Mu­je­res co­mu­ni­ca­do­ras. Trans­mi­tir con el co­ra­zón y la pro­fe­sio­na­li­dad

Las cla­ves pa­ra ges­tio­nar bien el don de la pa­la­bra, la co­lo­ni­za­ción fe­me­ni­na del sec­tor o la re­vo­lu­ción que han su­pues­to las re­des so­cia­les son al­gu­nos de los te­mas abor­da­dos en es­ta me­sa que se desa­rro­lló en Gra­na­da

ABC - Especiales Andalucía - - SUMARIO - ISABEL AGUI­LAR SE­VI­LLA

En las úl­ti­mas dé­ca­das la mu­jer ha de­mos­tra­do unas do­tes so­bre­sa­lien­tes pa­ra co­mu­ni­car y ha co­lo­ni­za­do un sec­tor en el que ca­da día tiene más que apor­tar. Ese ha si­do el hi­lo ar­gu­men­tal de la me­sa de ex­per­tas ce­le­bra­da en el ho­tel Aba­des La Mar­que­sa de Gra­na­da, un en­cuen­tro en el que se abor­da­ron di­ver­sos te­mas de actualidad, co­mo la evo­lu­ción de la pre­sen­cia fe­me­ni­na en la co­mu­ni­ca­ción cor­po­ra­ti­va, las cla­ves pa­ra sa­ber trans­mi­tir co­rrec­ta­men­te o la re­vo­lu­ción que ha su­pues­to en el sec­tor la irrup­ción de las re­des so­cia­les.

Pa­ra ha­blar de es­te y otros te­mas es­ta se­sión con­tó con ex­per­tas de di­ver­sas es­fe­ras de la co­mu­ni­ca­ción, en­tre las que se en­con­tra­ban re­co­no­ci­das pe­rio­dis­tas y ar­ti­cu­lis­tas de pren­sa es­cri­ta. Pa­ra to­das ellas, la mu­jer po­see unas in­dis­cu­ti­bles cua­li­da­des pa­ra rea­li­zar es­te tra­ba­jo. «Las mu­je­res te­ne­mos mu­cha em­pa­tía e in­tui­ción, lo que nos per­mi­te po­ner­nos en el lu­gar del otro y sa­ber trans­mi­tir his­to­rias ca­pa­ces de emo­cio­nar» , con­si­de­ra Leticia Can­tón, pro­fe­sio­nal de co­mu­ni­ca­ción y pro­mo­ción de Cle­ce en Al­me­ría, quien se en­car­ga de trans­mi­tir los pro­yec­tos so­cia­les que des- em­pe­ña es­ta em­pre­sa de­di­ca­da a los ser­vi­cios que aca­ba de cum­plir su pri­mer cuar­to de si­glo. «So­mos una em­pre­sa de per­so­nas pa­ra per­so­nas y es­ta­mos muy sen­si­bi­li­za­dos con las per­so­nas des­fa­vo­re­ci­das o en ries­go de ex­clu­sión», di­jo Can­tón. En­tre su la­bor, se en­cuen­tra la de na­rrar his­to­rias que to­quen el co­ra­zón de sus tra­ba­ja­do­res o de las em­pre­sas con las que tra­ba­jan. «Nos gus­ta trans­mi­tir sen­sa­cio­nes con lo que con­ta­mos», in­sis­tió.

Otra gran co­no­ce­do­ra de la reali­dad so­cial más cer­ca­na es la periodista Án­ge­les Pe­ñal­ver, re­dac­to­ra de IDEAL, quien se en­car­ga de es­cri­bir tan­to te­mas de sa­ni­dad co­mo so­cia­les. «No me gus­ta pre­sen­tar his­to­rias con dra­ma y caer en ama­ri­llis­mos, sino mos­trar lo po­si­ti­vo que hay de­trás de ca­da si­tua­ción», ex­pli­có. En ple­na cri­sis ges­tio­nó una sec­ción en el pe­rió­di­co de per­so­nas que se ha­bían re­ci­cla­do al per­der su tra­ba­jo y ha­bían sa­li­do for­ta­le­ci­das de la ad­ver­si­dad. Igual­men­te cer­ca­na a la reali­dad es­tá otra de las po­nen­tes de es­te en­cuen­tro, Nu­ria Sán­chez, ge­ren­te de An­da­lu­cía Pro­duc­to­res. A tra­vés de es­te mo­vi­mien­to en­tra en con­tac­to con pe­que­ños pro­duc­to­res del en­torno ru­ral y les da la opor­tu­ni­dad de sa­lir a mer­ca­dos ma­yo­res. En su tra­yec­to­ria se en- cuen­tran pro­gra­mas de te­le­vi­sión, ra­dio y pro­yec­tos de co­mu­ni­ca­ción, una ex­pe­rien­cia que des­de el ori­gen la ha acer­ca­do a la vi­da de los pue­blos. «Fui la pro­mo­to­ra de la se­rie «Pue­blo a pue­blo» y ahí ya tu­ve gran con­tac­to con la reali­dad ru­ral, ac­ce­dien­do a per­so­nas a las que ape­nas lle­ga­ba la co­mu­ni­ca­ción y dán­do­les la opor­tu­ni­dad de dar­se a co­no­cer. Nu­ria Sán­chez apro­ve­chó el marco de es­te en­cuen­tro pa­ra de­nun­ciar la bre­cha que exis­te en­tre el ám­bi­to ru­ral y el ur­bano. «Quie­ro que la voz de las mu­je­res ru­ra­les se es­cu­che», in­sis­tió. Ella les da pro­ta­go­nis­mo en los even­tos de pe­que­ños pro­duc­to­res que desa­rro­lla en Ma­drid y en otros es­pa­cios. Sa­ber co­mu­ni­car Pre­gun­ta­das so­bre qué cua­li­da­des de­be te­ner una bue­na co­mu­ni­ca­do­ra y si la mu­jer po­see cua­li­da­des in­na­tas pa­ra trans­mi­tir in­for­ma­ción, to­das las po­nen­tes coin­ci­die­ron en sus pos­tu­ras. Án­ge­les Pe­ñal­ver con­si­de­ra que hay que sa­ber me­ter­se en la piel del otro y que el men­sa­je que trans­mi­tes lle­gue igual a un abue­lo de un pue­blo que a un em­pre-

«El humor y la pa­sión son bá­si­cos en una bue­na co­mu­ni­ca­do­ra» Nu­ria Sán­chez «La mu­jer es más in­tui­ti­va y tiene más em­pa­tía que el hom­bre, lo que le ayu­da a ser me­jor co­mu­ni­ca­do­ra» Leticia Can­tón

sa­rio de ciu­dad, mien­tras re­co­no­ce que en oca­sio­nes los pe­rio­dis­tas creen que el lec­tor es­tá in­for­ma­do. «Te­ne­mos que con­tar las co­sas de ma­ne­ra que nos en­tien­dan to­dos, ex­pli­car las co­sas de for­ma cla­ra sin dar por he­cho que ya se sa­ben

al­gu­nas co­sas» . Nu­ria Sán­chez, por su la­do, con­si­de­ra que «el humor y la pa­sión son bá­si­cos en una bue­na co­mu­ni­ca­do­ra, que tiene que es­tar dis­pues­ta a en­tre­gar una par­te de ella mis­ma en lo que ha­ce».

De en­tre­gar una par­te pro­pia en las pa­la­bras que es­cri­be sa­be mu­cho Re­me­dios Sán­chez, pro­fe­so­ra ti­tu­lar de Li­te­ra­tu­ra y co­lum­nis­ta en IDEAL, ade­más de di­rec­to­ra del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal del Fes­ti­val de Poe­sía de Gra­na­da y vi­ce­pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción Co­le­gial de Es­cri­to­res de Es­pa­ña. Por un la­do, Re­me­dios es­cri­be so­bre so­cie­dad y po­lí­ti­ca en su co­lum­na de ca­da semana, pe­ro por otro es pro­mo­to­ra de di­ver­sas ci­tas cul­tu­ra­les de Gra­na­da y tiene que mo­ver­se por las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas pa­ra lo­grar fi­nan­cia­ción. «Hay ve­ces que pon­go ver­de a un po­lí­ti­co en mi ar­tícu­lo y des­pués ten­go que ir a pe­dir­le di­ne­ro pa­ra pa­tro­ci­nar un fes­ti­val», co­men­tó. Al igual que Nu­ria Sán­chez, su sen­si­bi­li­dad con el en­torno ru­ral es feha­cien­te, pues­to que con­fie­sa que es­tá «em­pe­ña­da» en lle­var las ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les que or­ga­ni­za a los pue­blos. «Ya lo he­mos con­se­gui­do con va­rios a los que lle­va­mos ca­da año es­cri­to­res in­ter­na­cio­na­les que de otra ma­ne­ra no ten­drían ma­ne­ra de co­no­cer». Evo­lu­ción En las úl­ti­mas dé­ca­das la con­quis­ta del sec­tor de la co­mu­ni­ca­ción por par­te de la mu­jer ha si­do evi­den­te. En­car­na Xi­mé­nez, miem­bro del Pa­tro­na­to de la Fun­da­ción Anda

lu­za de la Pren­sa, con­si­de­ra que la mu­jer ha pa­sa­do de ser «flo­re­ro a ser pro­fe­sio­nal, a lo que ayu­dó la ex­pan­sión de los ga­bi­ne­tes de co­mu­ni­ca­ción, te­rreno que tiene mu­cha más pre­sen­cia fe­me­ni

na que mas­cu­li­na» . La mu­jer, tal y co­mo ase­gu­ra Leticia Can­tón, es más in­tui­ti­va y tiene más em­pa­tía que el hom­bre, lo que le ayu­da a ser me­jor co­mu­ni­ca­do­ra.

El re­co­rri­do aún es lar­go, pe­ro con los años de cri­sis pa­re­ce que se ha que­da­do es­tan­ca­do y hay que re­to­mar esa ex­pan­sión de la pre­sen­cia fe­me­ni­na en los ga­bi­ne­tes de co­mu­ni­ca­ción. Án­ge­les Pe­ñal­ver con­fie­sa que cuan­do con­tac­ta con un ga­bi­ne­te de pren­sa se apre­cia la agi­li­dad en la res­pues­ta si es­tán en ma­nos de mu­je­res. «Los hom­bres son mu­cho más pro­to­co­la­rios», ase­gu­ra. Nu­ria Sán­chez es­ti­ma que la mu­jer «mi­ra más por el in­te­rés co­lec­ti­vo que por el su­yo pro­pio» . A su jui­cio, «lo de que la peor enemi­ga de una mu­jer es otra mu­jer es un in­ven­to del hom­bre, ya que exis­te una red si­len­cio­sa de mu­je­res co­mu­ni­ca­do­ras que es­ta­ble­cen la­zos y se apo­yan unas a otras». «Me en­can­ta lo de las alian­zas fe­me­ni­nas y eso es fun­da­men­tal pa­ra cre­cer y se­guir su­peran­do ba­rre­ras», apun­ta Án­ge­les Pe­ñal­ver. Re­des so­cia­les Sin du­da las re­des so­cia­les han si­do el gran ele­men­to trans­for­ma­dor de la co­mu­ni­ca­ción ac­tual, una he­rra­mien­ta de do­ble fi­lo co­mo que­dó cla­ro en la me­sa de ex­per­tas ce­le­bra­da en Gra­na­da. Pa­ra En­car­na Xi­mé­nez, «tie­nen una par­te de su­per­fluas que nos per­ju­di­ca por­que es­ta­mos de­jan­do de es­cu­char y eso ha­ce que sea­mos me­nos in­tere

san­tes, con lo que creo que tiene que pro­du­cir­se un gi­ro de la si­tua­ción». Pre­gun­ta­da so­bre qué op­cio­nes tie­nen los jó­ve­nes que aca­ban la ca­rre­ra de pe­rio­dis­mo y co­mu­ni­ca­ción, Xi­mé­nez, que ha si­do presidenta de la Aso­cia­ción de la Pren­sa de Gra­na­da y au­to­ra de la co­lum­na «La mi­ri­lla» en IDEAL, con­si­de­ra que son mu­chos los nue­vos ti­tu­la­dos que sa­len ca­da año y en al­gu­nos ca­sos aca­ban es­cri­bien­do en al­gún me­dio di­gi­tal. «Pue­den lle­gar a ser en­ga­ña­dos por­que creen que así ya es­tán sien­do co­mu­ni­ca­do­res», co­men­ta. «Hay blog­gers que se han con­ver­ti-

«Hay blog­gers que se han con­ver­ti­do en ga­bi­ne­tes en­cu­bier­tos de las mar­cas que los pa­tro­ci­nan» En­car­na Xi­mé­nez «Cuan­do un blog­ger acu­de a un en­cuen­tro li­te­ra­rio lle­na an­tes el afo­ro que un Pre­mio Cer­van­tes» Re­me­dios Sán­chez

do en ga­bi­ne­tes en­cu­bier­tos de las mar­cas que los pa­tro­ci­nan». Otros lle­gan a las re­dac­cio­nes de los pe­rió­di­cos y no sa­ben qué ha­cer cuan­do les man­dan a una rue­da de pren­sa. «No sue­len sa­lir con la pre­pa­ra­ción ade­cua­da pa­ra de­fen­der­se bien en es­tas si­tua­cio­nes», aña­de.

Con cier­to re­ce­lo ha­cia la fie­bre di­gi­tal co­men­ta tam­bién Re­me­dios Sán­chez lo si­guien­te: «Cuan­do me pro­po­nen a al­guien pa­ra el fes­ti­val, a las edi­to­ria­les les in­tere­sa más el nú­me­ro de se­gui­do­res que tiene en Ins­ta­gram que su ca­li­dad li­te­ra­ria». «Tam­bién ocu­rre que cuan­do acu­de uno de es­tos fe­nó­me­nos di­gi­ta­les a un en­cuen­tro li­te­ra­rio lle­na an­tes el afo­ro que un Pre­mio Cer­van­tes», la­men­ta la co­lum­nis­ta.

Aho­ra bien, no to­do lo re­fe­ren­te a las re­des es ne­ga­ti­vo, pues­to que son ca­pa­ces de lle­var in­for­ma­ción y co­no­ci­mien­to a zo­nas don­de an­tes es­ta­ban ais­la­das. «Es im­por­tan­te pa­ra que las per­so­nas de los pue­blos pe­que­ños no que­den des­fa­sa­das, pue­de ser una he­rra­mien­ta muy útil pa­ra un pe­que­ño pro­duc­tor que quie­ra dar­se a co­no­cer», va­lo­ra Nu­ria Sán­chez, quien quie­re con­ver­tir­se en la voz de esos hom­bres y mu­je­res del mun­do ru­ral que no es­tán re­pre­sen­ta­dos en el mun­do on­li­ne y na­die ha­bla de ellos. «Hay múl­ti­ples po­si­bi­li­da­des de em­pren­der y co­mu­ni­car a tra­vés de las re­des y esas per­so­nas tie­nen que ac­ce­der a ellas», con­clu­ye Sán­chez.

Las par­ti­ci­pan­tes du­ran­te la me­sa re­don­da Mu­je­res Co­mu­ni­ca­do­ras

De iz­quier­da a de­re­cha: Án­ge­les Pe­ñal­ver, Leticia Can­tón, Nu­ria Sán­chez, En­car­na Xi­mé­nez y Re­me­dios Xi­mé­nez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.