Las re­ba­jas se des­in­flan Σ La «in­sos­te­ni­ble» po­lí­ti­ca de des­cuen­tos con­ti­nuos ha di­lui­do el im­pac­to de las cam­pa­ñas tra­di­cio­na­les

El otro gran com­pe­ti­dor: los outlet de cen­tros fí­si­cos y on­li­ne

ABC - Empresa - - Empresa Empresas Y Sectores - M. J. PÉ­REZ-BAR­CO

Las re­ba­jas es­tán per­dien­do fue­lle. Ya no tie­nen el efec­to lla­ma­da de siem­pre. La po­lí­ti­ca de des­cuen­tos con­ti­nuos y la pro­li­fe­ra­ción de gran­des cen­tros outlet es­tán des­in­flan­do una prác­ti­ca co­mer­cial que na­ció en los años cua­ren­ta pa­ra dar sa­li­da al stock que no se ha­bía ven­di­do en tem­po­ra­da. Pa­ra la cam­pa­ña que co­mien­za ofi­cial­men­te ma­ña­na las es­ti­ma­cio­nes más op­ti­mis­tas es­pe­ran ven­der un 3% más que el año pa­sa­do, «cuan­do lo ha­bi­tual era cre­cer por en­ci­ma de 5% en épo­cas pa­sa­das», cuen­ta Jo­sé Gue­rre­ro, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Con­fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Co­mer­cio (CEC). Eso sí, hay que te­ner en cuen­ta que en ese por­cen­ta­je a la ba­ja tam­bién in­flu­yen otras va­ria­bles. «La ato­nía del con­su­mo —ex­pli­ca Gue­rre­ro— es­tá agra­va­da por la si­tua­ción po­lí­ti­ca y eso in­flu­ye mu­cho en la con­fian­za del con­su­mi­dor. To­do ello ali­ña­do con mul­ti­tud de cam­bios que es­tán su­frien­do los co­mer­cios: cam­bios de há­bi­to del con­su­mi­dor, la re­vo­lu­ción del co­mer­cio elec­tró­ni­co, un Las re­ba­jas ya no son lo que eran. Es lo que pien­sa el 60% de los es­pa­ño­les, se­gún una en­cues­ta de iAho­rro.com. Ade­más de las pro­mo­cio­nes con­ti­nuas tie­nen otro fuer­te com­pe­ti­dor: los outlet, ya sean fí­si­cos o di­gi­ta­les. El 36,23% de con­su­mi­dor su­per­in­for­ma­do que mi­ra mu­cho los precios...».

Ya no son tan­tos los que es­pe­ran las re­ba­jas pa­ra ad­qui­rir de­ter­mi­na­dos pro­duc­tos. En el ca­so de la cam­pa­ña de enero, los con­su­mi­do­res han com­pra­do mu­cho tiem­po an­tes con los des­cuen­tos y pro­mo­cio­nes que se van su­ce­dien­do des­de el Black Fri­day, el Viernes Ne­gro he­re­da­do del mun­do an­glo­sa­jón. Mien­tras en esos paí­ses es un so­lo día de opor­tu­ni­da­des, el día des­pués de Ac­ción de Gra­cias, en Es­pa­ña « es­ta­mos quin­ce días de pro­mo­ción. La po­lí­ti­ca de pro­mo­cio­nes con­ti­nua es in­sos­te­ni­ble», ad­vier­te Eduar­do Za­má­co­la, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Em­pre­sa­rial del Co­mer­cio Tex­til y Com­ple­men­tos (Aco­tex). La pa­tro­nal del sec­tor tex­til pre­vé ce­rrar 2018 con una caí­da de ven­tas en torno al 1,5% – 2%. «El clien­te ade­lan­ta los re­ga­los de las na­vi­da­des al mes de no­viem­bre apro­ve­chan­do los des­cuen­tos del Black Fri­day y pro­mo­cio­nes es­pe­cia­les. Cier­to es que se in­cre­men­tan las ven­tas pe­ro acos­ta de los már­ge­nes ya que se es­tá ven­dien­do con des­cuen­tos muy im­por­tan­tes», ex­pli­ca.

De seguir así, el ejem­plo de lo que pue­de ocu­rrir lo ha da­do ha­ce po­cos cos días la bri­tá­ni­ca Asos, una de las gra­nan­des pla­ta­for­mas on­li­ne, que dio un gran ran sus­to al co­mer­cio al re­ba­jar un 15% sus us pro­nós­ti­cos de ven­tas pa­ra 2019. Es­te te cam­bio hi­zo que sus ac­cio­nes se dess­plo­ma­ran al­go más de un 40% en bol- l- los con­su­mi­do­res pre­fie­re com­prar en es­tos cen­tros fren­te al 23,21% que se de­can­ta por las re­ba­jas en tien­da fí­si­ca. El 24,90% apues­ta por los outlets on­li­ne y el 11,82% por las re­ba­jas on­li­ne. «Las re­ba­jas tie­nen una fe­cha fi­ja de com­pra. En el sa, so­lo por re­du­cir sus pre­vi­sio­nes, al­go que ocu­rría por­que, co­mo re­co­no­ció el pro­pio CEO de la com­pa­ñía, Nick Beigh­ton, la in­dus­tria de la mo­da ha he­cho gran­des es­fuer­zos pa­ra lan­zar « des­cuen­tos» a «un ni­vel sin pre­ce­den­tes».

El efec­to se de­jó sen­tir en los com­pe­ti­do­res. Tam­bién per­dían en el par­qué In­di­tex, H&M, Pri­mark y Marks & Spen­cer. Po­co des­pués, el pre­si­den­te de In­di­tex, Pablo Is­la, de­fen­dió que el gru­po ga­lle­go se des­mar­ca­ba de la es­pi­ral de pro­mo­ción cons­tan­te en la que ha en­tra­do el co­mer­cio tex­til.

En Es­pa­ña, las re­ba­jas es­tán li­be­ra­be­ra­li­za­das des­de 2012, es de­cir los co­mer­cios pue­den rea­li­zar pro­mo­cioo­nes y des­cuen­tos cuan­do lo deseen, n, fue­ra de las cam­pa­ñas tra­di­cio­naa­les de enero y ju­lio. «No afec­tan ta­nan­to las pro­mo­cio­nes, se pue­den ha­cerh pa­ra sa­car cier­ta mer­can­cía que noo tie-tiei ne la mis­ma sa­li­da si no tie­ne pro­ro­mo­ción», cree Mon­tse­rrat Ga­lle­go, o, pre­si­den­ta del Trián­gu­lo de la Mo­da. a. En su opi­nión, son otras cam­pa­ñas, s, co­mo el Black Fri­day,iday, las cau­san­tes cau­san­te es de los ma­les: «Si te­ne­mos en cuen­ta la cli-cli­ma­to­lo­gía­ma­to­lo­gía (el fríío frío outlet pue­des en­con­trar pro­duc­tos to­do el año. En me­nos de dos me­ses ya te­ne­mos los pri­me­ros ade­lan­tos de las co­lec­cio­nes, sin em­bar­go hay que es­pe­rar cua­tro me­ses a que es­tén en re­ba­ja. Al clien­te le gus­ta me­nos ce­ñir­se a unas fe­chas de­ter­mi­na­das y bus­ca com­prar cuan­do lo ne­ce­si­ta o cuan­do un pro­duc­to que le gus­ta es­tá a buen pre­cio», ex­pli­ca An­to­nio Ga­llar­do, lle­ga mu­cho más tar­de que an­tes) em­pe­za­mos a ven­der la ro­pa de in­vierno en no­viem­bre, y es en es­te mes cuan­do te­ne­mos que pa­rar las ven­tas por­que em­pie­za el Black Fri­day y apli­car los des­cuen­tos a los pro­duc­tos de tem­po­ra­da. Lo que ob­te­ne­mos en ven­tas en el Black Fri­day no es su­fi­cien­te pa­ra cua­drar lo que se ha per­di­do por apli­car esos des­cuen­tos. Ade­más, te­ne­mos que vol­ver a pa­rar en las re­ba­jas». De he­cho, qui­zá los gran­des y pe­que­ños ya se han per­ca­tan­do de que la po­lí­ti­ca de des­cuen­tos con­ti­nuos no da re­sul­ta­do a lar­go pla­zo, pues exis­te la per­cep­ción de que el pa­sa­do Black Fri­day no ha sus­ci­ta­do la ex­plo­sión de otros an­te­rio­res, co­mo su­gie­re Za­má­co­la. «Es­te año pa­re­ce más ate­nua­do y no tan po­ten­te —ccon­si­de­ra—. Ya he em­pe­za­do­do a oí­ro a al­gu­nos co­mer­cios que no lo ha­rán el año que vie­ne o so­so­lo pro­mo­cio­na­rán al­gún ppro­duc­to», afir­ma. An­te es­te pa­no­ra­ma, much­chos pien­san que las re­ba­jas tie­ne­ti­tie­ne­nen queq rein­ven­tar­se. Exis­te una opor­tu­ni­da­do en la me­sa de diá­lo­go que el Go­bierno crcrea­rá pa­ra ha­blar de có­có­mo reac­ti­var el co­mer­ci­cio, de sus ho­ra­rios y de las pro­mo­cio­nes du­ran­te to­do el año. Al­gu­nas ideas: «No po­de­mos­po em­pe­zar las re­ba­ba­jas en enero cuan­do hay ma­yor dem­man­da, ha­brá que re­tra­sar­las al 15 de mmar­zo», su­gie­re Za­má­co­la. «Las re­ba­ja­jas no pue­den du­rar dos me­ses. Adem­más, hay que de­li­mi­tar lo que son reab­ja­jas ofi­cia­les de lo que son des­cuen­tos pu­pun­tua­les», con­clu­ye Gue­rre­ro. ex­per­to fi­nan­cie­ro de iAho­rro.com. En las re­ba­jas de enero de 2018 los es­pa­ño­les gas­ta­ron una me­dia de 317 eu­ros, un 12% más que en el año an­te­rior, se­gún un es­tu­dio del Ob­ser­va­to­rio Ce­te­lem. El 45% de los con­su­mi­do­res gas­tó una me­dia de 50 eu­ros y un 12% al­re­de­dor de 1.500. Ro­pa, cal­za­do y com­ple­men­tos, tex­til y de­por­te, per­fu­mes y li­bros son los pro­duc­tos pre­fe­ri­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.