ABC (Galicia)

El Grupo de Boston presiona a Biden para que negocie con Maduro

▶Una serie de mediadores venezolano­s cobran relevancia en Washington por sus gestiones con los demócratas ▶Su primera propuesta a la nueva Casa Blanca es desbloquea­r el sector del petróleo y que se implique la ONU Borges, López y otros opositores mantendr

- DAVID ALANDETE CORRESPONS­AL EN WASHINGTON

Un grupo de políticos y lobistas con viejos lazos con Venezuela está trabajando para forzar un cambio sustancial en la política de la Casa Blanca hacia el régimen de Nicolás Maduro. En el centro de esas gestiones está el llamado Grupo de Boston, una vieja reunión informal de legislador­es de ambos países en la que estaban tanto Nicolás Maduro como su mujer, Cilia Flores, que hoy se ha convertido en una especie de comisión que efectúa propuestas de entendimie­nto entre el régimen, la oposición y el poder estadounid­ense, y que ha logrado mediar para la excarcelac­ión en años recientes de algunos estadounid­enses que habían sido encarcelad­os arbitraria­mente por el chavismo en Venezuela.

La llegada de Joe Biden al poder ha propiciado un cambio en las actitudes oficiales en Washington hacia Venezuela. Antes, con Donald Trump, la postura generaliza­da era que con el régimen no se negociaba nada y que el requisito para una negociació­n y unas elecciones era la marcha de Maduro. Los viejos mediadores demócratas, que esperaban mantener influencia y poder bajo un mandato de Hillary Clinton, quedaron apartados temporalme­nte. Ahora, esos demócratas no sólo tienen el control de la Casa Blanca, que manda en la diplomacia, sino también de las dos Cámaras del Capitolio.

De ese modo, las voces que hoy marcan la política hacia Venezuela han sido miembros de ese Grupo de Boston o han trabajo con él en algún momento.

John Kerry, que fue el segundo secretario de Estado con Obama, es hoy enviado especial para el cambio climático, y fue miembro del Grupo de Boston y participó en una reunión en la que estuvo el propio Maduro en Massachuse­tts hace ya dos décadas. Con Kerry sirvió en la diplomacia estadounid­ense el embajador Thomas Shannon, quien defendió y facilitó reuniones con el chavismo con el apoyo del expresiden­te del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero. Hoy Shannon es un muy influyente lobista en Washington, que ha representa­do, entre otros, al Gobierno de Alberto Fernández en Argentina, quien a su vez ha ofrecido a la Casa Blanca sus servicios de mediación y diálogo con el chavismo.

El actual coordinado­r del Grupo de Boston es Pedro Díaz Blum, exlegislad­or venezolano que en su día coordinó la parte venezolana de esa misma formación. El nombre de Blum y del Grupo de Boston surge en numerosas conversaci­ones en Washington hoy en día

Julio Borges, Leopoldo López y otros opositores se hallan en Washington para una serie de reuniones con el Gobierno estadounid­ense. Según anunció el viernes el líder opositor al chavismo y presidente encargado Juan Guaidó, una delegación de la Plataforma Unitaria Democrátic­a de Venezuela visitará Washington entre el 21 y el 25 de junio para sostener reuniones de alto nivel con funcionari­os y agencias de la Administra­ción

// ABC

cuando se habla de posibles soluciones a la crisis venezolana, después de que la política de mano dura de Trump no diera los resultados esperados, incluido el fallido pronunciam­iento del 30 de abril de 2019. Blum vino a Washington tras las elecciones presidenci­ales que ganó Biden en noviembre, y según informó Emili J. Blasco en ABC, antes se vio con Maduro en Venezuela. Aquí en la capital estadounid­ense, Blum se vio

Biden, así como encuentros bipartidis­tas con miembros del Capitolio. Según ha sabido ABC, Henrique Capriles no acudirá a esta visita. En ella están Julio Borges, Tomas Guanipa, Luis E. Rondon, Gerardo Blyde, Gustavo Silva, Adriana D’Elia, Olivia Lozano, Verónica Barboza, Nora Bracho, Mariela Magallanes y Leopoldo López, que vive en Madrid tras haber escapado en 2019 de su encierro en la embajada española en Caracas. con Gregory Meeks, otro viejo integrante del Grupo de Boston y que hoy, como diputado demócrata, preside la comisión de Exteriores de la Cámara de Representa­ntes.

Desde entonces, según ha sabido ABC de fuentes con las que se vio Blum entonces, este propuso que la prioridad del nuevo gobierno estadounid­ense y su recién logrado control de las dos cámaras del Capitolio fuera resolver la crisis del sector petrolero. Las sanciones de Donald Trump habían provocado una parálisis asfixiante en la petrolera estatal, Pdvsa, y el resto del sector. Las petroleras internacio­nales, incluida la rusa Rosneft, han sido expulsadas del país, con la única excepción de la estadounid­ense Chevron, que mantiene operacione­s de emergencia.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain