AL­GAS ‘KELP’

ABC - Hoy Corazón - - Espía -

Adel­ga­zar, re­la­jar­se y pre­pa­rar la piel gra­cias al mar… Las al­gas ‘kelp’ se usan en orien­te co­mo com­ple­men­to ali­men­ti­cio, ya que tie­nen oli­go­ele­men­tos que apor­tan la ca­pa­ci­dad de au­men­tar el dre­na­je y es­ti­mu­lar el sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio. Tam­bién son ri­cas en vi­ta­mi­na C, ideal pa­ra la ex­po­si­ción al sol.

1. LIM­PIE­ZA. Se efec­túa en la piel de to­do el cuer­po que se ex­fo­lia con sa­les y acei­tes per­so­na­li­za­dos. A su vez, el pa­cien­te in­gie­re una in­fu­sión de­pu­ra­ti­va.

2. EFEC­TO SAU­NA Y RE­LA­JA­CIÓN. La te­ra­peu­ta pro­ce­de a cu­brir la piel con una ca­pa de pa­té com­pues­to por ‘wa­sa­bi’ y jen­gi­bre con pro­pie­da­des an­ti­in­fla­ma­to­rias y diu­ré­ti­cas. Una vez apli­ca­do, se cu­bre el cuer­po con una man­ta eléc­tri­ca y se de­ja ac­tuar du­ran­te 30 mi­nu­tos.

3. MA­SA­JE. Re­ti­ra­do el pa­té, se apli­can unas go­tas de acei­te esen­cial en los gan­glios lin­fá­ti­cos que se tra­ba­jan con pre­sio­nes su­ti­les pa­ra es­ti­mu­lar el sis­te­ma lin­fá­ti­co.

4. LAS AL­GAS. Se en­vuel­ve el cuer­po con las al­gas ‘kelp’ a mo­do de ven­da y se de­jan ac­tuar du­ran­te 30 mi­nu­tos con una man­ta eléc­tri­ca o un mono os­mó­ti­co. No es ne­ce­sa­ria una du­cha fi­nal, ya que las al­gas no man­chan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.