El ne­go­cio en el que «ca­da eu­ro del clien­te es muy im­por­tan­te» Σ Ría Mo­ney Trans­fer lidera en Es­pa­ña el pu­jan­te sec­tor del en­vío de re­me­sas apos­tan­do por la cer­ca­nía con el usua­rio

Ser­vi­cios fi­nan­cie­ros

ABC - Empresa - - Empresa - MA­RÍA CUES­TA

Si hay un gran flu­jo in­ter­na­cio­nal de di­ne­ro que, sin em­bar­go, sue­le ser ol­vi­da­do ese es el ge­ne­ra­do por los en­víos de re­me­sas. Es­pe­cial­men­te en Es­pa­ña, un país con una im­por­tan­te po­bla­ción in­mi­gran­te y que as­pi­ra a con­ver­tir­se en el puen­te de unión en­tre Eu­ro­pa e Ibe­roa­mé­ri­ca. Se­gún los úl­ti­mos da­tos de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Es­pa­ña ade­lan­tó en 2017 a Reino Uni­do en el rán­king de en­víos y se si­tuó en la se­gun­da po­si­ción en el Vie­jo Con­ti­nen­te en re­me­sas trans­fe­ri­das al ex­tran­je­ro, so­lo su­pe­ra­do por Fran­cia. De es­ta for­ma, el en­vío de divisas al ex­tran­je­ro por par­te de tra­ba­ja­do­res su­peró los 7.300 mi­llo­nes de eu­ros a lo lar­go del año pa­sa­do.

A ni­vel glo­bal, las ci­fras son tam­bién ro­tun­das. Se­gún el Ban­co Mun­dial, las re­me­sas ofi­cial­men­te re­gis­tra­das a paí­ses de in­gre­sos ba­jos y me­dios al­can­za­ron los 466.000 mi­llo­nes de dó­la­res en 2017, lo que su­pu­so un al­za del 8,5% con res­pec­to a los 429.000 mi­llo­nes de dó­la­res en 2016. Las pre­vi­sio­nes son op­ti­mis­tas, pues se es­pe­ra que se al­can­cen los 503.000 mi­llo­nes de dó­la­res en 2019.

En Es­pa­ña, Ría Mo­ney Trans­fer es la com­pa­ñía que lidera es­te mer­ca­do, por en­ci­ma de gi­gan­tes co­mo Wes­tern Union, y tam­bién de los gran­des ban­cos na­cio­na­les que in­ten­ta­ron, sin éxi­to, to­mar una por­ción de es­te pas­tel. Pa­ra Jo­sé Ca­bral, di­rec­tor ge­ne­ral pa­ra Eu­ro­pa de Ría, más allá de las gran­des ci­fras que ma­ne­ja el sec­tor, lo más re­le­van­te de es­te ne­go­cio «es el gran im­pac­to que te­ne­mos en la re­duc­ción de la po­bre­za». Y es que lo cier­to es que las re­me­sas cons­ti­tu­yen ver­da­de­ros res­ca­tes fi­nan­cie­ros pa­ra mu­chas fa­mi­lias en paí­ses me­nos desa­rro­lla­dos. No en vano, las re­me­sas tri­pli­can el vo­lu­men de las ayu­das ofi­cia­les a los paí­ses en desa­rro­llo. Por es­ta ra­zón, una de sus má­xi­mas es man­te­ner sus ser­vi­cios en ni­ve­les de pre­cio muy ba­jos. En con­cre­to, y se­gún sus da­tos, Ría co­bra por sus ser­vi­cios un 3,7% fren­te al 7% de me­dia de sus com­pe­ti­do­res.

« So­mos muy cons­cien­tes de que pa­ra nues­tros clien­tes ca­da eu­ro es muy im­por­tan­te y que su­po­ne una gran di­fe­ren­cia pa­ra sus fa­mi­lias. No­so­tros he­mos apos­ta­do por una red de cer­ca­nía con nues­tros clien­tes, que si­guen pre­fi­rien­do el tra­to di­rec­to » . Así, la com­pa­ñía, que lle­va en Es­pa­ña des­de 1997, y que es­tá re­gu­la­da por el Ban­co de Es­pa­ña, cuen­ta con un equi­po de más de 400 per­so­nas y tie­ne 40 tien­das pro­pias, 3.500 acuer­dos con lo­ca­les co­mo lo­cu­to­rios y una alian­za con el su­per­mer­ca­do Día pa­ra que sus clien­tes pue­dan en­viar di­ne­ro des­de cual­quie­ra de sus tien­das.

En cuan­to a la re­vo­lu­ción di­gi­tal, es­te es uno de los sec­to­res a los que ha en­tra­do con más pru­den­cia. Por­que pe­se a que las po­si­bi­li­da­des son in­men­sas –ya que en mu­chos paí­ses sub­de­sa­rro­lla­dos la pe­ne­tra­ción del te­lé­fono mó­vil es ma­yor que la ban­ca­ria– «nues­tros clien­tes si­guen pre­fi­rien­do ase­gu­rar­se ca­ra a ca­ra de que su di­ne­ro ha lle­ga­do». De he­cho, el 90% de los en­víos de Ría se pro­du­cen por el ca­nal fí­si­co y só­lo un 10% por el di­gi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.