La se­lec­ción fir­ma un se­rio en­cuen­tro de prin­ci­pio a fin y se man­tie­ne lí­der

ABC (Galicia) - - CULTURA - LAU­RA MAR­TA J. A. M. MA­DRID

Des­pués de un apa­ren­te plá­ci­do es­treno con­tra Bah­réin, Is­lan­dia se pre­sen­ta­ba co­mo una de las pri­me­ras gran­des ame­na­zas de es­ta fa­se de gru­pos del Mun­dial de Ale­ma­nia y Di­na­mar­ca. Pe­ro la Es­pa­ña que sa­lió ayer en el Olym­piaha­lle de Mú­nich sa­bía de la im­por­tan­cia de es­te cho­que. Rá­pi­da de pier­nas y de ideas y con efec­ti­vi­dad al ata­que con­ge­ló a los is­lan­de­ses. Se­gun­da vic­to­ria pa­ra los de Jor­di Ri­be­ra pa­ra su­mar con­fian­za, buen jue­go y se­guir lí­der.

Que no iba a ser un en­cuen­tro có­mo­do co­mo con­tra Bah­réin se no­tó en la pri­me­ra ju­ga­da: dos mi­nu­tos y vein­te se­gun­dos de pé­trea de­fen­sa is­lan­de­sa pa­ra que Es­pa­ña per­die­ra el ba­lón por pa­si­vo. E Is­lan­dia te­nía en el la­ti­ga­zo de Aron Pal­mars­son un cas­ti­go pa­ra la por­te­ría de Gon­za­lo Pé­rez de Var­gas. Pe­ro la se­lec­ción se man­tu­vo tran­qui­la con un Da­ni Dujs­he­baev con po­der pa­ra rom­per las ju­ga­das des­de le­jos.

No hu­bo ni un mi­nu­to de res­pi­ro en la pri­me­ra mi­tad. El agui­jón de Pal­mars­son no lo per­mi­tía. Pe­ro a pier­nas, Es­pa­ña pa­re­ce so­bra­da en es­tos pri­me­ros días de com­pe­ti­ción. Ju­len Agi­na­gal­de, el pe­que­ño de los Dujs­he­baev, Ai­tor Ari­ño o Fe­rrán So­lé se di­vi­die­ron los go­les y la res­pon­sa­bi­li­dad de man­te­ner a la se­lec­ción li­bre de atas­cos al ata­que, siem­pre por de­lan­te en el mar­ca­dor y aler­ta an­te la ra­pi­dez en las con­tras is­lan­de­sas.

Has­ta de cin­co go­les fue la di­fe­ren­cia an­tes del des­can­so (18-13) a fa­vor de los de Ri­be­ra, com­pe­ne­tra­dos en la lí­nea de re­ta­guar­dia y con aba­ni­co de re­cur­sos pa­ra ata­car. Con to­da la cal­ma po­si­ble pa­ra pen­sar y eje­cu­tar des­de los ex­tre­mos, el ex­te­rior o a la ca­rre­ra, con con­tra­gol­pes que siem­pre ter­mi­na­ron en las ma­llas.

Con­cen­tra­ción

Es­pa­ña, fir­me, con­cen­tra­da y sin de­ma­sia­dos erro­res a pe­sar de la pre­sión, man­tu­vo siem­pre la se­rie­dad. Co­rra­les sus­ti­tu­yó con ga­ran­tías a Pé­rez de Var­gas y Fi­gue­ras per­mi­tió des­can­sar a Agi­na­gal­de en el pi­vo­te con igual buen re­sul­ta­do. Tam­bién Aleix Gó­mez se per­mi­tió agra­de­cer con go­les des­de el ex­tre­mo la opor­tu­ni­dad de de­bu­tar en un Mun­dial. In­clu­so me­jo­ró la se­lec­ción en apro­ve­char las su­pe­rio­ri­da­des, que no ha­bía lo­gra­do en la pri­me­ra par­te, pa­ra am­pliar la ven­ta­ja has­ta los sie­te go­les.

Sin em­bar­go, Pal­mars­son re­cu­pe­ró al­go de las ener­gías per­di­das al fi­nal de la pri­me­ra par­te pa­ra re­cor­dar Croa­cia que es el al­ma de Is­lan­dia. Bien su bra­zos, bien su ca­pa­ci­dad de de­ci­sión pa­ra en­con­trar el me­jor pa­se, y un pro­vi­den­cial Gus­tavs­son, per­mi­tie­ron que los is­lan­de­ses vol­vie­ran a sen­tir­se se­gu­ros en de­fen­sa, re­agru­pa­dos e in­ten­sos. Y a los de Ri­be­ra les cos­tó vol­ver a en­con­trar los hue­cos y el gol con un par­cial de 0-4 y va­rios mi­nu­tos sin ano­tar.

Fue­ron los mo­men­tos más ten­sos pa­ra la se­lec­ción, que se desatas­có a fal­ta de diez mi­nu­tos con las con­tras, Da­ni Sar­mien­to y los ex­tre­mos. Se re­cu­pe­ró la con­fian­za con una de­fen­sa abier­ta y agre­si­va pa­ra ro­bar ba­lo­nes y vol­ver a ser la Es­pa­ña que co­rre y ga­na. Y am­plía la ven­ta­ja en el mar­ca­dor. Un buen par­ti­do, en con­jun­to, pa­ra com­pro­bar que es­te gru­po tie­ne ham­bre y ca­li­dad de siem­pre , ma­du­rez y mar­gen de me­jo­ra.

Sin tiem­po pa­ra la­mer las he­ri­das que ha de­ja­do la fé­rrea de­fen­sa is­lan­de­sa ni pa­ra alegrrse por es­tos dos im­por­tan­tes pun­tos, los de Jor­di Ri­be­ra jue­gan de nue­vo hoy con­tra Ja­pón Es­pa­ña en­gra­sa sus as­pi­ra­cio­nes. Un palmeo de Ran­dolph en el úl­ti­mo sus­pi­ro per­mi­tió que el Real Ma­drid se lle­va­ra el triun­fo an­te el Tecny­con­ta Za­ra­go­za en un par­ti­do mar­ca­do por la igual­dad. Gus­ta­vo Ayón, con 20 pun­tos, fue el má­xi­mo ano­ta­dor de un duelo con un fi­nal tre­pi­dan­te.

El con­jun­to de La­so, des­pués de un pri­mer cuar­to muy ajus­ta­do (3-1-31), con­si­guió mar­char­se al des­can­so con un pun­to de ven­ta­ja (53-52), y do­bló su ren­ta al tér­mino del ter­cer par­cial (76-74). Dos ro­bos con­se­cu­ti­vos del equi­po ara­go­nés pu­sie­ron el 85-89 a fal­ta de cua­tro mi­nu­tos. La en­tra­da de Ayón es­pa­bi­ló a los blan­cos, aun­que a 33 se­gun­dos pa­ra la con­clu­sión, el vi­si­tan­te Sei­bu­tis, con un tri­ple, res­ta­ble­ció el em­pa­te (94-94). En el úl­ti­mo ata­que, un palmeo de Ran­dolph tras una en­tra­da a ca­nas­ta de Llull aca­bó dan­do la vic­to­ria a los lo­ca­les (98-96).

EFE

Fe­rrán So­lé se ele­va pa­ra lo­grar un tan­to, ayer, con­tra Is­lan­dia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.