Una Ca­bal­ga­ta de Re­yes don­de llue­ven ja­mo­nes y cha­ci­nas

Vi­lla­nue­va del Ariscal re­ci­be ca­da 5 de enero a más de 20.000 vi­si­tan­tes

ABC de la Provincia - - Abc De La Provincia - N.OR­TIZ VI­LLA­NUE­VA DEL ARISCAL

Hay un rin­cón del Al­ja­ra­fe don­de la Ca­bal­ga­ta de Re­yes es úni­ca y don­de ca­da año mi­les de per­so­nas se agol­pan en sus es­tre­chas ca­lles pa­ra re­co­ger uno de los pre­cia­dos ob­se­quios que Sus Ma­jes­ta­des lan­zan des­de las ca­rro­zas. En Vi­lla­nue­va del Ariscal, la del día 5 es una de las tar­des más es­pe­cia­les del año pa­ra los ni­ños, pe­ro tam­bién pa­ra los más ma­yo­res.

La Aso­cia­ción Ca­bal­ga­ta de Re­yes Ma­gos de Vi­lla­nue­va del Ariscal, que no de­pen­de de nin­gún or­ga­nis­mo pú­bli­co es la en­car­ga­da de po­ner en mar­cha la co­mi­ti­va ca­da año. «La aso­cia­ción se creó en el año 1978», ex­pli­ca An­to­nio Bar­ba, su pre­si­den­te. «Un gru­po de cha­va­les,jun­to a sus pa­dres, de­ci­die­ron que que­rían una ca­bal­ga­ta en el pue­blo, ya que has­ta en­ton­ces no ha­bía y crea­ron el ger­men de lo que es aho­ra».

Va­rios años des­pués, se creó la tra­di­ción que ha he­cho fa­mo­sa a es­ta ca­bal­ga­ta: Melchor, Gas­par y Bal­ta­sar, ade­más de ju­gue­tes y ca­ra­me­los, co­men­za­ron a ti­rar pa­le­tas de ja­món, cho­ri­zos, sal­chi­cho­nes y, se­gún cuen­tan los lu­ga­re­ños, en al­gu­na oca­sión ha ha­bi­do has­ta gam­bas. Un au­tén­ti­co fes­tín que com­bi­na muy bien con el ha­bi­tan­te ilus­tre de la lo­ca­li­dad al­ja­ra­fe­ña, el mos­to.

Pe­ro es­ta cos­tum­bre ha te­ni­do que adap­tar­se a los tiem­pos, tal y co­mo ex­pli­ca An­to­nio Bar­ba. «Era muy pe­li­gro­so ti­rar pa­le­ti­llas en­te­ras, pe­san mu­cho y po­dían lle­gar a dar­le un gol­pe en la ca­be­za a al­guien». Así que, dis­pues­tos a no de­jar que eso fre­na­se su pe­cu­liar for­ma de ce­le­brar la vís­pe­ra de Re­yes, los miem­bros de la aso­cia­ción, con la co­la­bo­ra­ción de em­pre­sa­rios lo­ca­les, en­con­tra­ron una so­lu­ción per­fec­ta: en­va­sar el gé­ne­ro al va­cío y acom­pa­ñar­lo con una bol­sa de pi­cos, de tal for­ma que de­ja de ser, un ob­je­to pe­li­gro­so y, ade­más, es­tá más re­par­ti­do, con lo que más gen­te tie­ne la po­si­bi­li­dad de co­ger un pa­que­te pa­ra dis­fru­tar­lo des­pués de la Ca­bal­ga­ta.

Ju­gue­tes y ca­ra­me­los

Ade­más de los cien­tos de ki­los de cha­ci­na que se re­par­ten ca­da año por cor­te­sía de la aso­cia­ción, tam­bién hay ba­lo­nes, pe­lu­ches, puzz­les y otros ti­pos de ju­gue­tes, ade­más de ca­ra­me­los, que se re­par­ten con abun­dan­cia en­tre los es­pec­ta­do­res de la co­mi­ti­va.

«Ca­da año vie­nen apro­xi­ma­da­men­te 20.000 per­so­nas a ver nues­tra Ca­bal­ga­ta», ex­pli­ca An­to­nio Bar­ba. «No hay nin­gu­na que se le pa­rez­ca en to­do el Al­ja­ra­fe, y hay mu­chas fa­mi­lias que de­ci­den pa­sar el día en el pue­blo, ver unas ca­rro­zas bo­ni­tas y lle­var­se pa­ra ca­sa un ape­ri­ti­vo y ju­gue­tes pa­ra los ni­ños», ase­gu­ra, y ani­ma a to­dos los que deseen pa­sar una vís­pe­ra de Re­yes más que es­pe­cial a vi­si­tar Vi­lla­nue­va del Ariscal.

Es­te año, la Ca­bal­ga­ta con­ta­rá con 12 ca­rro­zas y par­ti­ci­pa­rán 120 ni­ños y 21 adul­tos. Las cha­ci­nas so­lo se lan­zan des­de las ca­rro­zas de los Re­yes Ma­gos, cu­ya re­pre­sen­ta­ción se van tur­nan­do en un sis­te­ma de sie­te pe­ñas lo­ca­les.

La aso­cia­ción, por su par­te, es com­ple­ta­men­te au­tó­no­ma, y son ellos mis­mos los que se en­car­gan de com­prar el gé­ne­ro. Du­ran­te el res­to del año, pa­ra su­fra­gar los gas­tos, or­ga­ni­zan mu­chas otras ac­ti­vi­da­des y or­ga­ni­zan jor­na­das cul­tu­ra­les, re­crea­ti­vas, pres­tan ser­vi­cios a la co­mu­ni­dad e, in­clu­so, re­par­ten re­ga­los y ayu­dan a los ni­ños más des­fa­vo­re­ci­dos de la lo­ca­li­dad, con­vir­tién­do­se en unos au­tén­ti­cos re­yes ma­gos de car­ne y hue­so.

Ca­bal­ga­ta úni­ca Los lu­ga­re­ños re­cuer­dan que hu­bo una épo­ca en la que los Re­yes Ma­gos ti­ra­ban gam­bas

N.O.

Ima­gen de la pe­cu­liar ca­bal­ga­ta de Vi­lla­nue­va del Ariscal, una de las más se­gui­das del Al­ja­ra­fe se­vi­llano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.