Por qué los fon­dos co­ti­za­dos es­tán re­vo­lu­cio­nan­do la for­ma de in­ver­tir

En­tre sus ven­ta­jas des­ta­ca que se tra­ta de un pro­duc­to sen­ci­llo de en­ten­der, que ofre­ce trans­pa­ren­cia dia­ria de su car­te­ra, que es lí­qui­do y que so­por­ta unos cos­tes muy ba­jos

ABC - Empresa - - Especial Etfs -

bre fu­tu­ra de si po­drá vol­ver a re­pe­tir­se. Por tan­to, ob­te­ner el com­por­ta­mien­to de ese mer­ca­do re­pre­sen­ta­do por un ín­di­ce es un buen re­sul­ta­do a me­dio y lar­go pla­zo.

Ade­más, los in­ver­so­res va­lo­ran te­ner la má­xi­ma cer­te­za y efi­cien­cia en sus in­ver­sio­nes y, por ello, ex­pre­san su po­si­cio­na­mien­to me­dian­te la in­ver­sión en ETFs, ya que les fa­ci­li­ta ob­te­ner el com­por­ta­mien­to de los ín­di­ces ele­gi­dos. Es­te uso de los ETFs, que em­pe­zó co­mo al­go cor­to­pla­cis­ta y tác­ti­co, se ha con­ver­ti­do en al­go más es­truc­tu­ral y es­tra­té­gi­co en la com­po­si­ción de las car­te­ras de los in­ver­so­res. Pe­ro, pa­ra te­ner una ma­yor efi­ca­cia en el re­sul­ta­do de una in­ver­sión, hay un as­pec­to fun­da­men­tal que nun­ca hay que ol­vi­dar y hay que te­ner siem­pre en cuen­ta: las co­mi­sio­nes o gas­tos so­por­ta­dos. En es­te as­pec­to, los ETFs son el pro­duc­to de aho­rro es­tre­lla, ya que su ra­tio de gas­tos to­ta­les es muy in­fe­rior (10-15 ve­ces) al res­to de pro­duc­tos de aho­rro, al os­ci­lar en me­dia des­de un 0,07% has­ta un 0,30% anual. Co­no­cer a fu­tu­ro qué ren­ta­bi­li­dad da­rá exac­ta­men­te el mer­ca­do de ac­cio­nes o de bo­nos «XYZ » es bas­tan­te di­fí­cil de sa­ber pe­ro lo que sí co­no­ce­mos de an­te­mano es lo que nos va cos­tar es­tar in­ver­ti­do. Pa­gar co­mi­sio­nes ba­jas se tra­du­ce en una ma­yor ven­ta­ja a fu­tu­ro y es­to es un as­pec­to cla­ve a la ho­ra de in­ver­tir y que to­do el mun­do en­tien­de.

Sin em­bar­go, lo más re­le­van­te pa­ra el aho­rra­dor es la de­mo­cra­ti­za­ción que el ETF ha traí­do al mun­do de la in­ver­sión. Tan­to el pe­que­ño aho­rra­dor, que dis­po­ne de 3.000 eu­ros pa­ra in­ver­tir, co­mo el gran in­ver­sor ins­ti­tu­cio­nal pue­den ac­ce­der al mis­mo ETF y ser tra­ta­dos igual en tér­mi­nos de gas­tos ya que, al ser un pro­duc­to que co­ti­za dia­ria­men­te, to­dos pue­den ac­ce­der a él sin dis­tin­ción.

Cuan­do hay un vehícu­lo de in­ver­sión con un fun­cio­na­mien­to sen­ci­llo de en­ten­der, que da trans­pa­ren­cia dia­ria de su car­te­ra, so­por­ta cos­tes ba­jos y es con­ve­nien­te, es de­cir, útil y pro­ve­cho­so, tie­ne to­dos los in­gre­dien­tes pa­ra atraer a mu­chos in­ver­so­res y re­vo­lu­cio­nar la for­ma de in­ver­tir. Avi­so Im­por­tan­te: Es­ta in­for­ma­ción es so­lo pa­ra uso in­for­ma­ti­vo y no cons­ti­tu- ye una ofer­ta de com­pra, recomendación de com­pra o so­li­ci­tud de in­ver­sión ni de­be ser tra­ta­da co­mo ase­so­ra­mien­to de in­ver­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.