Cuan­do lle­ga el frío

ABC - Hoy Corazón - - Latidos -

Que­da to­da­vía un mes del oto­ño, pron­to lle­ga­re­mos al pe­rio­do in­ver­nal y las tem­pe­ra­tu­ras es­tán en fran­co des­cen­so. Es­tos cam­bios pue­den pro­du­cir que nues­tra sa­lud se re­sien­ta, ya que exis­ten múl­ti­ples en­fer­me­da­des que son más fre­cuen­tes en es­te pe­rio­do, de­bi­do al frío.

Las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras oca­sio­nan cam­bios va­ria­dos en el or­ga­nis­mo, co­mo la ba­ja­da de las de­fen­sas, ya que el frío in­hi­be el sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio y fa­vo­re­ce la mul­ti­pli­ca­ción de al­gu­nos gér­me­nes, co­mo los que ata­can al apa­ra­to res­pi­ra­to­rio. To­dos los años, los ingresos hos­pi­ta­la­rios su­fren un au­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en­tre 10 y 14 días des­pués del des­cen­so de las tem­pe­ra­tu­ras. Tam­bién au­men­tan los ingresos por ur­gen­cias y el ries­go de en­fer­mar o mo­rir.

No so­lo pro­du­ce un au­men­to del ries­go de pa­de­cer en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias, sino que tam­bién hay un ma­yor ries­go de su­frir en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, ya que el co­ra­zón ha de rea­li­zar un ma­yor tra­ba­jo pa­ra ven­cer los efec­tos del frío. Den­tro de las in­fec­cio­nes, la más fre­cuen­te en in­vierno es el ca­ta­rro co­mún. ¿Quién no ha te­ni­do un ca­ta­rro al­gu­na vez? Los tí­pi­cos sín­to­mas de es­tor­nu­dos, tos, au­men­to de la mu­co­si­dad... Es tre­men­da­men­te con­ta­gio­so, so­bre to­do en­tre los ni­ños. No exis­te una va­cu­na efi­caz en es­tos mo­men­tos y el úni­co tra­ta­mien­to que po­de­mos rea­li­zar es el sin­to­má­ti­co: man­te­ner­nos ca­lien­tes, to­mar al­gún an­ti­in­fla­ma­to­rio y es­pe­rar que pa­se. «So­pi­tas y buen vino», co­mo se di­ce po­pu­lar­men­te.

Co­mo to­do

ca­ta­rro co­mún El úni­co tra­ta­mien­to exis­ten­te es man­te­ner­nos abri­ga­dos y to­mar al­gún an­ti­in­fla­ma­to­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.