LA TRANS­PA­REN­CIA DE­BE SER UNA PRIO­RI­DAD

«Sa­be­mos que go­ber­nar en­tra­ña prio­ri­zar. Pe­ro crear re­gis­tros de gru­pos de in­te­rés es esen­cial»

ABC - Empresa - - Empresa A Fondo - MA­RÍA RO­SA ROTONDO

Los es­pa­ño­les lle­va­mos mu­chos años es­pe­ran­do que los po­lí­ti­cos den un ver­da­de­ro pa­so ade­lan­te en la agen­da na­cio­nal de la trans­pa­ren­cia e in­te­gri­dad pú­bli­cas. Des­de que en 2013 se apro­ba­ra la Ley de Trans­pa­ren­cia, Ac­ce­so a la In­for­ma­ción Pú­bli­ca y Buen Go­bierno, no se han pro­du­ci­do avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos.

Po­de­mos atri­buir par­te de las cau­sas al de­ve­nir po­lí­ti­co, con va­rias con­vo­ca­to­rias elec­to­ra­les, ten­sio­nes te­rri­to­ria­les, y has­ta la pri­me­ra mo­ción de cen­su­ra que ha pros­pe­ra­do en de­mo­cra­cia. Pe­ro lo cier­to es que, por unas cau­sas u otras, las in­ci­ta­ti­vas lan­gui­de­cen y de­caen, sin que ha­ya un cla­ro li­de­raz­go pa­ra su im­pul­so co­mo ha pa­sa­do en las úl­ti­mas tres le­gis­la­tu­ras. Mien­tras tan­to, el Con­se­jo de Eu­ro­pa si­gue dan­do lla­ma­das de aten­ción, que en­cuen­tran un eco in­me­dia­to en las ins­ti­tu­cio­nes, pe­ro sin tra­yec­to­ria real.

En­ten­de­mos que go­ber­nar en­tra­ña prio­ri­zar. Pe­ro la crea­ción de los re­gis­tros de gru­pos de in­te­rés, o re­gis­tros de par­ti­ci­pa­ción y trans­pa­ren­cia –co­mo pre­fe­ri­mos lla­mar­los–, es par­te esen­cial de la agen­da de trans­pa­ren­cia ins­ti­tu­cio­nal. Pe­ro hay otras, co­mo la apro­ba­ción del Re­gla­men­to de Trans­pa­ren­cia, la pu­bli­ci­dad de las agendas de los res­pon­sa­bles pú­bli­cos, o el nom­bra­mien­to del pre­si­den­te del Con­se­jo de la Trans­pa­ren­cia y Buen Go­bierno, que lle­va más de un año va­can­te, que me­re­cen una aten­ción prio­ri­ta­ria y ur­gen­te.

En es­tos mo­men­tos, hay dos ini­cia­ti­vas par­la­men­ta­rias que des­de el sec­tor de­sea­mos que se im­pul­sen con ur- gen­cia en lo que que­de de le­gis­la­tu­ra. La pri­me­ra, de gran ca­la­do sim­bó­li­co y con­se­cuen­cias prác­ti­cas, es la apro­ba­ción de la mo­di­fi­ca­ción del Re­gla­men­to del Con­gre­so de los Dipu­tados pa­ra la crea­ción del pri­mer re­gis­tro de gru­pos de in­te­rés en se­de par­la­men­ta­ria a ni­vel na­cio­nal.

Es­ta mo­di­fi­ca­ción fue plan­tea­da por el Par­ti­do Po­pu­lar y to­dos los gru­pos par­la­men­ta­rios ya han pre­sen­ta­do sus en­mien­das. So­lo es ne­ce­sa­rio sos­la­yar los obs­tácu­los de la ne­go­cia­ción par­la­men­ta­ria, pues re­cor­de­mos que el re­gla­men­to no se ha mo­di­fi­ca­do, a pe­sar de los nu­me­ro­sos in­ten­tos, des­de 1985, en ca­da ca­so por di­fe­ren­tes ra­zo­nes. No­so­tros con­fia­mos en que una pro­pues­ta co­mo la que aho­ra es ob­je­to de dis­cu­sión, muy con­ci­sa y aco­ta­da en cuan­to a sus fi­nes, de­be ser apro­ba­da sin pro­ble­mas por par­te de la ma­yo­ría ab­so­lu­ta de la Cá­ma­ra Ba­ja, que de es­ta ma­ne­ra se po­si­cio­na­ría cla­ra- men­te a fa­vor de la trans­pa­ren­cia de la ac­ti­vi­dad par­la­men­ta­ria.

En se­gun­do lu­gar es­tá la Pro­po­si­ción de Ley In­te­gral de Lu­cha con­tra la Co­rrup­ción y Pro­tec­ción de los De­nun­cian­tes, que Ciu­da­da­nos pre­sen­tó ha­ce ya ca­si tres años y que con­tie­ne la adi­ción de un Tí­tu­lo IV a la Ley de Trans­pa­ren­cia, re­gu­lan­do el ré­gi­men de los lob­bis­tas y los lob­bies en la Ad­mi­nis­tra­ción Ge­ne­ral del Es­ta­do.

Es­ta pro­po­si­ción es am­bi­cio­sa, com­ple­ja y pre­ten­de mo­di­fi­car in­clu­so el Có­di­go Pe­nal en va­rios pun­tos. La mi­nis­tra de In­dus­tria, Co­mer­cio y Tu­ris­mo anun­ció en nues­tro ac­to con mo­ti­vo del 10º Aniver­sa­rio de APRI la vo­lun­tad del Go­bierno de im­pul­sar­la, de mo­do que tie­ne po­si­bi­li­dad de pros­pe­rar, siem­pre que se ace­le­re su tra­mi­ta­ción y la le­gis­la­tu­ra per­du­re el tiem­po su­fi­cien­te.

Des­de APRI, es­ta­mos apo­yan­do los tra­ba­jos de los gru­pos y trans­mi­tien­do nues­tras pro­pues­tas de me­jo­ra o rec­ti­fi­ca­ción en ba­se a las pro­pues­tas que he­mos he­cho pú­bli­cas. Ur­gi­mos, por tan­to, a los gru­pos par­la­men­ta­rios a no per­der de nue­vo el tren de es­ta le­gis­la­tu­ra y apro­bar me­di­das rea­les y efec­ti­vas que con­tri­bu­yan a la trans­pa­ren­cia en nues­tras ins­ti­tu­cio­nes. La so­cie­dad y nues­tro sec­tor lo ne­ce­si­tan. No­so­tros es­ta­mos pre­pa­ra­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.