EL DES­PE­GUE ECO­NÓ­MI­CO DES­NU­DA LA DESIGUALDAD EN­TRE RE­GIO­NES, AGRAVADA DES­DE LA CRI­SIS

Ma­drid y las is­las ya tie­nen más em­pleo que an­tes de la re­ce­sión; As­tu­rias so­lo ha re­cu­pe­ra­do la ter­ce­ra par­te del que per­dió

ABC - Empresa - - Sumario - RO­BER­TO PÉREZ

En los cin­co úl­ti­mos años de re­mon­ta­da eco­nó­mi­ca, Es­pa­ña ha crea­do 2,6 mi­llo­nes de em­pleos ne­tos, pe­ro la mi­tad de to­dos ellos se han con­cen­tra­do en so­lo tres re­gio­nes: la lo­co­mo­to­ra ma­dri­le­ña, y las dos po­ten­cias eco­nó­mi­cas del ar­co me­di­te­rrá­neo –Ca­ta­lu­ña y la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na–. El dato, en sí mis­mo, da idea del de­sigual re­par­to geo­grá­fi­co de es­ta re­mon­ta­da. De he­cho, el ma­pa de es­ta re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca es­tá po­nien­do al des­nu­do las pro­fun­das de­sigual­da­des que se dan en­tre te­rri­to­rios, una bre­cha que la cri­sis se en­car­gó de agra­var.

En tér­mi­nos de ge­ne­ra­ción de em­pleo, se es­tán dan­do gran­des dis­pa­ri­da­des en­tre re­gio­nes, e in­clu­so en­tre pro­vin­cias de un mis­mo te­rri­to­rio. El pro­ble­ma de fon­do es el múscu­lo eco­nó­mi­co que tie­nen unas y otras re­gio­nes. Las más fuer­tes han ce­rra­do con ma­yor ra­pi­dez la cri­sis, han ren­ta­bi­li­za­do de for­ma ace­le­ra­da la eta­pa de ex­pan­sión y han vis­to cre­cer el em­pleo con fuer­za – en al­gu­nos ca­sos has­ta su­peran­do la ocu­pa­ción que te­nían an­tes de la re­ce­sión–. Sin em­bar­go, los te­rri­to­rios con me­nos múscu­lo eco­nó­mi­co, con es­truc­tu­ras pro­duc­ti­vas y de­mo­grá­fi­cas dé­bi­les, si­guen sin ser ca­pa­ces de apro­ve­char es­ta re­mon­ta­da y es­tán muy le­jos de re­cu­pe­rar el em­pleo que les des­tru­yó la cri­sis. In­ca­pa­ces de su­tu­rar las he­ri­das de la re­ce­sión, al­gu­nos de esos te­rri­to­rios mues­tran sín­to­mas preo­cu­pan­tes, que es­tán an­cla­dos en su par­ti­cu­lar cri­sis es­truc­tu­ral –en­dé­mi­ca–, más allá de la cri­sis co­yun­tu­ral que azo­tó al con­jun­to del país en­tre 2007 y 2013.

As­tu­rias es el ca­so más crí­ti­co: cuan­do Es­pa­ña an­da ya por su quin­to año de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y de ex­pan­sión del mer­ca­do la­bo­ral, el Prin­ci­pa­do so­lo ha si­do ca­paz de re­cu­pe­rar una ter­ce­ra par­te de to­do el em­pleo que per­dió du­ran­te la cri­sis. En el ex­tre­mo opues­to se en­cuen­tra la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, que aho­ra tie­ne 130.000 em­pleos más que an­tes de la re­ce­sión. Las is­las, al ca­lor del tu­ris­mo, tam­bién han re­cu­pe­ra­do, por ex­ce­so, el em­pleo que les des­tru­yó la cri­sis. Ba­lea­res li­de­ra la lis­ta: con la re­ce­sión per­dió al­go más de 60.000 ocu­pa­dos, pe­ro en los cin­co úl­ti­mos años ha crea­do 109.000 em­pleos ne­tos.

Ma­drid, Ba­lea­res y Ca­na­rias son las tres au­to­no­mías que ya tie­nen más afi­lia­dos a la Se­gu­ri­dad So­cial que an­tes de la eta­pa de re­ce­sión. Na­va­rra, País Vas­co y Ca­ta­lu­ña son las tres si­guien­tes en la lis­ta: aún no han re­cu­pe­ra­do to­do el em­pleo per­di­do du­ran­te el re­tro­ce­so eco­nó­mi­co, pe­ro es­tán muy cer­ca de lo­grar­lo. En el ex­tre­mo opues­to, a la co­la, tras As­tu­rias es­tán Cas­ti­lla y León, Ga­li­cia y Cas­ti­lla-La Man­cha: ca­si la mi­tad de to­do el em­pleo que des­tru­yó la cri­sis aún no ha si­do re­cu­pe­ra­do en esas tres re­gio­nes.

Dis­pa­ri­dad pro­vin­cial

Si el aná­li­sis se ha­ce por pro­vin­cias, el ma­pa de la desigualdad to­da­vía es más elo­cuen­te. Za­mo­ra, León y Oren­se son los ca­sos más ex­tre­mos: tan so­lo han lo­gra­do re­cu­pe­rar el 25,9%, el 30,2% y el 32,8% del em­pleo que per­die­ron du­ran­te la cri­sis. Tras ellas, As­tu­rias, con una ta­sa de re­cu­pe­ra­ción la­bo­ral del 33,5%. A con­ti­nua­ción, Ávila (38%). Lu­go, To­le­do y Ciu­dad Real tam­po­co han com­pen­sa­do si quie­ra la mi­tad de la ocu­pa­ción que les des­tru­yó la re­ce­sión.

En el la­do opues­to, ade­más de Ba­lea­res y Ma­drid, las pro­vin­cias que aho­ra tie­nen más em­pleo que an­tes de la cri­sis son Al­me­ría, Má­la­ga, Huel­va, Las Pal­mas, So­ria, Bar­ce­lo­na y Ála­va.

Igual que hay una enor­me dis­pa­ri­dad en­tre unas y otras re­gio­nes, la hay tam­bién en­tre unas y otras pro­vin­cias de una mis­ma re­gión. In­clu­so en­tre las tra­di­cio­nal­men­te po­ten­tes, ca­so de Ca­ta­lu­ña o el País Vas­co. Mien­tras Bar­ce­lo­na tie­ne más em­pleos que an­tes de la cri­sis, a Ta­rra­go­na y Lé­ri­da aún les que­da re­cu­pe­rar el 35% de los pues­tos que per­die­ron. Y mien­tras el mer­ca­do la­bo­ral ala­vés ha su­tu­ra­do las he­ri­das de la cri­sis, en el de Viz­ca­ya aún es­tá por ci­ca­tri­zar la ter­ce­ra par­te. En An­da­lu­cía es enor­me el con­tras­te que se da en­tre el des­pe­gue del em­pleo de Al­me­ría y Má­la­ga, y la len­ta re­cu­pe­ra­ción por la que tran­si­ta Jaén. Al­go si­mi­lar a lo que ocu­rre en Cas­ti­lla y León en­tre

Se­go­via y Va­lla­do­lid, por un la­do, y el crí­ti­co pa­no­ra­ma que se da en Za­mo­ra y León.

Fal­ta ca­pi­tal hu­mano

«Lo que evi­den­cian es­tos da­tos es que hay una di­fe­ren­cia es­truc­tu­ral enor­me en­tre las eco­no­mías de unos y otros te­rri­to­rios, en gran par­te por la de­mo­gra­fía. La des­po­bla­ción y el en­ve­je­ci­mien­to son un las­tre tre­men­do, por­que eso hun­de el em­pren­di­mien­to y la ca­pa­ci­dad de ge­ne­ra­ción de em­pleo», ex­pli­ca el eco­no­mis­ta Jorge Biel­sa, pro­fe­sor de la Fa­cul­tad de Eco­no­mía y Em- presa de la Uni­ver­si­dad de Za­ra­go­za. «El cre­ci­mien­to, hoy en día, se ba­sa en ca­pi­tal hu­mano, for­ma­ción e in­no­va­ción; si en los te­rri­to­rios de­mo­grá­fi­ca­men­te de­pri­mi­dos no se re­vier­te el pro­ce­so de pér­di­da de ca­pi­tal hu­mano, no de­ja­rán de lan­gui­de­cer», ad­vier­te.

Tras los años del «boom», la cri­sis se en­car­gó de po­ner al des­nu­do el au­tén­ti­co múscu­lo es­truc­tu­ral de unos y otros te­rri­to­rios. Las de­bi­li­da­des es­truc­tu­ra­les de las zo­nas más dé­bi­les que­da­ron di­fu­mi­na­das en los años del «boom » , pe­ro con la cri­sis aca­ba­ron por que­dar al des­cu­bier­to, ex­pli­ca Jor- ge Biel­sa. Lue­go, cuan­do se ha vuel­to a cre­cer, se ha vis­to la enor­me bre­cha que se­pa­ra a unos y a otros te­rri­to­rios en ca­pa­ci­dad real de cre­ci­mien­to, en po­ten­cia en­dó­ge­na. Y se ha com­pro­ba­do que hay pro­vin­cias atra­pa­das que si­guen en cri­sis años des­pués de ha­ber pa­sa­do la re­ce­sión.

La reali­dad de­no­ta tam­bién otro pro­ble­ma aña­di­do: el de las eco­no­mías re­gio­na­les que no desa­rro­lla­ron te­ji­dos pro­duc­ti­vos só­li­dos o que de­pen­dían de sec­to­res que ca­ye­ron en de­cli­ve y no han si­do su­pli­dos por otros.

El aná­li­sis de los da­tos arro­ja otra apa­ren­te pa­ra­do­ja: que em­pleo y pa­ro no siem­pre van de la mano. Así, hay re­gio­nes de­pri­mi­das que, sin em­bar­go, tie­nen ba­jas ta­sas de pa­ro, de­bi­do a que hay po­ca po­bla­ción; y, a la in­ver­sa, hay re­gio­nes que pe­se a es­tar crean­do em­pleo arras­tran al­tas ta­sas de des­em­pleo, de­bi­do a que no hay tra­ba­jo su­fi­cien­te pa­ra su po­bla­ción ac­ti­va.

En tér­mi­nos de des­em­pleo, «el cua­dran­te no­res­te mues­tra ma­yo­res sig­nos de re­cu­pe­ra­ción», ex­pli­ca la doc­to­ra en Eco­no­mía e in­ves­ti­ga­do­ra de la Fun­da­ción Iseak, Lucía Gor­jón. «En Ba­lea­res, Ca­ta­lu­ña, Na­va­rra, Ara­gón, La Rio­ja y Ma­drid, más del 53% de la po­bla­ción ma­yor de 16 años es­tá ocu­pa­da. Sin em­bar­go, en el res­to del país, el pe­so de los ocu­pa­dos no al­can­za el 50%; en con­cre­to, en As­tu­rias, Ex­tre­ma­du­ra y An­da­lu­cía ape­nas son un 44%», de­ta­lla. Y des­ta­ca que, «en cuan­to a la ta­sa de pa­ro, las di­fe­ren­cias nor­te-sur tam­bién son muy no­ta­bles: las re­gio­nes con peo­res re­sul­ta­dos son An­da­lu­cía, Ex­tre­ma­du­ra y Ca­na­rias, con unas ta­sas de pa­ro por en­ci­ma del 20%; un se­gun­do blo­que for­ma­do por Cas­ti­lla-La Man­cha, Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na y Mur­cia tie­nen una ta­sa de pa­ro en­tre el 15 y el 17%; en ter­cer lu­gar se si­túan Ga­li­cia, Cas­ti­lla y León, Ma­drid, As­tu­rias y Ca­ta­lu­ña, con ta­sas de en­tre el 11 y el 14%; y el gru­po for­ma­do por Ba­lea­res, Can­ta­bria, País Vas­co, La Rio­ja, Na­va­rra y Ara­gón tie­nen ni­ve­les de des­em­pleo in­fe­rio­res al 10%».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.