El ta­ma­ño sí que im­por­ta en la mo­ro­si­dad em­pre­sa­rial Σ Los pla­zos de pago mar­ca­ron un ré­cord ne­ga­ti­vo en 2017, 97 días, pe­ro las gran­des com­pa­ñías tar­dan 110 en afron­tar sus fac­tu­ras

Re­la­cio­nes co­mer­cia­les

ABC - Empresa - - Empresa - BE­LÉN RO­DRI­GO

La mo­ro­si­dad es uno de los gran­des enemi­gos de cual­quier em­pre­sa y fue una de las prin­ci­pa­les cau­sas de cie­rre pa­ra mu­chas com­pa­ñías que no so­bre­vi­vie­ron a los peo­res años de la cri­sis. No pa­gar las fac­tu­ras en el tiem­po acor­da­do su­po­ne un in­cre­men­to en los cos­tes fi­nan­cie­ros de las em­pre­sas, pér­di­das de in­gre­sos y li­mi­ta tan­to su cre­ci­mien­to co­mo su ca­pa­ci­dad pa­ra las nue­vas in­ver­sio­nes

P a r a d ó j i c a men­te cuan­to se re­gis­tra una me­jo­ra en la eco­no­mía em­peo­ran los pla­zos de pago, que se si­tua­ron el año pa­sa­do en má­xi­mos his­tó­ri­cos, con un tiem­po de 97 días, se­gún re­fle­ja el úl­ti­mo es­tu­dio so­bre pla­zos de pago en la em­pre­sa es­pa­ño­la rea­li­za­do por Cré­di­to y Cau­ción, Ibe­rin­form y el IE Bu­si­ness School. Des­de que se in­ten­tan reducir es­tos pla­zos en Es­pa­ña, és­tos se han mo­vi­do en la hor­qui­lla de los 89 días de 2011 a los 97 de 2017, muy le­jos del ho­ri­zon­te de los 60 días que tra­ta de im­pul­sar la le­gis­la­ción es­pa­ño­la y eu­ro­pea. Lla­ma­ti­vo tam­bién es el he­cho de que sean las gran­des em­pre­sas las que tar­den más en pa­gar, con una me­dia de 110 días, un he­cho mo­ti­va­do en bue­na me­di­da por el ma­yor po­der de ne­go­cia­ción que sue­len dis­fru­tar es­tas com­pa­ñías en las re­la­cio­nes co­mer­cia­les. Ade­más, nin­guno de los sec­to­res pro­duc­ti­vos lo­gró si­tuar­se por de­ba­jo de los 60 días.

En fun­ción del ci­clo

Se­gún el re­fe­ri­do es­tu­dio, el me­jor com­por­ta­mien­to se re­gis­tra en el sec­tor ser­vi­cios (90 días), la in­dus­tria es­pa­ño­la tra­ba­ja con unos pla­zos me­dios de 101 días y los pla­zos más am­plios se dan en la cons­truc­ción (108 días) y el sec­tor pri­ma­rio ( 110). «Si de­cons­trui­mos el em­peo­ra­mien­to de los dos úl­ti­mos años, hay va­rios da­tos re­le­van­tes que apun­tan más a la ca­pa­ci­dad que a la vo­lun­tad. En el sec­tor de la cons­truc­ción, más pe­ga­do al ci­clo, el em­peo­ra­mien­to es su­pe­rior a la in­dus­tria o los ser­vi­cios», ex­pli­ca a ABC Pa­vel Gó­mez del Cas­ti­llo, res­pon­sa­ble de Co­mu­ni­ca­ción de Cré­di­to y Cau­ción. « Por co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas em­peo­ran to­das, pe­ro lo ha­cen más in­ten­sa­men­te aque­llas que me­jor se com­por­ta­ban, co­mo País Vas­co, Na­va­rra o La Rio­ja. Por ta­ma­ño de em­pre­sa, la me­dia­na o la pe­que­ña em­peo­ran más que la gran­de y la mi­cro tie­ne peor com­por­ta­mien­to que la pe­que­ña», aña­de.

«Es­ta­mos vien­do un re­pun­te de la mo­ro­si­dad en ge­ne­ral, de­ri­va­da en bue­na me­di­da por el in­cre­men­to de la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial de los úl­ti­mos años, aun­que al­go más pro­nun­cia­da en los sec­to­res re­la­cio­na­dos con el trans­por­te», afir­ma a ABC En­ri­que Cua­dra, di­rec­tor cor­po­ra­ti­vo de Ries­gos, In­for­ma­ción y Re­co­bro de So­lu­nion. Se­gún los in­for­mes que ma­ne­ja es­ta em­pre­sa ex­per­ta en se­gu­ros de cré­di­to y cau­ción se es­pe­ra un in­cre­men­to de las in­sol­ven­cias em­pre­sa­ria­les a ni­vel glo­bal. «Es­pe­ra­mos que la eco­no­mía mun­dial crez­ca un 3,2% en 2018, lo mis­mo que en 2017, y un 3,1% pa­ra 2019. Las in­sol­ven­cias glo­ba­les de­ben es­tar en lí­nea con es­te es­ce­na­rio » , aña­de. Las ope­ra­cio­nes in­ter­na­cio­na­les y las que se rea­li­zan con nue­vos clien­tes po­drían ser las más sus­cep­ti­bles de pre­sen­tar ano­ma­lías, pe­ro, en ge­ne­ral, «siem­pre hay que rea­li­zar se­gui­mien­to de la evo­lu­ción de nues­tros so­cios co­mer­cia­les. Un de­te­rio­ro en la li­qui­dez o sol­ven­cia de un so­cio pue­de de­ri­var en un in­cum­pli­mien­to de con­tra­to o en un im­pa­go de fac­tu­ras», pun­tua­li­za el res­pon­sa­ble de So­lu­nium.

Me­jo­ra pú­bli­ca

El pre­si­den­te de la Pla­ta­for­ma con­tra la mo­ro­si­dad, An­to­ni Ca­ñe­te, des­ta­ca la me­jo­ra lo­gra­da en el ám­bi­to de la fun­ción pú­bli­ca don­de «el pago de las fac­tu­ras ha pa­sa­do de una me­dia de 166 días en 2007 a los ac­tua­les 60 días, lo­gran­do una re­duc­ción de ca­si el 65%», ex­pli­ca. Pe­ro en el ám­bi­to pri­va­do esa re­duc­ción ha si­do de ape­nas el 20% y la reali­dad di­ce que « las gran­des em­pre­sas im­po­nen

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.