Ama­lia Ro­drí­guez

Di­rec­to­ra de Re­cur­sos Hu­ma­nos de Hei­ne­ken Es­pa­ña

ABC - Empresa - - Gestión Y Talento -

En es­ta vo­rá­gi­ne del mun­do vuca, la ca­pa­ci­dad y agi­li­dad pa­ra apren­der se con­vier­te en el grial que per­mi­te a las or­ga­ni­za­cio­nes com­pe­tir con éxi­to. Hoy no se tra­ta de sa­ber, se tra­ta de sa­ber apren­der. Y pa­ra apren­der, hay que equi­vo­car­se, y pa­ra equi­vo­car­se hay que pro­bar. Acep­tar el error co­mo he­rra­mien­ta de apren­di­za­je es un atri­bu­to ne­ce­sa­rio en la cul­tu­ra de una or­ga­ni­za­ción que quie­ra ser una or­ga­ni­za­ción que apren­de. Otro ele­men­to cla­ve es el ac­ce­so a la in­for­ma­ción. Ge­ne­rar un espacio ni­fi­ca de­mo­cra­ti­zar de apren­di­za­je la in­for­ma­ción, co­lec­ti­vo si­gel da­to, y desa­rro­llar co­rrien­tes con­ti­nuas de flu­jo de in­for­ma­ción y experiencias. Un ter­cer ele­men­to es el li­de­raz­go. Los lí­de­res de­ben en­ten­der su rol des­de un si­tio di­fe­ren­te; la fa­ci­li­ta­ción, el feed­back, la co­mu­ni­ca­ción son los lu­ga­res des­de don­de con­tri­bu­ye a desa­rro­llar una or­ga­ni­za­ción que apren­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.