UNA VA­CU­NA DE INTEGRACIÓN PA­RA FRE­NAR EL VI­RUS PO­PU­LIS­TA

El XII En­cuen­tro Em­pre­sa­rial Ibe­roa­me­ri­cano se sal­dó con una reivin­di­ca­ción del mul­ti­la­te­ra­lis­mo

ABC - Empresa - - Sumario - F. PÉ­REZ

Im­pul­sar el mul­ti­la­te­ra­lis­mo y la integración eco­nó­mi­ca co­mo an­tí­do­tos pa­ra fre­nar la pro­pa­ga­ción del ame­na­zan­te vi­rus del po­pu­lis­mo y de su ex­ten­di­da va­rian­te pro­tec­cio­nis­ta. Ese fue uno de los men­sa­jes más re­pe­ti­dos en la XXVI Cum­bre Ibe­roa­me­ri­ca­na de Je­fes de Es­ta­do y de Gobierno ce­le­bra­da la se­ma­na pa­sa­da en la ciudad gua­te­mal­te­ca de An­ti­gua. Y tam­bién fue uno de los ar­gu­men­tos cen­tra­les del XII En­cuen­tro Em­pre­sa­rial Ibe­roa­me­ri­cano, el úni­co ac­to em­pre­sa­rial del pro­gra­ma ofi­cial de la Cum­bre. Or­ga­ni­za­do por la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral Ibe­roa­me­ri­ca­na (Se­gib), el Con­se­jo de Em­pre­sa­rios Ibe­roa­me­ri- ca­nos (CEIB) y el Co­mi­té Coor­di­na­dor de Aso­cia­cio­nes Agrí­co­las, Co­mer­cia­les, In­dus­tria­les y Fi­nan­cie­ras de Guatemala (CACIF), el foro reunió a más de 700 em­pre­sa­rios de to­da la Re­gión. El en­cuen­tro, que con­tó con la pre­sen­cia de sie­te je­fes de Es­ta­do y fue clau­su­ra­da por Fe­li­pe VI, in­clu­ye una reunión de los 23 pre­si­den­tes de las or­ga­ni­za­cio­nes em­pre­sa­ria­les que for­man CEIB en el que se ela­bo­ran re­co­men­da­cio­nes que des­pués elevan a la Cum­bre Ibe­roa­me­ri­ca­na.

Y ya durante la inau­gu­ra­ción del even­to, la se­cre­ta­ria ge­ne­ral ibe­roa­me­ri­ca­na, Re­be­ca Gryns­pan, co­men­zó a de­jar cla­ro que el pe­li­gro de los muros que es­tá le­van­tan­do el po­pu­lis­mo es real. «Si no lo­gra­mos vol­ver a con­ven­cer a nues­tra ciu­da­da­nía de que nuestro sis­te­ma social, po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co fun­cio­na, ten­dre­mos un cal­do de cul­ti­vo pa­ra lo que no que­re­mos», aler­tó Gryns­pan, quien re­cor­dó que el 70% de los la­ti­noa­me­ri­ca­nos con­si­de­ra que «se go­bier­na pa­ra unos po­cos». Gryns­pan in­sis­tió en que re­cu­pe­rar la con­fian­za ciudadana en las ins­ti­tu­cio­nes es esen­cial pa­ra que la es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca no se vea afec­ta­da, peo re­cor­dó tam­bién que es im­pres­cin­di­ble ac­ti­var el «es­ca­so» co­mer­cio in­ter­re­gio­nal, que ape­nas alcanza el 16,8%, fren­te al 70% que su­ma en re­gio­nes co­mo Asia o Eu­ro­pa.

«En efecto, el co­mer­cio in­tra­rre­gio­nal es una de los más ba­jos del mundo, y, so­bre to­do, muy acu­sa­do si lo com­pa­ra­mos con el de otras re­gio­nes co­mo son Amé­ri­ca del Nor­te, Eu­ro­pa y el Sud­es­te asiá­ti­co. Las ra­zo­nes re­si­den en múl­ti­ples fac­to­res, co­mo son el me­nor gra­do de integración re­gio­nal y el es­ca­so desa­rro­llo de las in­fraes­truc­tu­ras re­gio­na­les, en mu­chos ca­sos di­fi­cul­ta­da por una oro­gra­fía muy com­pli­ca­da», ex­pli­ca a ABC Nar­ci­so Ca­sa­do, se­cre­ta­rio per­ma­nen­te del CEIB. For­ta­le­cer blo­ques co­mer­cia­les co­mo la in­ci­pien­te Alian­za del Pa­cí­fi­co o el Mer­co­sur puede ayu­dar a re­du­cir es­te dé­fi­cit, aun­que Ca­sa­do re­cuer­da que «el gra­do de for­ta­le­za de los blo­ques co­mer­cia­les no so­lo es­tá con­di­cio­na­do por la eli­mi­na­ción de los aran­ce­les y de las ba­rre­ras no aran­ce­la­rias, sino tam­bién por la vo­lun­tad y ca­pa­ci­dad de erra­di­car ba­rre­ras no aran­ce­la­rias, fi­jar re­glas co­mu­nes y es­ta­ble­cer una unión adua­ne­ra».

De la ne­ce­si­dad de eli­mi­nar obs­tá­clos y crear un en­torno pro­pi­cio pa­ra las em­pre­sas que per­mi­ta lo­grar un cre­ci­mien­to sos­te­ni­do en la zo­na ha­bló tam­bién An­to­nio Ga­ra­men­di, el nue­vo pre­si­den­te de la CEOE, en su in­ter­ven­ción pa­ra pre­sen­tar las re­co­men­da­cio­nes del

en­cuen­tro. «El desa­rro­llo en la re­gión de­pen­de­rá de cómo se afron­ten y su­peren los pro­ble­mas que han im­pe­di­do un ma­yor desem­pe­ño eco­nó­mi­co, co­mo las im­per­fec­cio­nes del mer­ca­do fi­nan­cie­ro, el ré­gi­men fis­cal de­sigual, la apli­ca­ción de­fec­tuo­sa de las nor­ma­ti­vas la­bo­ra­les, los al­tos cos­tes de en­tra­da y otras ba­rre­ras a la com­pe­ten­cia, o el dé­fi­cit de for­ma­ción e in­no­va­ción», ex­pli­có.

Ca­sa­do cree que «en los úl­ti­mos años se han rea­li­za­do im­por­tan­tes es­fuer­zos pa­ra me­jo­rar el cli­ma de ne­go­cios en la re­gión; sin em­bar­go, ca­ben me­jo­ras en lo que res­pec­ta a la ca­li­dad ins­ti­tu­cio­nal. No me­nos im­por­tan­te es que se ha­ga hin­ca­pié en la ne­ce­si­dad de ase­gu­rar un pro­ce­so de tran­si­ción gra­dual que per­mi­ta la re­duc­ción del sec­tor in­for­mal, que es uno de las prin­ci­pa­les mo­ti­vos que ex­pli­can los es­ca­sos avan­ces de pro­duc­ti­vi­dad lo­gra­dos en las úl­ti­mas décadas, y la fuer­te ato­mi­za­ción em­pre­sa­rial». En es­te sen­ti­do, Ca­sa­do ex­pli­ca que «la in­no­va­ción, la educación y for­ma­ción fue­ron otros de los as­pec­tos en los que se in­ci­die­ron en el en­cuen­tro».

En el even­to, el pre­si­den­te de la pa­tro­nal gua­te­mal­te­ca, Mar­co Au­gus­to Gar­cía No­rie­ga, ins­tó a que sea el pro­pios sec­tor pri­va­do el que li­de­re la in­te­gra­cón eco­nó­mi­ca por­que «la reali­dad ha de­mos­tra­do que la ma­yo­ría de es­fuer­zos por la vía di­plo­má­ti­ca o po­lí­ti­ca han fra­ca­sa­do o han te­ni­do éxi­tos muy por de­ba­jo de lo es­pe­ra­do». Ca­sa­do cree que el li­der­za­go en los pro­ce­sos de «integración re­gio­nal co­rres­pon­de a los go­bier­nos», pe­ro coin­ci­de en que «las or­ga­ni­za­cio­nes y las em­pre­sas de­ben rea­li­zar un es­fuer­zo en des­ta­car las ven­ta­jas, en­tre las que de­be­ría­mos sub­ra­yar una ma­yor di­ver­si­fi­ca­ción re­gio­nal del co­mer­cio ex­te­rior, un cre­ci­mien­to más en­dó­geno y la con­se­cu­ción de un mer­ca­do de ma­yo­res di­men­sio­nes pa­ra que las em­pre­sas lo­ca­les pue­dan ad­qui­rir más es­ca­la, que les per­mi­ta ga­nar en com­pe­ti­ti­vi­dad, pro­du­cir bie­nes y pres­tar ser­vi­cios más ase­qui­bles a la po­bla­ción y com­pe­tir en los mer­ca­dos glo­ba­les».

Un pi­lar esen­cial

La ci­ta sir­vió ade­más pa­ra re­fren­dar el tra­di­cio­nal in­te­rés de la com­pa­ñías es­pa­ño­las en la re­gión. El en­cuen­tro, que con­tó con el apo­yo de com­pa­ñías co­mo Rep­sol, Ibe­ria, Map­fre, BBVA, La Li­ga y Cox Energy, su­mó la pre­sen­cia de más de 150 esm­pre­sa­rios de nuestro país. «Ibe­roa­mé­ri­ca es vi­tal pa­ra las em­pre­sas es­pa­ño­las, que dis­po­nen de stock de in­ver­sión di­rec­ta su­pe­rior a los 120.000 mi­llo­nes de eu­ros, con pre­sen­cia en sec­to­res es­tra­té­gi­cos de las fi­nan­zas, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, in­fraes­truc­tu­ras, energía, me­dio am­bien­te, en­tre otros. Ibe­roa­mé­ri­ca es y se­gui­rá sien­do un pi­lar esen­cial pa­ra la ac­ti­vi­dad de nues­tras em­pre­sas», con­clu­ye Ca­sa­do.

CA­SA REAL

Fe­li­pe VI clau­su­ró el XII En­cuen­tro Em­pre­sa­rial celebrado la pa­sa­da se­ma­na en Guatemala

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.