be­lén pue­de vi­si­tar­se to­dos los días, ma­ña­na y tar­de, y per­ma­ne­ce­rá abier­to has­ta el 20 de enero.

M. A. B.

Santiago Ro­drí­guez jun­to a su es­po­sa, Lo­la Es­ca­rra­za, de­lan­te del be­lén, que tie­ne dos ni­ve­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.