Cuan­do el cán­cer vuel­ve

ABC - Hoy Corazón - - Cocina -

Si un tu­mor ma­ligno se ex­tien­de a los gan­glios o bien a otras zo­nas del cuer­po a tra­vés de la san­gre, se con­vier­te en un tu­mor avanzado. Es­ta di­se­mi­na­ción a otras re­gio­nes del or­ga­nis­mo se co­no­ce con el nom­bre de me­tás­ta­sis. Las cé­lu­las can­ce­ro­sas se pue­den ex­ten­der a otros ór­ga­nos o te­ji­dos co­mo el pul­món, hí­ga­do, hue­so, etc. Re­cien­te­men­te he­mos sa­bi­do que la ac­triz y can­tan­te Oli­via New­to­nJohn ha can­ce­la­do su gi­ra de con­cier­tos por la apa­ri­ción de una me­tás­ta­sis de un cán­cer de ma­ma que pa­de­ció ha­ce 25 años. Tam­bién pa­de­cie­ron me­tás­ta­sis el ex­ci­clis­ta Lan­ce Arms­trong, que con­ti­núa hoy en día con buen es­ta­do de sa­lud, y la mí­ti­ca Lo­la Flo­res.

NO TO­DO ES­TÁ PER­DI­DO

To­do el mun­do sa­be que cuan­do apa­re­cen me­tás­ta­sis el pro­nós­ti­co de un tu­mor em­peo­ra mu­cho. De­sa­for­tu­na­da­men­te, al­gu­nos tu­mo­res cuan­do se diag­nos­ti­can ya las tie­nen y otros las desa­rro­llan a pe­sar de los tra­ta­mien­tos rea­li­za­dos. Ha­ce al­gu­nos años te­ner me­tás­ta­sis sig­ni­fi­ca­ba que ya ha­bía po­co o na­da que ha­cer. Hoy en día la si­tua­ción ha cam­bia­do. En pri­mer lu­gar, exis­ten mé­to­dos que nos per­mi­ten diag­nos­ti­car más rá­pi­do y con más pre­ci­sión su apa­ri­ción. Es co­mún rea­li­zar un TAC, ca­da po­cos me­ses, en el se­gui­mien­to de los tu­mo­res que se es­tán tra­tan­do en cual­quier hos­pi­tal. Con ello se con­si­gue diag­nos­ti­car la apa­ri­ción de las me­tás­ta­sis de ma­ne­ra más rá­pi­da y lo­ca­li­za­da, lo cual nos ayu­da­rá a rea­li­zar un tratamiento más efi­caz. Es­to es fun­da­men­tal a la ho­ra de tra­tar de con­tro­lar una en­fer­me­dad de es­te ti­po. El PET nos per­mi­te ade­más rea­li­zar un aná­li­sis de prác­ti­ca­men­te to­do el cuer­po bus­can­do te­ji­do con ac­ti­vi­dad tu­mo­ral, in­clu­so en re­gio­nes ale­ja­das del tu­mor y es ca­paz de de­tec­tar me­tás­ta­sis de pe­que­ño ta­ma­ño.

SU TRATAMIENTO

El tratamiento de la me­tás­ta­sis sue­le rea­li­zar­se por equi­pos mul­ti­dis­ci­pli­na­rios. Se sue­len dar tra­ta­mien­tos co­mo qui­mio­te­ra­pia, ra­dio­te­ra­pia u otros con in­ten­ción de con­tro­lar la en­fer­me­dad por­que, a es­tas al­tu­ras, al ha­ber es­ta­do las cé­lu­las tu­mo­ra­les en con­tac­to con el to­rren­te san­guí­neo, pue­den ha­ber mi­gra­do a cual­quier par­te del cuer­po. Es en es­tos ca­sos cuan­do la en­fer­me­dad se con­si­de­ra co­mo di­se­mi­na­da. En de­ter­mi­na­das si­tua­cio­nes, cuan­do el es­ta­do ge­ne­ral del pa­cien­te lo per­mi­te, el tu­mor ori­gi­na­rio es­tá con­tro­la­do o es con­tro­la­ble y la me­tás­ta­sis úni­ca o múl­ti­ple es­tá lo­ca­li­za­da y se pue­de tra­tar, se pue­de in­ten­tar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.