ME­TA­LES DES­DE AN­DA­LU­CÍA PA­RA ATEN­DER UNA DE­MAN­DA EN AU­GE

Mat­sa, Co­bre Las Cru­ces y Ata­la­ya han su­pe­ra­do un pe­rio­do de caí­da en los pre­cios y afron­tan una eta­pa de cre­ci­mien­to de la po­bla­ción y la eco­no­mía

ABC - Especiales Andalucía - - SUMARIO - POR LUIS MON­TO­TO

T ras re­co­rrer más de una dé­ca­da de tra­yec­to­ria, el nue­vo sec­tor mi­ne­ro ya es una reali­dad con­so­li­da­da en el pa­no­ra­ma in­dus­trial re­gio­nal. Co­bre Las Cru­ces (First Quan­tum), Mat­sa (Tra­fi­gu­ra y Mu­ba­da­la) y Rio­tin­to (Ata­la­ya Mi­ning) su­pe­ran con­jun­ta­men­te los 800 mi­llo­nes de eu­ros de ne­go­cio y man­tie­nen am­bi­cio­sos pla­nes de ex­pan­sión en la Fa­ja Pi­rí­ti­ca. Y en el ho­ri­zon­te es­tá la fu­tu­ra reaper­tu­ra de Az­nal­có­llar de la mano de Gru­po Mé­xi­co, que se con­ver­ti­rá en el cuar­to gran ope­ra­dor de un dis­tri­to mi­ne­ro que ha vuel­to a re­cu­pe­rar su re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal.

¿Qué po­ten­cial de cre­ci­mien­to tie­ne el sec­tor? «So­lo en­tre 2018 y 2022 la po­bla­ción mun­dial au­men­ta­rá en 500 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes —gra­cias a la ex­pan­sión de na­cio­nes co­mo In­do­ne­sia— y el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co glo­bal se­rá del 3,5%; se dan los dos fac­to­res pa­ra que crez­ca el con­su­mo de me­ta­les co­mo co­bre y cinc», in­di­ca Jo­sé F. Sán­chez Junco, pre­si­den­te de Ma­xam, pro­vee­dor es­pa­ñol de so­lu­cio­nes de vo­la­du­ra pa­ra las prin­ci­pa­les mi­nas del pla­ne­ta. Sin em­bar­go, so­lo se­rán via­bles aque­llas mi­nas que «ten­gan un pro­fun­do co­no­ci­mien­to tec­no­ló­gi­co de to­do lo que ocu­rre en el seno de la ex­plo­ta­ción y uti­li­cen ese co­no­ci­mien­to pa­ra ase­gu­rar que la ac­ti­vi­dad es sos­te­ni­ble des­de to­dos los pun­tos de vis­ta».

La se­gun­da clave es la re­gu­la­ción. Ge­ne­rar un en­torno de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca pa­ra la atrac­ción de in­ver­so­res es uno de los vec­to­res pa­ra el cre­ci­mien­to en es­te nue­vo ci­clo. «Los paí­ses pre­fe­ri­dos por las gran­des com­pa­ñías pa­ra aco­me­ter sus in­ver­sio­nes no son na­cio­nes de Áfri­ca, sino Fin­lan­dia, Ca­na­dá, EEUU o Chi­le, don­de to­do es­tá muy re­gu­la­do pe­ro hay una gran se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca», re­mar­ca Alberto Lavandeira, con­se­je­ro de­le­ga­do de Ata­la­ya Mi­ning, pa­ra quien «una le­gis­la­ción mi­ne­ra só­li­da» es el pri­mer re­qui­si­to pa­ra un desa­rro­llo sig­ni­fi­ca­ti­vo.

Na­ta­lia Gon­zá­lez, di­rec­to­ra de In­dus­tria, Ener­gía y Mi­nas de la Jun­ta de An­da­lu­cía, cree que An­da­lu­cía ha sido en es­ta dé­ca­da un ejem­plo in­ter­na­cio­nal de que se pue­de ha­cer mi­ne­ría en te­rri­to­rios desa­rro­lla­dos, don­de las exi­gen­cias am­bien­ta­les y so­cia­les es­tán al má­xi­mo ni­vel. Y la me­ta es se­guir ali­nean­do in­tere­ses pú­bli­cos y pri­va­dos en el mar­co de la apli­ca­ción de la nor­ma­ti­va. «El re­sur­gir de la mi­ne­ría nos ha da­do la opor­tu­ni­dad de for­ta­le­cer la in­dus­tria en An­da­lu­cía; aho­ra hay que ex­plo­tar to­do su po­ten­cial por­que apor­ta em­pleo es­ta­ble y arrai­ga a po­bla­cio­nes ru­ra­les en su te­rri­to­rio ofre­cien­do nue­vas opor­tu­ni­da­des».

En­tre 2006 y 2014 el sec­tor vi­vió el «sú­per­ci­clo», un lar­go pe­rio­do de co­ti­za­cio­nes altas por el au­ge de Chi­na. La caí­da de los pre­cios que ha pa­de­ci­do el sec­tor has­ta 2016 ha obli­ga­do a una me­jo­ra de la efi­cien­cia en las ex­plo­ta­cio­nes, lo cual ha ele­va­do su ca­pa­ci­dad de su­per­vi­ven­cia. Tam­bién ha sido una opor­tu­ni­dad de me­jo­ra pa­ra los pro­vee­do­res del sec­tor en An­da­lu­cía (co­mo AGQ, Aye­sa o In­ser­sa). «La ten­sión de los pre­cios se tras­la­dó a la ca­de­na de pro­vee­do­res, don­de la me­jo­ra ha sido con­si­de­ra­ble», sos­tie­ne el pre­si­den­te de Ma­xam. Los pro­vee­do­res que quie­ran cre­cer en el nue­vo ci­clo, en An­da­lu­cía o en el res­to del mun­do, «no ven­de­rán un pro­duc­to o un ser­vi­cio, sino una pro­pues­ta de va­lor adap­ta­da a ca­da ex­plo­ta­ción, con un ni­vel de I+D+i e in­ge­nie­ría muy al­to, al ser­vi­cio de la sos­te­ni­bi­li­dad del pro­yec­to».

El con­su­mo de me­ta­les cre­ce­rá, pe­ro tam­bién los que pro­ce­den del re­ci­cla­je. El desa­rro­llo de pro­yec­tos mi­ne­ros es ca­da vez más di­fí­cil y cos­to­so, las le­yes de los mi­ne­ra­les des­cien­den y el pla­zo que dis­cu­rre en­tre el des­cu­bri­mien­to de una mi­na y el desa­rro­llo y aper­tu­ra de la mis­ma se alar­ga. En es­te nue­vo con­tex­to la Fa­ja Pi­rí­ti­ca tam­bién cuen­ta con al­gu­nas ven­ta­jas. «No es una zo­na re­mo­ta y ca­ren­te de in­fra­es­truc­tu­ras, sino to­do lo con­tra­rio, lo cual re­du­ce al­gu­nos cos­tes aso­cia­dos a la ex­plo­ra­ción», in­di­ca el con­sul­tor em­pre­sa­rial Ra­fael Sal­guei­ro. De­man­da mun­dial, re­cur­sos, em­pre­sas muy ca­pi­ta­li­za­das con pro­yec­tos de cre­ci­mien­to, una re­gu­la­ción ac­tua­li­za­da… La nue­va mi­ne­ría an­da­lu­za tie­ne ante sí otra dé­ca­da pa­ra mul­ti­pli­car sus ci­fras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.