BIT­COIN SE HUN­DE Y SIEM­BRA DU­DAS SO­BRE EL FU­TU­RO DEL DI­NE­RO DI­GI­TAL

La crip­to­di­vi­sa más fa­mo­sa del mundo pier­de ca­si un 80% des­de los má­xi­mos que al­can­zó en di­ciem­bre del año pa­sa­do La vio­len­ta caí­da co­ge a los in­ver­so­res con el pie cam­bia­do y los ana­lis­tas ven bas­tan­te com­pli­ca­da la re­mon­ta­da a cor­to pla­zo

ABC - Empresa - - Sumario - JOSÉ JIMÉNEZ ÁL­VA­REZ

En sep­tiem­bre del año pa­sa­do, al con­se­je­ro de­le­ga­do de JP Mor­gan, Ja­mie Di­mon, le llo­vie­ron las crí­ti­cas por decir que bit­coin era «un frau­de». En­ton­ces, la crip­to­di­vi­sa más po­pu­lar del mundo co­ti­za­ba en torno a los 4.200 dó­la­res y na­da ha­cía pre­sa­giar que en los tres me­ses si­guien­tes se iba a dis­pa­rar has­ta ro­zar los 20.000 dó­la­res. Pe­ro es­ta se­ma­na, bit­coin ha vuel­to a co­ti­zar por de­ba­jo de los 4.200 dó­la­res, y lo que es peor, en me­dio de un mer­ca­do do­mi­na­do por el pá­ni­co ven­de­dor, en el que los so­por­tes son de man­te­qui­lla y don­de na­die se ex­pli­ca cómo ha re­ven­ta­do una de las bur­bu­jas más ful­gu­ran­tes de la his­to­ria. Des­de los má­xi­mos de di­ciem­bre, el des­plo­me ron­da el 80 por cien­to, aun­que el cas­ti­go ha si­do ge­ne­ra­li­za­do pa­ra to­das las crip­to­di­vi­sas, que pier­den en estos on­ce me­ses 700.000 mi­llo­nes de dó­la­res en ca­pi­ta­li­za­ción.

Las co­sas em­pe­za­ron a tor­cer­se ya des­de di­ciem­bre, cuan­do co­men­zó a fun­cio­nar el mer­ca­do de fu­tu­ros de bit­coin, que per­mi­tió ope­rar en cor­to o a la ba­ja con­tra la mo­ne­da. Des­de aquí, el go­teo ba­jis­ta ha si­do cons­tan­te, pe­ro sin pá­ni­co. Y aun­que los ex­per­tos no tienen cla­ros los mo­ti­vos, sí hay un cier­to con­sen­so en que el des­en­ca­de­nan­te de la última ven­ta ma­si­va ha si­do la bi­fur­ca­ción du­ra (‘ hard fork’, en la jer­ga) que se pro­du­jo la se­ma­na pa­sa­da en bit­coin cash, a su vez otra es­ci­sión de la pro­pia bit­coin. De aquí han sa­li­do dos nue­vas mo­ne­das, bit­coin ABC y bit­coin SV, pe­ro el pro­ble­ma es que la es­ci­sión ha obli­ga­do a mu­chos mi­ne­ros (las per­so­nas que man­tie­nen la red a flo­te) a po­si­cio­nar­se a favor de una u otra. Por eso, los ana­lis­tas dan por sen­ta­do que és­tos mi­ne­ros ha­brían ven­di­do sus bit­coin pa­ra cam­biar­los por efec­ti­vo, a la es­pe­ra de ver quién ga­na es­ta ba­ta­lla. Y es­to ex­pli­ca­ría las caí­das, lo que ade­más ha coin­ci­di­do con la pér­di­da del so­por­te (muy re­le­van­te) de los 6.000 dó­la­res. «Los even­tos es­pe­cí­fi­cos de las crip­to­mo­ne­das han de­ri­va­do en una ma­yor incertidumbre en el mer­ca­do, in­clui­da la po­lé­mi­ca es­ci­sión de bit­coin cash. Y la rup­tu­ra de bit­coin por de­ba­jo de los 6.000 dó­la­res ha ge­ne­ra­do una nue­va ola de pesimismo», di­ce Tho­mas J.Lee, so­cio ge­ren­te de Funds­trats Global Ad­vi­sors. Al per­der los 6.000 dó­la­res, «se han vis­to sal­tar mu­chos stop loss, lo que ace­le­ra las pér­di­das», aña­de Marc Ost­wald, es­tra­te­ga de ADM In­ves­tor. Y ade­más, «no ayu­da que ten­ga­mos un en­torno ge­nui­na­men­te ad­ver­so al ries­go, con las ac­cio­nes ba­jo pre­sión», apun­ta es­te ex­per­to.

La bi­fur­ca­ción es una ex­pli­ca­ción muy ex­ten­di­da de las caí­das, pe­ro tam­po­co es­tá cla­ra. De he­cho, co­mo ex­pli­ca Benito Arru­ña­da, Ca­te­drá­ti­co de Or­ga­ni­za­ción de Em­pre­sas de la Uni­ver­si­dad Pom­peu Fa­bra (Bar­ce­lo­na), «las bi­fur­ca­cio­nes no de­ben ser ne­ce­sa­ria­men­te un pro­ble­ma, y es más, pro­por­cio­nan un nue­vo me­ca­nis­mo de con­trol au­to­má­ti­co por el mer­ca­do». Pa­ra en­ten­der­nos, re­cal­ca Arru­ña­da, «son co­mo si en gobierno cor­po­ra­ti­vo dis­pu­sié­ra­mos de una ame­na­za per­ma­nen­te de to­ma de con­trol que in­clu­ye­ra ade­más una di­vi­sión in­me­dia­ta de ac­ti­vos a precio de mer­ca­do». Ade­más, es­te ex­per­to tie­ne cla­ro que la caí­da del va­lor de las crip­to­mo­ne­das «guar­da más re­la­ción con in­ver­sio­nes es­pe­cu­la­ti­vas que con su va­lor co­mo ba­se pa­ra nue­vos mo­de­los de ne­go­cio».

Por si fue­ra po­co, nun­ca fal­tan los pro­ble­mas le­ga­les. Es­te lu­nes se ha sa­bi­do que el re­gu­la­dor de los mer­ca­dos es­ta­dou­ni­den­ses, la SEC, ha im­pues­to dos mul­tas de 250.000 dó­la­res a sen­das em­pre­sas de crip­to­di­vi­sas que no re­gis­tra­ron sus ofer­tas ini­cia­les de co­ti­za­ción (co­no­ci­das co­mo ICOs) co­mo si fue­ran va­lo­res. Jus­tin Licht­field, de ProChain Ca­pi­tal, opi­na que « las ven­tas ma­si­vas tienen que ver con es­ta aplica- ción de la ley», y en la mis­ma lí­nea, Bram Cohem, co­fun­da­dor de la mo­ne­da di­gi­tal Chia, aña­de que «las ICOS es­tán in­ten­tan­do cam­biar to­da su crip­to­mo­ne­da por efec­ti­vo an­tes de que la SEC cai­ga so­bre ellos».

Y pa­ra re­ma­tar las ma­las no­ti­cias, el mar­tes se su­po que el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia de EE.UU es­ta­ría in­ves­ti­gan- do si el épi­co rally que se vi­vió a fi­na­les del año pa­sa­do se pu­do de­ber en par­te a una ma­ni­pu­la­ción de los pre­cios me­dian­te una tra­ma que in­vo­lu­cra­ría al bró­ker Bit­fi­nex y a la po­pu­lar pe­ro con­tro­ver­ti­da crip­to­di­vi­sa Tet­her. Bit­fi­nex tie­ne los mis­mos ges­to­res que Tet­her y lo que sos­pe­chan los fis­ca­les es que es­tas crip­to­di­vi­sas Tet­her se po­drían

ha­ber uti­li­za­do pa­ra com­prar bit­coin jus­to en los mo­men­tos en los que bit­coin su­fría más caí­das, se­gún in­for­ma Bloom­berg.

Mal as­pec­to téc­ni­co

En de­fi­ni­ti­va, una su­ce­sión de acon­te­ci­mien­tos que han co­gi­do a los in­ver­so­res con el pie cam­bia­do. «No me es­pe­ra­ba es­tas caí­das, pa­re­cía que bit­coin ha­bía he­cho un sue­lo es­ta­ble en 6.000 eu­ros, pe­ro al final to­do se ha de­bi­do a un cú­mu­lo de pe­que­ñas ma­las no­ti­cias», di­ce Ene­ko Knörr, ‘ bu­si­ness an­gel’ y ex­per­to en crip­to­di­vi­sas. Es cier­to, que el mer­ca­do es muy es­tre­cho y los mo­vi­mien­tos se mag­ni­fi­can, pe­ro Knörr si­gue con­fian­do en un fu­tu­ro bri­llan­te pa­ra bit­coin, has­ta el pun­to de que no so­lo no ha apar­ca­do sus pla­nes pa­ra lis­tar el primer fon­do de in­ver­sión es­pa­ñol en bit­coin, si no que apun­ta que po­dría es­tar lis­to a co­mien­zos del año que vie­ne.

Des­de el pun­to de vista téc­ni­co, lo que es­tá cla­ro es que las pers­pec­ti­vas de bit­coin son bas­tan­te som­brías. «La rup­tu­ra de los 6.000 dó­la­res ha ace­le­ra­do los re­cor­tes y ha ido a pro­bar el so­por­te de los 4.500 dó­la­res», di­ce el ana­lis­ta de IN­VER­SIÓN & Fi­nan­zas.com, Jo­sep Co­di­na. A si­mi­lar diag­nós­ti­co lle­ga Eduar­do Bo­lin­ches, co­la­bo­ra­dor de Fi­nan­zas.com, cuan­do apun­ta que es­ta­mos an­te una « es­truc­tu­ra cla­ra de bur­bu­ja, es­ta­lli­do y con­so­li­da­ción an­tes del úl­ti­mo gol­pe, que ha co­men­za­do tras per­der la zo­na de los 6.000 dó­la­res». Así las co­sas, di­ce Co­di­na, «el pa­trón teó­ri­co de co­rrec­ción to­da­vía am­plia el re­co­rri­do a la ba­ja, primero has­ta los 3.600 dó­la­res y des­pués de es­te ni­vel, hay es­ca­sas re­fe­ren­cias de so­por­te has­ta la zo­na de los 2.000 dó­la­res».

¿Ca­be pen­sar en el re­bo­te? Bo­lin­ches es bas­tan­te es­cép­ti­co al res­pec­to, y si bien ad­mi­te que puede ha­ber una «reac­ción al­cis­ta has­ta las puer­tas de los 5.000 dó­la­res, e in­clu­so has­ta tes­tear la ten­den­cia al­cis­ta de lar­go pla­zo ro­ta en los 5.510», hay que es­pe­rar un nue­vo gi­ro a la ba­ja pa­ra «ter­mi­nar por hun­dir las es­pe­ran­zas de recuperación» en el via­je hacia el so­por­te vi­tal de los 2.950 dó­la­res. Co­di­na tam­bién opi­na que «no hay nin­gún sín­to­ma ni pa­trón que mar­que un po­si­ble fin de la co­rrec­ción».

Pa­ra va­li­dar cual­quier re­bo­te, «la primera prue­ba y resistencia im­por­tan­te ya son los 6.000 dó­la­res, que su­po­nen una subida muy sig­ni­fi­ca­ti­va des­de los ni­ve­les ac­tua­les», di­ce al res­pec­to Jo­sep Co­di­na. Pa­ra Javier Pla­za, ana­lis­ta de Ad­mi­ral Mar­kets, «no sería una sor­pre­sa que el mer­ca­do con­ti­nua­ra des­plo­mán­do­se en el ini­cio del año que vie­ne». Aho­ra bien, in­di­ca­do­res co­mo el Ca­nal de Kelt­ner con los pre­cios en­tran­do den­tro de sus ban­das, «pro­nos­ti­can una recuperación al­cis­ta en bús­que­da de la resistencia cer­ca de los 6.000 dó­la­res».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.