El pa­cien­te Ba­yer en­tra en es­ta­do crí­ti­co

Σ La fir­ma anun­cia 12.000 des­pi­dos cer­ca­da por pro­ble­mas le­ga­les, ma­las in­ver­sio­nes, fal­ta de éxi­to in­ves­ti­ga­dor y la com­pra de Mon­san­to

ABC - Empresa - - Empresas Y Sectores - RO­SA­LÍA SÁN­CHEZ BER­LÍN

Unos mil tra­ba­ja­do­res de Ba­yer han pro­tes­ta­do es­ta se­ma­na a las puer­tas de la fá­bri­ca de Ba­yer en Wup­per­tal. Mu­chos de ellos lle­va­ban pues­tos cha­le­cos ama­ri­llos, pe­ro su com­por­ta­mien­to no era el ra­bio­so de los fran­ce­ses sino más bien el si­len­cio­so y pro­pio de un des­fi­le fú­ne­bre. El je­fe, Wer­ner Bau­mann, ha­bla­ba con ellos po­co des­pués por vi­deo­con­fe­ren­cia y tra­ta­ba de ex­pli­car­les que la re­duc­ción de 12.000 em­pleos re­cién anun­cia­da no tie­ne na­da que ver con la com­pra de Mon­san­to ni con los cos­to­sos jui­cios en Es­ta­dos Uni­dos por el gli­fo­sa­to. Se re­mon­ta­ba a 1888, cuan­do el des­cu­bri­mien­to del an­ti­tér­mi­co Phe­na­ce­tin co­se­chó el pri­mer bes­tse­ller de la his­to­ria de la com­pa­ñía pa­ra ilus­trar los al­ti­ba­jos que ha de su­frir una com­pa­ñía que vi­ve pen­dien­te de sus pro­pios avan­ces. En 2014 el gru­po plan­teó por pri­me­ra vez la pro­duc­ción bio­tec­no­ló­gi­ca del coa­gu­lan­te san­guí­neo Ko­ge­na­te y aho­ra la com­pe­ten­cia ha­ce que esa pro­duc­ción no sea ren­ta­ble. El cie­rre de la fá­bri­ca de Wu­per­tal es inevi­ta­ble, les di­ce, a pe­sar de su tec­no­lo­gía pun­te­ra.

De­bi­li­da­des en in­ves­ti­ga­ción far­ma­céu­ti­ca, ma­las in­ver­sio­nes en el ne­go­cio de la salud, mi­les de mi­llo­nes de ries­go de­bi­do a Mon­san­to y las 40.000 que­re­llas aña­di­das por los pro­duc­tos Mi­re­na, Es­su­re y el coa­gu­lan­te Xa­re­lo em­peo­ran el pro­nós­ti­co. El gru­po ha re­du­ci­do a la mi­tad su valor en el mer­ca­do des­de me­dia­dos de 2017, y ha per­di­do 30.000 mi­llo­nes de eu­ros so­la­men­te des­de el pri­mer jui­cio por el gli­fo­sa­to, el pa­sa­do agos­to, unas pér­di­das que equi­va­les a tres ve­ces el valor to­tal de Luft­han­sa o Thys­sen- Krupp. La di­rec­ción pres­cri­be una do­lo­ro­sa ci­ru­gía: el ma­yor re­cor­te de em­pleo de su his­to­ria, la ven­ta del ve­te­rano ne­go­cio ve­te­ri­na­rio y de va­rias mar­cas de me­di­ca­men­tos. Es una cues­tión de su­per­vi­ven­cia. « El Gru­po Ba­yer se en­fren­ta al mo­men­to más di­fí­cil de su his­to­ria » , re­co­no­cen fuen­tes in­ter­nas de la em­pre­sa.

Con es­ta es­tra­te­gia, la di­rec­ti­va pre­ten­de re­cu­pe­rar la con­fian­za de los in­ver­so­res en Lon­dres, re­cu­pe­rar al me­nos la ini­cia­ti­va de gestión. Pe­ro las ci­fras son obs­ti­na­das. La ad­qui- si­ción de Mon­san­to, pre­do­mi­nan­te­men­te fi­nan­cia­da por un vo­lu­men de deu­da de 63.500 mi­llo­nes de dó­la­res pe­sa mu­cho en el ba­lan­ce ge­ne­ral. « Han echa­do el res­to con Mon­san­to y es­tán financieramente a la in­tem­pe­rie » , des­cri­be el ana­lis­ta Da­mien Co­no­ver de Mor­nings­tar, « les fal­ta ca­pi­tal pa­ra Phar­ma » .

Ope­ra­cio­nes fra­ca­sa­das

La cri­sis ha de­ja­do ade­más al des­cu­bier­to que bue­na par­te de las in­ver­sio­nes en el sec­tor salud rea­li­za­das en­tre 2013 y 2016 han fra­ca­sa­do. De­ce­nas de mi­les de mi­llo­nes de eu­ros en com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas y me- di­ca­men­tos de la era de Ma­rijn Dek­kers co­mo con­se­je­ro de­le­ga­do se han ido por el desagüe. La idea que la ac­tual di­rec­ti­va ven­de a los in­ver­so­res es que la ac­ción a 61 eu­ros es ex­tre­ma­da­men­te ba­ra­ta, que re­pre­sen­ta so­lo un 8,7 de los be­ne­fi­cios es­pe­ra­dos pa­ra 2019, una gan­ga en com­pa­ra­ción con otras del sec­tor co­mo Sa­no­fi, Pfi­zer o Gla­xo- Smith­kli­ne. Se­gún to­dos los ín­di­ces de va­lo­ra­ción, las ac­cio­nes de­be­rían es­tar en cien eu­ros. Tam­bién lan­za el an­zue­lo de una re­com­pra de ac­cio­nes que ele­ve su pre­cio.

El he­cho es que el pa­cien­te res­pi­ra. En la úl­ti­ma emi­sión de bo­nos del pa­sa­do mes de ju­nio, des­pués de la re­ba­ja de ca­li­fi­ca­ción de ra­ting, lo­gró co­lo­car en so­lo dos días 15.000 mi­llo­nes en dó­la­res y 5.000 mi­llo­nes en eu­ros. Pe­ro en los pri­me­ros nue­ve me­ses el be­ne­fi­cio ha caí­do un 29%, has­ta los 5.639 mi­llo­nes, y las ven­tas se han re­du­ci­do un 8%, has­ta los 28.524 mi­llo­nes.

Pro­tes­ta de los em­plea­dos de Ba­yer con­tra el cie­rre de la fá­bri­ca de Wup­per­tal y los re­cor­tes de plan­ti­lla EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.