El tu­rrón se ven­de en pe­que­ños bo­ca­dos y se cue­la en las me­rien­das

Σ El cho­co­la­te ti­ra del sec­tor y las do­sis in­di­vi­dua­les ayu­dan a deses­ta­cio­na­li­zar

ABC - Empresa - - Empresas Y Sectores - J. L. FER­NÁN­DEZ ALI­CAN­TE

La apues­ta de las em­pre­sas tu­rro­ne­ras por co­mer­cia­li­zar en ta­ma­ños más pe­que­ños, has­ta lle­gar a la do­sis in­di­vi­dual de so­lo 20 gra­mos de pe­so, es­tá im­pul­san­do sus ex­pec­ta­ti­vas y, so­bre to­do, abre un ca­mino ha­cia la de­ses­ta­cio­na­li­za­ción de las ven­tas, que si­guen con­cen­tra­das en es­tas fe­chas pre­vias a la Na­vi­dad.

Un ejem­plo de es­ta es­tra­te­gia se apre­cia en el gru­po Con­fec­tio­nary Hol­ding (El Lo­bo, 1880, Do­ña Ji­me­na e Im­pe­rial To­le­da­na), que bus­ca atraer a los con­su­mi­do­res in­tere­sa­dos en ha­cer más de tres co­mi­das al día, una ten­den­cia de vi­da sa­na muy en bo­ga. Pa­ra esas otras dos co­mi­das, en­tre ho­ras, aca­ba de lan­zar «snacks sa­lu­da­bles, una nue­va for­ma de con­su­mo on the go, don­de en­tre mu­chos pro­duc­tos se tra­ta de bus­car que sean sa­lu­da­bles, la in­ges­ta de ener­gía en más to­mas, y ahí tie­nen atrac­ti­vo in­gre­dien­tes co­mo los fru­tos se­cos (al­men­dra), el cho­co­la­te y ese saber ha­cer pa­ra ela­bo­rar­lo que es­tá de­mos­tra­do con el tu­rrón», ex­pli­ca su di­rec­tor ge­ne­ral, An­drés Cor­ti­jos.

Des­de el Con­se­jo Re­gu­la­dor de las In­di­ca­cio­nes Geo­grá­fi­cas Pro­te­gi­das (IGP) Tu­rrón de Ji­jo­na y Tu­rrón de Ali­can­te tam­bién bus­can deses­ta­cio­na­li­zar, con un víncu­lo del tu­rrón y la gas­tro­no­mía de al­to ni­vel. Sin ir más le­jos, ha­ce unos días ce­le­bra­ron su ga­la anual y pre­mia­ron a dos chefs de pres­ti­gio: Ki­ko Mo­ya, que tie­ne dos es­tre­llas Mi­che­lin, y Jo­sé Ma­nuel Va­ró, co­ci­ne­ro ju­bi­la­do que fue el pri­me­ro en Ali­can­te en con­se­guir una es­tre­lla Mi­che­lin. La al­ta co­ci­na uti­li­za el tu­rron mez­cla­do con pla­tos sa­la­dos, foie, en snacks.

Otra fór­mu­la ca­da vez más po­pu­lar son las ban­de­jas, con has­ta 35- 40 pie­zas de di­fe- ren­tes re­ce­tas, apre­cia­do por te­ner ya el sur­ti­do va­ria­do y por­que aho­rra el en­go­rro de te­ner que cor­tar en tro­zos las ta­ble­tas. Co­mo, ade­más, se han re­du­ci­do los nú­cleos fa­mi­lia­res, es­tos for­ma­tos de do­sis in­di­vi­dua­les se ade­cúan me­jor y per­mi­ten co­mer tu­rrón an­tes de lle­gar las fe­chas na­vi­de­ñas sin te­ner que pre­sen­tar lue­go en la me­sa una ta­ble­ta ya em­pe­za­da, lo que ha­cía que mu­chos com­pra­ran y la re­ser­va­ran pa­ra la oca­sión.

No obs­tan­te, tam­bién que­da el con­su­mi­dor en ge­ne­ral más ma­yor, que «si­gue pre­fi­rien­do el tu­rrón tra­di­cio­nal en la ba­rra gran­de, que hay que par­tir­lo con mar­ti­llo», ma­ti­za el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Fa­bri­can­tes de Tu­rrón, De­ri­va­dos y Chocolates ( TDC), Jo­sé Ma­nuel Sir­vent. Aun­que aún es pron­to pa­ra te­ner da­tos pre­ci­sos de es­ta cam­pa­ña, las ex­pec­ta­ti­vas glo­ba­les apun­tan a un cre­ci­mien­to en torno al 4% al 5%, con ten­den­cia de me­jo­ra en el con­su­mo de las mar­cas pro­pias, más que las blan­cas de las gran­des ca­de­nas de dis­tri­bu­ción en su­per­mer­ca­dos. El cho­co­la­te ti­ra del sec­tor cla­ra­men­te y ya es­tá por en­ci­ma del 50%, es de­cir, se pro­du­ce más que tu­rrón, so­bre to­do, pa­ra las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, el pú­bli­co con­su­mi­dor más jo­ven, por un fac­tor « cul­tu­ral » , que tam­bién en­tra­ña pa­ra las em­pre­sas un es­fuer­zo por ser más «in­no­va­do­res», so­bre to­do, ofre­cien­do «al­ter­na­ti­vas» pa­ra el pa­la­dar y tam­bién en la pre­sen­ta­ción, el pac­ka­ging.

«El pri­mer im­pac­to vi­sual lo con­si­gues si es atrac­ti­vo, un flash ini­cial, pe­ro lue­go ca­da vez más el con­su­mi­dor da la vuel­ta y ve con qué in­gre­dien­tes es­tá he­cho, qué be­ne­fi­cios pue­de apor­tar», apun­ta Cor­ti­jos. Y ahí jue­ga con mu­chas ba­zas es­te ali­men­to, es­pe­cial­men­te el ela­bo­ra­do se­gún los requisitos más exi­gen­tes del Con­se­jo Re­gu­la­dor. « Su con­su­mo mo­de­ra­do es sa­lu­da­ble, con un 54% mí­ni­mo de al­men­dra, que ba­ja el co­les­te­rol ma­lo y sube el bueno, con miel y cla­ra de hue­vo, es un pro­duc­to de la dieta me­di­te­rrá­nea y no es un dul­ce co­mo tal, por­que no tie­ne con­ser­van­tes», sub­ra­ya el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del con­se­jo, Fe­de­ri­co Mon­cu­nill. De he­cho, una de las for­mas de pre­sen­ta­ción en las es­tan­te­rías es aho­ra en en­va­se trans­pa­ren­te, pa­ra ex­hi­bir au­ten­ti­ci­dad, y tam­bién se tra­ba­jan ca­da vez más los as­pec­tos ex­te­rio­res «lu­jo­sos».

Las pre­vi­sio­nes pa­ra es­ta par­te de la pro­duc­ción, la más se­lec­ta por re­gir­se por las dos re­ce­tas tra­di­cio­na­les, se ci­fran en un cre­ci­mien­to del 3%, la mis­ma subida de la cam­pa­ña an­te­rior, con 4,5 mi­llo­nes de ki­los –el res­to de tu­rro­nes «di­ver­sos» no pro­te­gi­dos re­pre­sen­tan el do­ble de vo­lu­men– y una pro­por­ción de en­tre el 13% y 15% de ex­por­ta­cio­nes, sin cam­bios.

Pra­li­nés y gin-to­nic

Un alia­do pa­ra es­ta in­dus­tria si­gue sien­do el frío, lo que ex­pli­ca que en la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na se con­su­ma –pa­ra­dó­ji­ca­men­te– me­nos tu­rrón que otros te­rri­to­rios más al nor­te, aun­que se tra­te de la cu­na de es­ta in­dus­tria. « Qui­zás por nú­me­ro de ha­bi­tan­tes, pe­ro tam­bién tie­ne que ver con la climatología, no so­lo en una re­gión, los hu­ma­nos te­ne­mos un gen por el que cuan­do te­ne­mos frío, te­ne­mos que con­su­mir unos pro­duc­tos de­ter­mi­na­dos: me ape­te­ce, me lo pi­de el cuer­po», ana­li­za Sir­vent. In­flu­ye el es­ta­do del tiem­po has­ta el punto de que no­viem­bre de es­te año ha fun­cio­na­do muy bien por­que hi­zo más frío de lo ha­bi­tual.

Más allá de los vai­ve­nes de la me­teo­ro­lo­gía, la ten­den­cia más se­gu­ra es­tá en los «tra­di­cio­na­les y los cho­co­la­tea­dos » , por ejem­plo, los pra­li­nés, aun­que siem­pre que­da la anéc­do­ta de la ex­pe­ri­men­ta­ción con nue­vos sa­bo­res exó­ti­cos, co­mo el de gin-to­nic o el de­no­mi­na­do «tu­rrón al ai­re». ¿Tie­nen éxi­to? «Ca­da año sa­len al­gu­nos así que dan no­to­rie­dad a la em­pre­sa que los pro­du­ce, pe­ro tie­nen po­co re­co­rri­do co­mer­cial, so­lo que sa­len en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción», se­ña­la Mon­cu­nill. Tam­bién se ha he­cho fa­mo­so un ven­de­dor de Ji­jo­na que tie­ne pe­di­dos en La­po­nia, Aus­tra­lia y oros paí­ses, a tra­vés de in­ter­net, to­da­vía un ca­nal mi­no­ri­ta­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.