Una re­vo­lu­ción pa­ra evi­tar el ago­ta­mien­to de los re­cur­sos na­tu­ra­les

La re­cur­sos na­tu­ra­les es­ca­sean ca­da vez más en el mun­do y la úni­ca ma­ne­ra de re­sol­ver­lo es re­du­cien­do el con­su­mo de ellos y, cuan­do es im­pres­cin­di­ble, ha­cer­lo de ma­ne­ra más sos­te­ni­ble

ABC - Especiales Andalucía - - SUMARIO - POR N. ORTIZ

EL con­cep­to de eco­no­mía cir­cu­lar es­tá re­la­cio­na­do di­rec­ta­men­te con la sos­te­ni­bi­li­dad, y su ob­je­ti­vo es que el el va­lor de los pro­duc­tos, los re­cur­sos y los ma­te­ria­les se man­ten­gan en el ci­clo eco­nó­mi­co du­ran­te el ma­yor tiem­po po­si­ble ha­cien­do, pa­ra­le­la­men­te, que se pro­duz­ca una me­nor can­ti­dad de re­si­duos. En tres pa­la­bras, re­du­cir, re­ci­clar y re­uti­li­zar. Nu­me­ro­sos ex­per­tos la de­fi­nen, ade­más, co­mo una in­ter­sec­ción de los as­pec­tos am­bien­ta­les y eco­nó­mi­cos, una po­si­bi­li­dad de fu­tu­ro pa­ra una eco­no­mía cu­yo sis­te­ma li­neal (por el que se pro­du­ce la ex­trac­ción, fa­bri­ca­ción, uti­li­za­ción y eli­mi­na­ción) es­tá a pun­to de al­can­zar sus lí­mi­tes. Los re­cur­sos na­tu­ra­les y los com­bus­ti­bles fó­si­les se van ago­tan­do, y la eco­no­mía cir­cu­lar po­dría ser la so­lu­ción: es ne­ce­sa­rio crear un nue­vo mo­de­lo de so­cie­dad que sea efi­cien­te y op­ti­mi­ce los flu­jos de ma­te­ria­les, ener­gía y re­si­duos.

En sec­to­res co­mo el de la cons­truc­ción, por ejem­plo, la eco­no­mía cir­cu­lar es­tá ca­da vez más pre­sen­te en me­sas de de­ba­te, pla­nes em­pre­sa­ria­les y di­rec­tri­ces gu­ber­na­men­ta­les. La «efi­cien­cia ener­gé­ti­ca» o la «sos­te­ni­bi­li­dad» son con­cep­tos ya usua­les. Pe­ro, ¿có­mo se cons­tru­ye un edi­fi­cio de ma­ne­ra real­men­te sos­te­ni­ble? La clave es­tá en re­uti­li­zar com­po­nen­tes du­ran­te to­do el pro­ce­so y re­di­se­ñar pen­san­do en el des­man­te­la­mien­to al fi­na­li­zar la vi­da útil de los ma­te­ria­les.

Es de­cir, has­ta es­te mo­men­to se di­se­ñan edi­fi­cios ba­sa­dos en las ne­ce­si­da­des ac­tua­les, pen­sa­dos pa­ra que du­ren de ma­ne­ra «in­de­fi­ni­da», pe­ro no se plan­tea qué les pa­sa­rá du­ran­te su vi­da útil o có­mo cam­bia­rán las ne­ce­si­da­des de los usua­rios que lo ha­bi­tan. Ade­más, se da por su­pues­to que, en el fu­tu­ro, el edi­fi­cio po­drá ser reha­bi­li­ta­do, pe­ro no se di­se­ña pa­ra fa­ci­li­tar ese pro­ce­so. Es­ta idea, que con­tem­pla que los ma­te­ria­les, si la cons­truc­ción es de­mo­li­da, por ejem­plo, pue­dan re­ci­clar­se, es una de las te­sis de la eco­no­mía cir­cu­lar.

Las cifras res­pal­dan a los que abo­gan por es­ta nue­va for­ma de edi­fi­car: el sec­tor de la cons­truc­ción ge­ne­ra ca­da año una me­dia de dos to­ne­la­das de desechos por ca­da ha­bi­tan- te que, has­ta aho­ra, se ha­bían de­sa­pro­ve­cha­do por com­ple­to. Se­gún Di­mas Va­lli­na, director ge­ren­te de la Fun­da­ción La­bo­ral del Ce­men­to y el Me­dio Ambiente, ca­da eu­ro­peo con­su­me «cua­tro to­ne­la­das de ma­te­rias pri­mas y ge­ne­ra más de cin­co to­ne­la­das de re­si­duos al año, de los cua­les la mi­tad ter­mi­nan en­te­rra­dos en ver­te­de­ros». Cifras inasu­mi­bles pa­ra un pla­ne­ta con unos re­cur­sos ca­da vez más men­guan­tes.

Uno de los ma­te­ria­les más uti­li­za­dos en el sec­tor es el hor­mi­gón, que es 100% re­ci­cla­ble, Al fi­nal de su vi­da útil, el hor­mi­gón pue­de ser re­uti­li­za­do en el pro­pio hor­mi­gón co­mo ári­do re­ci­cla­do o en otras apli­ca­cio­nes co­mo en la ba­se de las ca­rre­te­ras, por ejem­plo. Por su par­te, en la fa­bri­ca­ción del ce­men­to tam­bién pue­de re­ci­clar­se el con­te­ni­do mi­ne­ral de los re­si­duos co­mo ma­te­ria pri­ma.

La Jun­ta de An­da­lu­cía ya ha anun­cia­do que se tra­ba­ja en un nue­vo Plan In­te­gral de Re­si­duos que in­clui­rá, en­tre otras, las di­rec­tri­ces del pa­que­te de me­di­das pa­ra la Eco­no­mía Cir­cu­lar de la Co­mi­sión Eu­ro­pea. Así, se pre­ten­de­rá una re­duc­ción de los de­pó­si­tos en ver­te­de­ros, au­men­tan­do el re­ci­cla­do y la re­uti­li­za­ción pa­ra con­se­guir una op­ti­mi­za­ción de los re­cur­sos na­tu­ra­les. El pa­que­te de me­di­das tam­bién tiene por ob­je­ti­vo eli­mi­nar las ba­rre­ras que en­cuen­tran las empresas pa­ra op­ti­mi­zar el uso de los re­cur­sos e im­pul­sar el mer­ca­do in­te­rior de ma­te­rias pri­mas se­cun­da­rias, to­do ello con la coo­pe­ra­ción de in­dus­trias y ad­mi­nis­tra­cio­nes. Uno de los ob­je­ti­vos de la UE en ma­te­ria de re­ci­cla­je, una de las pa­tas de la eco­no­mía cir­cu­lar, es re­uti­li­zar 65% de los re­si­duos mu­ni­ci­pa­les jun­to con el re­ci­cla­do del 75% de los en­va­ses de aquí a 2030.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.