«¿Ima­gen de las eléc­tri­cas? La gen­te no es­tá con­ten­ta don­de hay mo­no­po­lios»

Pa­blo Fer­nán­dez Cas­tro Pre­si­den­te y CEO de Norvento

ABC - Empresa - - Empresas Y Sectores - DANIEL CA­BA­LLE­RO

Norvento apos­tó por las ener­gías re­no­va­bles cuan­do aún es­ta­ban en pa­ña­les. Es­pa­ña, Reino Uni­do y Es­ta­dos Uni­dos son so­lo al­gu­nos de los te­rri­to­rios en los que la ener­gé­ti­ca tie­ne pre­sen­cia. Pe­ro no es de su la­bor in­ter­na­cio­nal de lo que es­tán más or­gu­llo­sos sino de su se­de en Ga­li­cia, que fun­cio­na 100% con re­no­va­bles y des­co­nec­ta­da de la red eléc­tri­ca. Una mues­tra del com­pro­mi­so éti­co y el ejem­plo con el que pre­di­can en la com­pa­ñía de 100% ca­pi­tal es­pa­ñol.

—¿Có­mo en­tien­de Norvento la tran­si­ción ener­gé­ti­ca?

— Aho­ra se ve el gran cam­bio con la ma­du­rez de las re­no­va­bles. Era al­go co­mo un sue­ño que pue­de ser una reali­dad, aun­que unos nos ajus­ta­mos con más vo­lun­tad que otros. Hay tam­bién otra opor­tu­ni­dad, que son los con­su­mi­do­res, que tam­bién lo quie­ren y bus­can una eco­no­mía más sos­te­ni­ble. En un país co­mo Es­pa­ña te­ne­mos ven­ta­ja res­pec­to a otros por el cli­ma.

—¿Es­pa­ña apro­ve­cha esa ven­ta­ja?

— La reali­dad se va a im­po­ner. Los úl­ti­mos años, por la cri­sis, se to­ma­ron de­ci­sio­nes que no eran ade­cua­das. Pe­ro to­dos es­tán yen­do ha­cia ello y na­die se va a que­dar con esa ri­que­za, que es de in­te­rés ge­ne­ral.

—¿Su se­de es el pro­yec­to del que es­tá mas or­gu­llo­so?

— No es el que más be­ne­fi­cios ha da­do ni el que ha su­pues­to más in­ver­sión, pe­ro es un sue­ño he­cho reali­dad. Aquí con­flu­yen to­das las tec­no­lo­gías, es un es­ca­pa­ra­te. A ni­vel glo­bal no hay otra ins­ta­la­ción se­ria ali­men­ta­da ple­na­men­te con re­no­va­bles, des­co­nec­ta­da de cual­quier red y con es­ta ca­li­dad tan al­ta de ener­gía.

— ¿ Se pue­de ex­por­tar es­te mo­de­lo de se­de a otras em­pre­sas?

— En eso es­ta­mos. Vie­ne mu­cha gen­te a ver­lo. Tam­bién hay 1.000 mi­llo­nes de per­so­nas sin elec­tri­ci­dad en el mun­do y mu­chos te­rri­to­rios sin ac­ce­so a ella. Esas zo­nas son sus­cep­ti­bles de uti­li­zar es­tos sis­te­mas y ese es uno de nues­tros ob­je­ti­vos.

—¿Hay con­cien­cia de que Es­pa­ña ne­ce­si­ta las re­no­va­bles?

— Creo que sí. La po­lí­ti­ca en el mun­do es que si tie­nes una ener­gía más ba­ra­ta que no con­ta­mi­na, lo ló­gi­co es que va­yas ha­cia ella. La gen­te per­ci­be que hay vo­lun­tad cla­ra y los go­bier­nos lo es­tán in­terio­ri­zan­do. Aho­ra han crea­do un mi­nis­te­rio, aun­que lo que más me gus­tan son las po­lí­ti­cas de ver­dad. Las re­no­va­bles son ba­ra­tas, crean pues­tos de tra­ba­jo, te ha­cen más au­tó­no­mo de las im­por­ta­cio­nes de com­bus­ti­bles fó­si­les... No les veo nin­gu­na des­ven­ta­ja.

—¿Qué re­tos tie­ne Norvento?

— Se­guir con el te­ma tec­no­ló­gi­co pa­ra aña­dir va­lor; ahí te­ne­mos mu­cho hue­co. Tam­bién con pro­yec­tos de I+D, y otra apues­ta nues­tra es la ge­ne­ra­ción dis­tri­bui­da, la in­te­gra­ción de tec­no­lo­gías, que po­da­mos rea­li­zar esos pro­yec­tos pa­ra el sec­tor in­dus­trial.

—Sus com­pe­ti­do­res son las gran­des com­pa­ñías pe­ro ima­gino la di­fi­cul­tad de ha­cer­les fren­te...

— Se­gún las em­pre­sas te vas es­pe­cia­li­zan­do en ni­chos de mer­ca­do. Nues­tros pro­yec­tos son más en de­ta­lle; com­pe­ti­mos ha­cien­do muy bien los pro­yec­tos, cui­da­mos ca­da as­pec­to... Las em­pre­sas pe­que­ñas son más efi­cien­tes que las gran­des en cier­tos pro­ce­sos.

—¿Cree que Norvento se ha sal­va­do de la ma­la ima­gen del sec­tor?

— Sí. Sin echar la cul­pa a na­da, don­de hay mo­no­po­lios, la gen­te no es­tá con­ten­ta. Nos gus­ta que ha­ya ofer­ta. El te­ma de las com­pa­ñías eléc­tri­cas en su ori­gen era un mo­no­po­lio na­tu­ral y aho­ra la tran­si­ción ener­gé­ti­ca es un em­po­de­ra­mien­to de la so­cie­dad. Los cli­chés de que los ban­que­ros son los peo­res, las eléc­tri­cas tam­bién... sue­nan muy bien co­mo po­pu­lis­mo, pe­ro las co­sas cam­bian. Hay que com­pe­tir y ellas tam­bién es­tán en el jue­go aun­que sean muy po­de­ro­sas. Hay una Co­mi­sión (CNMC) que les vi­gi­la.

—¿Ha­cia dón­de avan­za el sec­tor?

— La ener­gía fo­to­vol­tai­ca y eó­li­ca son las más com­pe­ti­ti­vas. Y el al­ma­ce­na­mien­to eléctrico es fun­da­men­tal. Es ya una tec­no­lo­gía que re­du­ce cos­tes y no sa­bre­mos a dón­de po­drá lle­gar; pue­de cam­biar el sis­te­ma. Las re­no­va­bles lo re­vo­lu­cio­na­ron to­do y que ten­gas al­ma­ce­na­do ese ex­ce­so de ener­gía lo cam­bia­rá to­do. El co­che eléctrico no de­ja de ser un sis­te­ma de al­ma­ce­na­mien­to.

—Norvento es una em­pre­sa de 100% ca­pi­tal es­pa­ñol. ¿No se plan­tean dar en­tra­da a in­ver­so­res ex­tran­je­ros?

— No in­flu­ye en nues­tro desa­rro­llo. So­mos una em­pre­sa fa­mi­liar y no he­mos sen­ti­do la ne­ce­si­dad. Con lo que te­ne­mos va­mos cre­cien­do sin di­fi­cul­ta­des.

—Pe­ro, ¿han lle­ga­do ofer­tas?

— Siem­pre vie­nen. Aho­ra hay mu­chos fon­dos que ofre­cen co­sas pe­ro nun­ca les he es­cu­cha­do. Les atien­do y apren­des pe­ro que­re­mos una em­pre­sa con­tro­la­da en el seno fa­mi­liar que nos per­mi­te to­mar de­ci­sio­nes rá­pi­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.