DES­ACE­LE­RA­CIÓN Y NO FRENO DE LA RE­CU­PE­RA­CIÓN

«Hay mu­chos re­tos de ca­ra a lo que res­ta de año y el pró­xi­mo 2019. La eco­no­mía eu­ro­pea ve­rá po­co a po­co una vuel­ta a ci­fras más nor­ma­les“de cre­ci­mien­to»

ABC - Empresa - - Coyuntura - RO­SA DU­CE ECO­NO­MIS­TA JE­FE DE DEUTS­CHE BANK ES­PA­ÑA

El ve­rano aca­ba y es mo­men­to de pen­sar en lo que ocu­rri­rá en los mer­ca­dos en es­tos tres úl­ti­mos me­ses del año. En EE.UU. lo que po­de­mos es­pe­rar es más de lo mis­mo, es de­cir, ca­da vez me­jo­res da­tos eco­nó­mi­cos y em­pre­sa­ria­les, que con­fir­ma­rían la so­li­dez de la ma­yor eco­no­mía del mun­do, jun­to con una cre­cien­te pre­sión co­mer­cial, so­bre to­do con Chi­na. No en vano, las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas de no­viem­bre es­tán ca­da vez más cer­ca y el pre­si­den­te Trump ten­drá que en­du­re­cer su men­sa­je si pre­ten­de re­no­var la ma­yo­ría en las dos Cá­ma­ras.

En cla­ro con­tras­te con los sig­nos de fortaleza de EE.UU., la eco­no­mía eu­ro­pea se en­fren­ta­ría en es­tos tres úl­ti­mos me­ses del año a re­tos im­por­tan­tes. El más des­ta­ca­do es la pre­vi­si­ble re­ba­ja en las ci­fras de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co. Al­go ló­gi­co, si te­ne­mos en cuen­ta el ex­cep­cio­nal cre­ci­mien­to de 2017 (2,5%, el me­jor en 10 años), sin­cro­ni­za­do en to­dos los paí­ses, y en el que pa­sa­mos, por pri­me­ra vez des­de el ini­cio de la cri­sis fi­nan­cie­ra, de cre­cer por el apo­yo de los ban­cos cen­tra­les y los ba­jos pre­cios del pe­tró­leo a cre­cer por me­jo­ra del sec­tor ex­te­rior, la in­ver­sión, el con­su­mo y la crea­ción de em­pleo. Es­to ha per­mi­ti­do lle­gar a una nue­va fa­se de «nor­ma­li­za­ción» que ha abier­to la puer­ta a que el BCE em­pie­ce a re­ti­rar es­tí­mu­los.

Es­ta re­ti­ra­da se es­tá ha­cien­do no­tar en es­te año 2018. El cre­ci­mien­to en la Eu­ro­zo­na se des­ace­le­ra, y el que ha­ble­mos de una vuel­ta a ci­fras más «nor­ma­les» de cre­ci­mien­to (ron­dan­do al 1,8%-2,0% co­mo es­ti­ma el BCE y nues­tros pro­pios ana­lis­tas) o a un es­ce­na­rio mu­cho más ne­ga­ti­vo de­pen­de de que se ma­te­ria­li­cen o no cier­tos ries­gos. A día de hoy, pa­re­ce que Ita­lia es­tá dis­pues­ta a ajus­tar sus ob­je­ti­vos fis­ca­les a las nor­mas eu­ro­peas, que se ha lle­ga­do a un prin­ci­pio de acuer­do con EE.UU. so­bre los aran­ce­les en el sec­tor au­to­mo­vi­lís­ti­co, que ve­re­mos un « soft» Bre­xit, y que la si­tua­ción en Tur­quía se ha es­ta­bi­li­za­do. To­do ello per­mi­ti­ría ce­rrar el año con ci­fras de cre­ci­mien­to del 2%.

Pe­ro hay ries­gos. El es­ta­ble­ci­mien­to de aran­ce­les en el sec­tor del au­to­mó­vil po­dría su­po­ner un cos­te de 0,25 pun­tos en el cre­ci­mien­to, una cri­sis en Ita­lia co­mo la su­ce­di­da en Gre­cia en 2012 po­dría cos­tar 0,3 pun­tos (sin te­ner en cuen­ta los efec­tos fi­nan­cie­ros y de con­fian­za) y un «hard» Bre­xit su­pon­dría otros 0,4 pun­tos. In­clu­so aun­que es­tos ries­gos no se ma­te­ria­li­cen, exis­ten pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les en Eu­ro­pa que no se han re­suel­to en los úl­ti­mos años, co­mo la po­lí­ti­ca de asi­lo, la po­lí­ti­ca pre­su­pues­ta­ria co­mún o el con­ti­nuo en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción. En 2019 cam­bia el li­de­raz­go en el BCE, y hay elec­cio­nes al Par­la­men­to Eu­ro­peo, con mu­cha in­cer­ti­dum­bre so­bre qué re­sul­ta­do ob­ten­drán los par­ti­dos eu­ro­es­cép­ti­cos.

Es­te com­ple­jo en­torno eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co afec­ta ló­gi­ca­men­te a nues­tro país. Tam­bién nues­tra eco­no­mía se en­fren­ta a una cier­ta des­ace­le­ra­ción. En el pri­mer se­mes­tre del año ya vi­mos una me­nor ac­ti­vi­dad ex­por­ta­do­ra y una re­ba­ja del con­su­mo de las fa­mi­lias, pe­ro es­tos fac­to­res se pu­die­ron com­pen­sar con el cre­ci­mien­to de la in­ver­sión y el gas­to pú­bli­co. Pe­ro la in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca, el in­cre­men­to del pre­cio del cru­do, el me­nor apo­yo del tu­ris­mo an­te la me­jo­ra de nues­tros com­pe­ti­do­res y la des­ace­le­ra­ción de nues­tros ve­ci­nos ha­cen muy pro­ba­ble una re­ba­ja en el rit­mo de cre­ci­mien­to. No obs­tan­te, nues­tra eco­no­mía se­gui­rá man­te­nien­do un cre­ci­mien­to sen­si­ble­men­te su­pe­rior al res­to de la zo­na eu­ro ( un 2,6% en 2018 fren­te al 2% pre­vis­to pa­ra la Eu­ro­zo­na).

En re­su­men, mu­chos re­tos de ca­ra a lo que res­ta de año y el pró­xi­mo 2019. En nues­tro es­ce­na­rio ba­se, la eco­no­mía ame­ri­ca­na se­gui­rá cre­cien­do a buen rit­mo, Chi­na pa­lia­rá la ame­na­za co­mer­cial con otras me­di­das de es­tí­mu­lo y la eco­no­mía eu­ro­pea ve­rá po­co a po­co una vuel­ta a ci­fras más « nor­ma­les » de cre­ci­mien­to. Un es­ce­na­rio fa­vo­ra­ble que, sin em­bar­go, de­pen­de de mu­chos fac­to­res de ries­go que po­drían in­ci­dir es­pe­cial­men­te so­bre la Eu­ro­zo­na.

Ries­gos Los aran­ce­les a los au­to­mó­vi­les, una cri­sis en Ita­lia y un «hard» Bre­xit ame­na­zan el cre­ci­mien­to en la Unión Eu­ro­pea

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.