El en­la­ce es­pa­ñol en la pre­sun­ta tra­ma ru­sa de Trump

El je­fe de cam­pa­ña, Ma­na­fort, es­tu­vo en Es­pa­ña y qui­so cap­tar a Ja­vier So­la­na

ABC (Galicia) - - INTERNACIONAL - DA­VID ALANDETE WAS­HING­TON

en vi­gor, que en la pa­sa­da dé­ca­da tu­vo 10 pa­sa­por­tes di­fe­ren­tes y que uno de ellos lo em­pleó pa­ra via­jar a Es­pa­ña, tras ha­ber vi­si­ta­do Du­bái, Can­cún, Pa­na­má, Cu­ba, Shang­hái, Ja­pón y las is­las Cai­mán. En agos­to de 2016, Trump des­pi­dió a Ma­na­fort co­mo je­fe de cam­pa­ña des­pués de que me­dios nor­te­ame­ri­ca­nos re­ve­la­ran que ha­bía tra­ba­ja­do pa­ra oli­gar­cas ucra­nia­nos pro­rru­sos, al­go que no de­cla­ró y por lo que ha si­do en par­te con­de­na­do.

Ha­ce un año, el fis­cal Mue­ller re­ve­ló que Ma­na­fort, que co­mo lo­bis­ta y es­tra­te­ga ha­bía via­ja­do abun­dan­te­men­te al sur de Eu­ro­pa an­tes de unir­se a la cam­pa­ña de Trump, ha­bía di­se­ña­do en 2012 una ofen­si­va pa­ra con­te­ner en la UE el gi­ro pro­rru­so de Ya­nu­kó­vich en Ucra­nia. Se­gún el fis­cal Mue­ller, Ma­na­fort creó un con­se­jo de ex­per­tos que bau­ti­zó co­mo «Gru­po Habs­bur­go […] que pa­re­cía pres­tar só­lo una opi­nión in­de­pen­dien­te so­bre las po­lí­ti­cas de Ucra­nia pe­ro que en reali­dad es­ta­ban ba­jo suel­do de Ucra­nia».

En ese gru­po, Paul Ma­na­fort in­clu­yó a Ja­vier So­la­na. El equi­po de lo­bis­tas de Ma­na­fort de­fi­nió a So­la­na en un co­rreo co­mo «ex­je­fe de la OTAN, por­ta­voz de Ex­te­rio­res de la UE y un hom­bre res­pe­ta­do en cual­quier mo­men­to en Eu­ro­pa, es ami­go de [Al­fred] Gu­sen­bauer». Es­te úl­ti­mo es un ve­te­rano so­cia­lis­ta aus­tría­co que li­de­ra­ba aquel gru­po aus­pi­cia­do por Ma­na­fort y que en 2012 re­ci­bió dos mi­llo­nes de eu­ros por es­pa­cio de seis me­ses pa­ra «gas­tos de via­je, ad­mi­nis­tra­ción y an­ti­ci­po de ho­ra­rios pa­ra to­das las per­so­na­li­da­des des­ta­ca­das».

La in­ves­ti­ga­ción de Mue­ller de­mues­tra que en mar­zo de 2016, cuan­do su elec­ción se vol­vía una reali­dad en las pri­ma­rias, Trump fichó co­mo je­fe de cam­pa­ña a un es­tra­te­ga que ha­bía ma­nio­bra­do pa­ra de­fen­der en Eu­ro­pa, in­clui­da Es­pa­ña, los in­tere­ses de Ru­sia. Mis­te­rio­sa­men­te, por aquel en­ton­ces, se­gún cree Mue­ller, Ma­na­fort le en­tre­gó en Ma­drid al ucra­niano Ki­lim­nik, cer­cano a la in­te­li­gen­cia ru­sa, da­tos so­bre la cam­pa­ña de Trump, per­fi­les de vo­tan­tes y son­deos de se­gui­mien­to.

La co­la­bo­ra­ción de las au­to­ri­da­des de EE.UU. y Es­pa­ña es mu­cho ma­yor de lo que pa­re­ce en es­te ca­so. El fis­cal Jo­sé Gri­da, que in­ves­ti­ga en Es­pa­ña la ac­ti­vi­dad de las ma­fias ru­sas, ha pues­to en ma­nos del FBI –y por tan­to del fis­cal Mue­ller– la trans­crip­ción de con­ver­sa­cio­nes en­tre Ale­xan­der Tors­hin, un po­lí­ti­co y ban­que­ro ru­so cer­cano a Vla­dí­mir Pu­tin, y Ale­xan­der Ro­ma­nov, un cri­mi­nal con­de­na­do por la­va­do de di­ne­ro. «Esas gra­ba­cio­nes fue­ron en­tre­ga­das al FBI», con­fir­mó Gri­da en una con­fe­ren­cia en Was­hing­ton en ma­yo. «El hi­jo de Do­nald Trump tie­ne mo­ti­vos pa­ra preo­cu­par­se».

«Co­ne­xión Bu­ti­na»

De he­cho, Do­nald Trump ju­nior se lle­gó a ver con Tors­hin en ma­yo de 2016 du­ran­te una reunión de la Aso­cia­ción Na­cio­nal del Ri­fle en Ken­tucky. To­do apun­ta a que el fis­cal Gri­da le en­tre­gó al FBI un re­su­men de aque­lla con­ver­sa­ción, re­me­mo­ra­do des­pués por el pro­pio Tors­hin. Con Tors­hin, por cier­to, es­ta­ba en Ken­tucky Ma­ria Bu­ti­na, una agen­te ru­sa que se ha de­cla­ra­do cul­pa­ble de es­pio­na­je y que se en­fren­ta a una con­de­na má­xi­ma de cin­co años.

Las prue­bas que bus­ca de coor­di­na­ción en­tre la cam­pa­ña de Do­nald Trump y Ru­sia las pue­de ha­ber en­con­tra­do el fis­cal Mue­ller en Es­pa­ña y gra­cias a la co­la­bo­ra­ción de un fis­cal es­pa­ñol.

EFE

Ima­gen de ar­chi­vo de Paul Ma­na­fort, ex­je­fe de cam­pa­ña de Trump

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.