Pla­nes de pen­sio­nes de Cai­xaBank, cien por cien sos­te­ni­bles

Na­cio­nes Uni­das re­co­no­ce a la ase­gu­ra­do­ra del Gru­po co­mo la úni­ca de Es­pa­ña con la má­xi­ma ca­li­fi­ca­ción en in­ver­sión res­pon­sa­ble

ABC - Empresa - - Empresa - I&F

Ca­da vez más per­so­nas se preo­cu­pan por sa­ber qué as­pec­tos de sus vi­das pue­den tra­ba­jar pa­ra ser más res­pe­tuo­sos con el me­dio am­bien­te, con la so­cie­dad o con los de­re­chos hu­ma­nos. Pe­ro has­ta aho­ra no ha­bían re­pa­ra­do en que su di­ne­ro tam­bién pue­de ser sos­te­ni­ble. La in­ver­sión res­pon­sa­ble mar­ca el es­ti­lo de una com­pa­ñía en ma­te­ria de in­ver­sión. In­cor­po­ra fac­to­res am­bien­ta­les en las de­ci­sio­nes in­ver­so­ras, pe­ro tam­bién cri­te­rios so­cia­les y de buen go­bierno. In­ver­so­res ins­ti­tu­cio­na­les co­mo Vi­daCai­xa jue­gan un pa­pel cru­cial en es­ta ma­te­ria por­que mo­vi­li­zan in­ver­sión y flu­jos fi­nan­cie­ros ha­cia ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas res­pe­tuo­sas con la so­cie­dad y el me­dioam­bien­te. Así, apa­re­ce la opor­tu­ni­dad de ele­gir la sos­te­ni­bi­li­dad tam­bién pa­ra el aho­rro a tra­vés de pro­duc­tos co­mo los pla­nes de pen­sio­nes o los se­gu­ros de aho­rro sin re­nun­ciar a la ren­ta­bi­li­dad.

Cai­xaBank, a tra­vés de Vi­daCai­xa, apues­ta des­de ha­ce más de 15 años por la in­ver­sión res­pon­sa­ble en la ges­tión de to­dos sus ac­ti­vos, com­bi­nan­do ren­ta­bi­li­dad y sos­te­ni­bi­li­dad. Por ello ges­tio­na los pla­nes de pen­sio­nes de sus clien­tes de for­ma sos­te­ni­ble con el me­dio am­bien­te y con la so­cie­dad. Gra­cias a es­te es­fuer­zo ha ob­te­ni­do la má­xi­ma ca­li­fi­ca­ción que otor­gan los Prin­ci­pios de In­ver­sión Res­pon­sa­ble de Na­cio­nes Uni­das (PRI), que son el ma­yor pro­yec­to mun­dial de im­pul­so de la ges­tión res­pon­sa­ble de las in­ver­sio­nes. Vi­daCai­xa fue en 2009 la pri­me­ra en­ti­dad es­pa­ño­la en ad­he­rir­se glo­bal­men­te a PRI, co­mo ase­gu­ra­do­ra de vi­da y ges­to­ra de fon­dos de pen­sio­nes. Ca­si una dé­ca­da des­pués, el Gru­po Cai­xaBank ha asu­mi­do prin­ci­pios ba­sa­dos en los de­re­chos hu­ma­nos, los es­tán­da­res la­bo­ra­les, el me­dio am­bien­te y la lu­cha con­tra la co­rrup­ción.

Há­bi­tos que su­man

De la mis­ma ma­ne­ra que los pe­que­ños ges­tos co­mo re­ci­clar o evi­tar el co­che en los tra­yec­tos cor­tos, el pe­que­ño aho­rro sis­te­má­ti­co es el que más y me­jor cons­tru­ye a lar­go pla­zo. Te­nien­do un há­bi­to de aho­rro y con­tan­do con el tiem­po a nues­tro fa­vor, el es­fuer­zo se­rá siem­pre me­nor pa­ra al­can­zar el ob­je­ti­vo. Es­to sig­ni­fi­ca ser cons­tan­te en las apor­ta­cio­nes. Por ejem­plo: aho­rran­do 50 eu­ros al mes des­de los 30 años po­de­mos lle­gar a la ju­bi­la­ción con más de 60.000. Es­to es de­bi­do al in­te­rés com­pues­to que per­mi­te que los in­tere­ses que ge­ne­ra­mos con el aho­rro se rein­vier­tan y ge­ne­ren nue­vos in­tere­ses su­man­do va­lor. Los ex­per­tos acon­se­jan apar­tar en­tre un 10 y un 20 por cien­to de los in­gre­sos men­sua­les y guar­dar­los en la hu­cha. La me­jor op­ción es aho­rrar ca­da mes, co­mo si fue­se un gas­to fi­jo y no to­car­lo.

Cai­xaBank na­ció con el com­pro­mi­so de pro­te­ger la ca­li­dad de vi­da de los ju­bi­la­dos. Ha­ce más de un si­glo, la en­ton­ces Ca­ja de Pen­sio­nes pa­ra la Ve­jez emi­tió la pri­me­ra li­bre­ta de pen­sio­nes con el que se sen­ta­ron las ba­ses pa­ra uno de los pi­la­res a los que el gru­po se ha man­te­ni­do fiel: con­tri­buir a me­jo­rar el bie­nes­tar de las per­so­nas y apor­tar so­lu­cio­nes pa­ra con­se­guir una ju­bi­la­ción dig­na. Es­ta his­tó­ri­ca tra­yec­to­ria es la que hoy les per­mi­te ofre­cer un ase­so­ra­mien­to glo­bal y per­so­na­li­za­do y una ga­ma de so­lu­cio­nes in­no­va­do­ras.

Aho­rro con bo­ni­fi­ca­cio­nes

La en­ti­dad ha pues­to en mar­cha una cam­pa­ña de bo­ni­fi­ca­cio­nes pa­ra apo- yar a to­dos aque­llos que aho­rran pa­ra su ju­bi­la­ción. La cam­pa­ña, que se man­ten­drá has­ta el 31 de enero de 2019, per­mi­te al­can­zar un 5 por cien­to de bo­ni­fi­ca­ción má­xi­ma tras­pa­san­do el plan de pen­sio­nes y rea­li­zan­do apor­ta­cio­nes a pla­nes y fon­dos de in­ver­sión de la en­ti­dad. Si el clien­te es­tá ju­bi­la­do y quie­re dis­po­ner de su plan en for­ma de ren­ta ase­gu­ra­da, ade­más po­drá ob­te­ner un 1 por cien­to del im­por­te del Ren­tas Plan.

¿Có­mo se ob­tie­ne la bo­ni­fi­ca­ción? Los clien­tes que tras­pa­san su plan des­de otra en­ti­dad ob­tie­nen un 1 por cien­to de bo­ni­fi­ca­ción del im­por­te tras­pa­sa­do. Si el clien­te tie­ne más de 65 años o ha­ce un tras­pa­so de más de 30.000 eu­ros, ob­tie­ne un 1 por cien­to adi­cio­nal. Ade­más, quie­nes reali­cen una apor­ta­ción men­sual de al me­nos 100 eu­ros o una apor­ta­ción úni­ca a par­tir de 2.000 eu­ros lo­gran un 2 por cien­to adi­cio­nal. Se su­ma un 1 por cien­to más a aque­llos clien­tes que reali­cen una nue­va sus­crip­ción o tras­pa­so a un fon­do de in­ver­sión de la Ga­ma Des­tino o Car­te­ras Va­lor de, co­mo mí­ni­mo, 1.000 eu­ros.

La in­ver­sión res­pon­sa­ble per­mi­te ele­gir la sos­te­ni­bi­li­dad pa­ra el aho­rro sin re­nun­ciar a la ren­ta­bi­li­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.