Es muy po­si­ble que el tratamiento me­jo­re en los pró­xi­mos años

ABC - Hoy Corazón - - Cocina - David Saldaña Ga­rri­do. Ci­ru­gía To­rá­ci­ca. Hos­pi­tal Ni­sa Pardo Ara­va­ca. Vi­ce­pre­si­den­te de NEUMOMADRID.

rea­li­zar al­gún tratamiento que pue­de ir des­de la ci­ru­gía, por ejem­plo ex­tir­pan­do me­tás­ta­sis del pul­món o del hí­ga­do, has­ta rea­li­zar tra­ta­mien­tos con otras téc­ni­cas co­mo la ra­dio­te­ra­pia o la ra­dio­ci­ru­gía, co­mo en el ca­so de al­gu­nas me­tás­ta­sis ce­re­bra­les. En aque­llos ca­sos en los que se con­si­gue con­tro­lar la di­se­mi­na­ción de la en­fer­me­dad can­ce­ro­sa y se lo­gra tra­tar las me­tás­ta­sis de ma­ne­ra exi­to­sa, se pue­de au­men­tar la es­pe­ran­za de vida de los pa­cien­tes de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va, co­mo se ha po­di­do de­mos­trar en nu­me­ro­sos es­tu­dios. Las me­tás­ta­sis que más se sue­len tra­tar me­dian­te ci­ru­gía son las de co­lon y rec­to, los sar­co­mas, los tu­mo­res de ma­ma y me­la­no­ma, aun­que tam­bién se pue­den ope­rar me­tás­ta­sis pro­ve­nien­tes de otro ti­po de cán­ce­res.

LAS IN­VES­TI­GA­CIO­NES

Exis­ten nu­me­ro­sas lí­neas de in­ves­ti­ga­ción so­bre las me­tás­ta­sis y se es­tán en­sa­yan­do nue­vas te­ra­pias co­mo nue­vos agen­tes qui­mio­te­rá­pi­cos, hor­mo­no­te­ra­pia, inmunoterapia o fár­ma­cos in­hi­bi­dos de la for­ma­ción de va­sos san­guí­neos por los tu­mo­res, en­tre otros, con re­sul­ta­dos muy pro­me­te­do­res. Tam­bién se es­tán rea­li­zan­do mu­chos tra­ba­jos so­bre la ge­né­ti­ca de las me­tás­ta­sis y có­mo rea­li­zar un diag­nós­ti­co pre­coz de su apa­ri­ción. Es muy po­si­ble que gra­cias a to­da es­ta in­ves­ti­ga­ción el tratamiento me­jo­re en los pró­xi­mos años.

CA­SOS COM­PLI­CA­DOS

En aque­llos pa­cien­tes con me­tás­ta­sis en los que no sea po­si­ble con­tro­lar o tra­tar la en­fer­me­dad, exis­te la po­si­bi­li­dad de con­tac­tar con una uni­dad de cui­da­dos pa­lia­ti­vos con la in­ten­ción de pa­liar el do­lor y me­jo­rar la ca­li­dad de vida en es­ta si­tua­ción. Hoy en día hay un am­plio ar­se­nal de me­di­ca­men­tos con­tra el do­lor y exis­ten uni­da­des especializadas que atien­den a los pa­cien­tes in­clu­so de ma­ne­ra am­bu­lan­te en sus do­mi­ci­lios. Tam­bién exis­ten otras medidas pa­ra in­ten­tar me­jo­rar la ca­li­dad de vida, co­mo por ejem­plo tra­tar los de­rra­mes plu­ra­les que pue­den di­fi­cul­tar la res­pi­ra­ción y pro­du­cir sen­sa­ción de aho­go me­dian­te su as­pi­ra­ción pe­rió­di­ca rea­li­zan­do una pun­ción en el tó­rax o me­dian­te ci­ru­gía pa­ra evi­tar que se re­pro­duz­can, lo cual agra­de­cen mu­cho los pa­cien­tes que los pa­de­cen. Ló­gi­ca­men­te, el apo­yo psi­co­ló­gi­co a los pa­cien­tes y a las fa­mi­lias es al­go fun­da­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.