La ges­to­ra del ci­clo in­te­gral del agua prac­ti­ca la economía cir­cu­lar

ABC - Especiales Andalucía - - SUMARIO -

a economía cir­cu­lar va más allá del tra­di­cio­nal pa­ra­dig­ma de ex­traer, pro­du­cir, usar y ti­rar. En vez de des­truir, cons­tru­ye ca­pi­tal so­cial, na­tu­ral y eco­nó­mi­co y se per­fi­la co­mo el sis­te­ma de pro­duc­ción del fu­tu­ro.

Uno de los ejem­plos más cer­ca­nos de es­te ti­po de economía lo lle­va a ca­bo Ema­sa­gra — em­pre­sa par­ti­ci­pa­da por Hidralia— que ges­tio­na el ci­clo in­te­gral del agua en Gra­na­da: sus vehícu­los eléc­tri­cos e hí­bri­dos se ali­men­tan gra­cias a la ener­gía ge­ne­ra­da en una de sus plan­tas de­pu­ra­do­ras de aguas re­si­dua­les.

Por otro la­do, Ema­sa­gra y su so­cio tec­no­ló­gi­co, Hidralia, han con­se­gui­do trans­for­mar la plan­ta de­pu­ra­do­ra EDAR Sur en lo que hoy se de­no­mi­na Bio­fac­to­ría Sur Gra­na­da. Gra­cias a di­cha ac­ción, no so­lo se de­pu­ran las aguas re­si­dua­les ge­ne­ra­das pa­ra ver­ter­las lim­pias al me­dio na­tu­ral, sino que se ha ido un pa­so más allá, con­vir­tien­do la bio­fac­to­ría en una fuen­te de re­cur­sos, ya que sus re­si­duos se trans­for­man en ma­te­rias pri­mas pa­ra otras in­dus­trias.

Ade­más, la ins­ta­la­ción bus­ca la au­to­su­fi­cien­cia ple- na, lo que con­tri­bu­ye al desa­rro­llo sos­te­ni­ble del pla­ne­ta y a la con­se­cu­ción de los ODS (Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble) de la ONU. Su ob­je­ti­vo: ener­gía 0, re­si­duo 0 y 100% de aguas de­pu­ra­das re­uti­li­za­das.

La bio­fac­to­ría de Ema­sa­gra ha lo­gra­do hi­tos tan­to en pro­duc­ción de ener­gía co­mo en la pues­ta en va­lor de re­si­duos y la re­ge­ne­ra­ción del agua. Así, la plan­ta ha pa­sa­do de al­can­zar un 30% de au­to­abas­te­ci­mien­to de ener­gía en 2010 al 100% con­se­gui­do en sep­tiem­bre de es­te 2017. Ade­más, de los 17,7 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos que se de­pu­ran ca­da año, el 100% es re­uti­li­za­do pa­ra nue­vas fun­cio­nes. En con­cre­to, el 100% de los re­si­duos só­li­dos ge­ne­ra­dos se re­uti­li­zan pa­ra la agri­cul­tu­ra, con un 24% des­ti­na­dos pa­ra el com­post y un 76% de apli­ca­ción di­rec­ta en los cam­pos.

Y si­guien­do con el círcu­lo, to­da la ener­gía ge­ne­ra­da en los dis­tin­tos pro­ce­sos —in­clui­da la di­ges­tión de los lo­dos re­sul­tan­tes de la de­pu­ra­ción del agua re­si­dual— se re­uti­li­za pa­ra ali­men­tar a su flo­ta sos­te­ni­ble de vehícu­los.

Hidralia es, por tan­to, un ejem­plo de la apli­ca­ción de la economía cir­cu­lar. La em­pre­sa con­si­de­ra que los ob­je­ti­vos de la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va y del ci­clo del agua de­ben cau­sar el me­nor im­pac­to po­si­ble en la na­tu­ra- le­za y lu­char con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, y prue­ba de ello es su ges­tión sos­te­ni­ble. Ade­más del ejem­plo de Gra­na­da, des­ta­ca el caso de Ro­que­tas de Mar, don­de una pe­que­ña pi­co­tur­bi­na apro­ve­cha el pa­so del agua por la red y ge­ne­ra ener­gía que se pue­de uti­li­zar por cual­quier ciu­da­dano pa­ra re­car­gar mó­vi­les y ta­blets en el pa­seo ma­rí­ti­mo de la lo­ca­li­dad de for­ma gra­tui­ta.

Por otro la­do, Hidralia man­tie­ne una «política verde» en to­das sus ins­ta­la­cio­nes, con el man­te­ni­mien­to de sis­te­mas efi­cien­tes de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.