IN­NO­VA­CIÓN PA­RA EN­FREN­TAR LA CRI­SIS DEL AGUA

ABC - Empresa - - Coyuntura - JU­LIÁN SUÁREZ MIGLIOZZI VI­CE­PRE­SI­DEN­TE DE DESA­RRO­LLO SOS­TE­NI­BLE DE CAF

La ex­pan­sión de­mo­grá­fi­ca, el desa­rro­llo eco­nó­mi­co im­pul­sa­do por el cre­ci­mien­to in­dus­trial, la con­cen­tra­ción ur­ba­na y el cam­bio cli­má­ti­co han con­fi­gu­ra­do un es­ce­na­rio glo­bal en el cual la de­man­da por agua, que cre­ce a ra­zón del 1% in­ter­anual, se ha mul­ti­pli­ca­do por seis en los úl­ti­mos 100 años. Pa­ra­le­la­men­te, más de la mi­tad de la po­bla­ción mun­dial vi­ve en áreas con po­ten­cial es­ca­sez de agua en pe­río­dos de al me­nos un mes al año, y se es­ti­ma que pa­ra 2025 más del 60% de la po­bla­ción mun­dial es­ta­rá ex­pues­ta a con­di­cio­nes de es­trés hí­dri­co. Es­tos da­tos re­fle­jan uno de los ma­yo­res re­tos que en­fren­ta la se­gu­ri­dad hí­dri­ca: las se­quías. Pe­ro tam­bién ca­be su­mar­le el es­trés pro­duc­to de inun­da­cio­nes, epi­so­dios lla­ma­dos a in­ten­si­fi­car­se co­mo con­se­cuen­cia del cam­bio cli­má­ti­co, y que tie­nen im­pli­ca­cio­nes par­ti­cu­lar­men­te de­vas­ta­do­ras en Amé­ri­ca La­ti­na.

Pa­ra cum­plir las me­tas de los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble so­bre el agua, y ba­jo la pre­mi­sa de que no es con­di­ción su­fi­cien­te ha­cer más, sino que de­be­mos ha­cer­lo me­jor, de­be­mos re­pen­sar có­mo las so­cie­da­des y los Es­ta­dos pue­den ha­cer fren­te a es­tos desafíos. En es­te con­tex­to, la in­no­va­ción, el uso de nue­vas tec­no­lo­gías y el apro­ve­cha­mien­to del big da­ta en la ges­tión del agua ga­nan re­le­van­cia, ya que es­tán lla­ma­dos a fa­vo­re­cer la pla­ni­fi­ca­ción, eje­cu­ción y ope­ra­ción de las in­ver­sio­nes.

La in­no­va­ción pa­sa por el desa­rro­llo de nue­vas tec­no­lo­gías, pe­ro tam­bién por el de mo­de­los in­no­va­do­res de ges­tión, fi­nan­cia­mien­to y go­ber­nan­za, con­ci­bien­do los re­cur­sos, in­clu­so los ya uti­li­za­dos, co­mo po­ten­cia­les nue­vos re­cur­sos. Por ejem­plo, ca­da vez es más fre­cuen­te el apro­ve­cha­mien­to de aguas re­si­dua­les tra­ta­das pa­ra fi­nes agrí­co­las, in­dus­tria­les e in­clu­so con­su­mo hu­mano, lo cual re­afir­ma la idea de la eco­no­mía cir­cu­lar. Tam­bién se es­tá avan­zan­do en la re­car­ga ar­ti­fi­cial de acuíferos, tan­to con aguas cla­ras co­mo con aguas re­si­dua­les tra­ta­das. Al­go si­mi­lar se ob­ser­va en el desa­rro­llo de plan­tas desa­li­ni­za­do­ras, que ca­da vez tie­nen cos­tes más com­pe­ti­ti­vos.

Es­tos avan­ces tec­no­ló­gi­cos, no obs­tan­te, di­fie­ren sus­tan­cial­men­te en­tre re­gio­nes, agu­di­zan­do las bre­chas de desa­rro­llo. A di­fe­ren­cia de la si­tua­ción que se re­gis­tra en Eu­ro­pa, en Amé­ri­ca La­ti­na to­da­vía 32 mi­llo­nes de per­so­nas no tie­nen ac­ce­so bá­si­co al agua, más de 90 mi­llo­nes no tie­nen aún ac­ce­so bá­si­co al sa­nea­mien­to y el por­cen­tual de aguas re­si­dua­les tra­ta­das es su­ma­men­te li­mi­ta­do. Sin em­bar­go, Amé­ri­ca La­ti­na tam­bién ha avan­za­do en la ma­te­ria, y se ob­ser­van for­mas or­ga­ni­za­ti­vas in­no­va­do­ras, ta­les co­mo los mo­de­los aso­cia­ti­vos a ni­vel ru­ral, o la apli­ca­ción de tec­no­lo­gías no­ve­do­sas de co­se­cha de agua que se apli­can par­ti­cu­lar­men­te en el ám­bi­to ru­ral, pe­ro tam­bién en al­gu­nas ciu­da­des de la re­gión, co­mo la cap­ta­ción de agua de nie­bla y otras ex­pe­rien­cias en ma­te­ria de fil­tra­ción o de­sin­fec­ción pa­ra do­tar de agua se­gu­ra. Es­tas ex­pe­rien­cias, al igual que las pri­me­ras, me­re­cen ser sis­te­ma­ti­za­das, re­pli­ca­das y es­ca­la­das.

En cuan­to a la agri­cul­tu­ra, la com­pe­ten­cia por los es­ca­sos re­cur­sos hí­dri­cos en mu­chos lu­ga­res es in­ten­sa, he­cho que su­po­ne una li­mi­ta­ción pa­ra la pro­duc­ción de ali­men­tos pa­ra cien­tos de mi­llo­nes de per­so­nas. Me­dian­te la in­no­va­ción se pue­den pro­du­cir más ali­men­tos por uni­dad de agua en to­dos los ti­pos de sis­te­mas agrí­co­las, cal­cu­lán­do­se que un au­men­to del 35% en la pro­duc­ti­vi­dad del agua po­dría re­du­cir el con­su­mo adi­cio­nal de agua de cul­ti­vo del 80% al 20%.

El Sis­te­ma Au­to­má­ti­co de In­for­ma­ción Hi­dro­ló­gi­ca (SAIH) desa­rro­lla­do en Es­pa­ña, só­lo por men­cio­nar un ca­so, es una excelente ini­cia­ti­va de la cual Amé­ri­ca La­ti­na po­dría re­co­ger va­lio­sas lec­cio­nes a replicar. Es­te sis­te­ma ofre­ce mo­de­los de llu­via-es­cu­rri­mien­to y da­tos en tiem­po real que an­ti­ci­pan las se­quías y tam­bién pre­ci­pi­ta­cio­nes e inun­da­cio­nes. No obs­tan­te, es­tos desa­rro­llos, así co­mo otros sis­te­mas de aler­ta tem­pra­na, re­quie­ren no só­lo de la opor­tu­na ges­tión de da­tos con­fia­bles y de al­go­rit­mos so­fis­ti­ca­dos que la tec­no­lo­gía sim­pli­fi­ca, sino que tam­bién de­pen­den de for­mas so­cio-or­ga­ni­za­ti­vas efi­cien­tes y de una efi­cien­te y efi­caz go­ber­nan­za.

En es­te pro­pó­si­to de apren­di­za­je bi­di­rec­cio­nal se ahon­dó en la cuar­ta edi­ción de los Diálogos del Agua Amé­ri­ca La­ti­na-Es­pa­ña, re­cien­te­men­te ce­le­bra­da en Ma­drid. Pa­ra avan­zar ha­cia mo­de­los de ges­tión del re­cur­so hí­dri­co más in­no­va­do­res, es in­dis­pen­sa­ble ge­ne­rar es­pa­cios pa­ra acer­car las ex­pe­rien­cias y com­par­tir los desafíos glo­ba­les me­dian­te el de­ba­te, la re­fle­xión y la ge­ne­ra­ción de pro­pues­tas. Con coope­ra­ción, alian­zas y una bue­na ges­tión del co­no­ci­mien­to apli­ca­do a la ges­tión del agua se­rá me­nos im­pro­ba­ble acor­tar bre­chas y apun­tar al desa­rro­llo sos­te­ni­ble de Amé­ri­ca La­ti­na.

Es in­dis­pen­sa­ble ge­ne­rar es­pa­cios pa­ra acer­car las ex­pe­rien­cias y com­par­tir los desafíos glo­ba­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.