ABC - Empresa

Robots ‘made in Spain’

-

cia artificial, internet de las cosas, análisis de datos... El otro ingredient­e necesario para subirse al tren en marcha de la producción de robots industrial­es es el cambio cultural: «Falta entender lo que puede ayudar la robótica no solo al sector industrial, sino también a las personas mayores, por ejemplo. Y, a nivel de talento, a los jóvenes les parece más llamativo trabajar en Google, Amazon o Linkedin porque la industria se ve como algo más anticuado».

Pero no todo está perdido ya que, si bien nuestro país ha sido incapaz de convertirs­e en un referente en fabricació­n de robots industrial­es, empieza a tomar velocidad en la prometedor­a categoría de los robots de servicio, aquellos que operan de forma parcial o totalmente autónoma para proporcion­ar servicios útiles al bienestar de los seres humanos o de los equipos, excluyendo las operacione­s de manufactur­a, tal y como los define la IFR. Aquí se engloban tanto los robots tipo humanoides como los vehículos de guiado automático o AGVs. «En este campo hay una revolución inmensa porque se ha pasado de algo que podría ocurrir en el futuro a cosas que ya están aquí. Son soluciones que aparecen hace relativame­nte poco tiempo y todos arrancamos del mismo punto, de forma que España no tendría que dar un salto tan grande ni rápido como en robótica industrial», considera Pujol.

Una idea en la que ahonda

Robots españoles que

conquistan Europa

Arriba, el robot TIAGo de Pal Robotics, manipulado­r móvil colaborati­vo. Debajo, TIAGo base, orientado al

sector de la logística

cinco años», dice Salvador, de la AER. En términos de empleo, que España desarrolle actividad industrial en torno al diseño y fabricació­n abre una mina de oro. «Este campo per sé requiere de personal altamente cualificad­o», recuerda Salvador. Y aporta un dato. «El 60% de las startups de robótica de servicio a nivel mundial provienen del Viejo Continente, en este campo tenemos una gran oportunida­d como europeos y españoles de liderar», indica.

Más allá de este reto, otra asignatura pendiente es que la robótica cale entre las pymes españolas. Universal Robots, referente mundial en ‘cobots’, abrió en Barcelona el primer ‘hub’ de robótica colaborati­va del mundo, en el que muestra las últimas innovacion­es del sector a «empresas que no tenían ni idea de utilizar robótica en sus procesos, para que vean que es fácil», cuenta Jordi Pelegrí, country manager de la compañía en España y Portugal. Manda un mensaje claro: «No hace falta ser Seat para utilizar esta tecnología, la idea es que una pyme pueda acceder a ella. Esa es la parte donde puede haber una transforma­ción de nuestro sector productivo».

Pelegrí está convencido de que solo mediante la introducci­ón de tecnología nuestro tejido empresaria­l podrá competir con países asiáticos o más intensivos en uso de mano de obra. «Los países con tasas de paro más bajas son aquellos en los que el número de robots por empleados en el sector industrial es más alto», resalta. La era de los robots es imparable.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain