“Hay dos gru­pos que se lla­man Mo­ce­da­des y lue­go no­so­tros”. Esa es la ex­pli­ca­ción de por qué hu­bo un cam­bio de nom­bre. Ade­más, hay di­fe­ren­cias en­tre Mo­ce­da­des y El Con­sor­cio.

ABC - Hoy Corazón - - Tus Tres Canciones -

nues­tra vi­da gra­ba­dos. Hay de to­do, des­de Car­los en el es­tu­dio has­ta Ama­ya ha­cien­do ba­ca­lao. A. ¡Frien­do cro­que­tas! I. Y dis­cu­tien­do con­mi­go, co­mo siem­pre ( ri­sas). Ha­béis crea­do him­nos sin me­te­ros en po­lí­ti­ca. ¿Ha si­do di­fí­cil? A. So­mos cua­tro per­so­nas que po­de­mos pen­sar igual o di­fe­ren­te. Cuan­do nos han pe­di­do can­tar pa­ra un par­ti­do, que lo han he­cho, siem­pre he­mos di­cho que no. Ha­ble­mos de vues­tra ca­rre­ra. En 1967 se crea Vo­ces y gui­ta­rras. E. Era mú­si­ca folk de dos gru­pos de her­ma­nos. Los Uran­ga, que éra­mos Ro­ber­to, Izas­kun, Ama­ya y yo. Y los Blan­co, Ser­gio y su her­mano.

A. Era muy mo­derno pa­ra esa épo­ca. Al­go dis­tin­to. Lue­go se di­suel­ve y se crea Mo­ce­da­des.

A. Sí, la ca­sa dis­co­grá­fi­ca de­ci­dió cam­biar el nom­bre. Nos lla­ma­ron Mo­ce­da­des y se re­es­truc­tu­ró to­do.

E. Hay un pun­to de in­fle­xión que es cuan­do va­mos a Eu­ro­vi­sión con el te­ma Eres

tú. Ahí em­pie­za la eta­pa de Mo­ce­da­des. Pe­ro ahí no es­tá­ba­mos ni Ser­gio ni yo, que ya éra­mos Ser­gio y Es­tí­ba­liz al mar­gen. Eso fue en el 73. ¿ Có­mo va­lo­ráis que en 2017 Ope

ra­ción Triun­fo arran­que can­tan­do Eres tú?. Car­los Muy or­gu­llo­sos de que una can­ción nues­tra sea un himno ac­tual­men­te y no so­lo aquí, sino en Ja­pón, en Co­rea, en Es­ta­dos Uni­dos y to­da Amé­ri­ca La­ti­na. Ama­ya, te he oído de­cir al­gu­na vez: «Cuan­do Eu­ro­vi­sión era Eu­ro­vi­sión». ¿Có­mo lo ves aho­ra? E. Es que, aho­ra, es otra co­sa. An­tes era ver­dad: to­do en di­rec­to, con or­ques­ta y con can­cio­nes muy di­fe­ren­tes unas de otras. Aho­ra, im­por­ta un ca­ra­jo quién es­tá allí, por­que hay tan­ta luz, tan­to bai­la­rín y tan­ta his­to­ria que 28

lo que me­nos im­por­ta es có­mo can­te el artista.

I. An­tes era un fes­ti­val de la can­ción y, aho­ra, es un fes­ti­val au­dio­vi­sual.

C. Ade­más, te doy un da­to: hay un par de com­po­si­to­res de Cen­troeu­ro­pa que com­po­nen gran par­te de las can­cio­nes del fes­ti­val. Sa­ben qué ven­de y qué arre­glos ha­cer, por eso tan­tas sue­nan igual. ¿ Qué fue lo que ocu­rrió con Mo­ce­da­des?

I. Hay dos gru­pos que se lla­man Mo­ce­da­des y lue­go no­so­tros.

E. Hay gen­te que cree que Mo­ce­da­des so­mos no­so­tros y lue­go va a un con­cier­to y se en­cuen­tra otra co­sa.

I. Es ló­gi­co que el pú­bli­co iden­ti­fi­que a El Con­sor­cio co­mo Mo­ce­da­des, por­que es­tán Ama­ya y Es­tí­ba­liz aquí y por­que, aun­que lle­ve­mos 25 años con otro nom­bre, la gen­te oye las can­cio­nes de Mo­ce­da­des y quie­re que las can­ten Ama­ya o Es­tí­ba­liz. Ven­ga, lle­ga­mos a El Con­sor­cio. ¿Có­mo arran­ca? A. Pues Ro­sa León te­nía un pro­yec­to pre­cio­so que con­sis­tía en re­cu­pe­rar las can­cio­nes que se emi­tían en ra­dio en los años 30, 40 y 50. Me lla­mó pa­ra que yo le pu­sie­ra voz, pe­ro no que­ría can­tar so­la. Así se creó El Con­sor­cio.

I. Fue y es ma­ra­vi­llo­so. Has­ta los en­sa­yos eran una fies­ta. Te­nía­mos se­sio­nes pa­ra apren­der un par de pa­sos de bai­le que du­ra­ban ho­ras. Poty, que era el di­rec­tor de I. co­reo­gra­fías, lo pa­sa­ba fa­tal.

E. En re­su­men, con El Con­sor­cio adop­ta­mos las can­cio-

nes que ya te­nía­mos e in­tro­du­ji­mos mu­chas nue­vas. Y de es­ti­los muy dis­tin­tos.

I. Sí, me­ji­ca­na, cu­ba­na, bo­le­ros… Afor­tu­na­da­men­te, he­mos ele­gi­do siem­pre lo que que­ría­mos can­tar.

A. Nun­ca nos han obli­ga­do a na­da y, cuan­do lo han in­ten­ta­do, yo, que soy muy bu­rra, he di­cho no.

E. Una anéc­do­ta. Cuan­do le di­je­ron a Ama­ya que que­rían que can­ta­se Amor de hom­bre, lo pa­só fa­tal. No se veía e, in­clu­so, llo­ró. Al fi­nal lo hi­zo y fue una de las can­cio­nes más emo­cio­nan­tes del gru­po.

A. Ten­go mal ojo pa­ra ver al­gu­nos éxi­tos ( ri­sas). He­mos re­cha­za­do al­gu­nas can­cio­nes que lue­go han si­do éxi­tos in­ter­na­cio­na­les. Hay un pun­to de in­fle­xión im­por­tan­te en el gru­po cuan­do mue­re Ser­gio. A ni­vel per­so­nal, por su­pues­to, pe­ro a ni­vel pro­fe­sio­nal se aca­ba una eta­pa. E. Fue un gol­pe muy duro a ni­vel per­so­nal. Y a ni­vel pro­fe­sio­nal, pues pen­sa­mos que igual era el mo­men­to de de­jar­lo. Nos lo plan­tea­mos. Pe­ro cuan­do pa­só ese pe­rio­do de no sa­ber qué ha­cer, lo pen­sa­mos me­jor y de­ci­di­mos se­guir.

Bas­ta que anun­cies que te re­ti­ras pa­ra que sal­gan pro­yec­tos. Y así fue. Nos die­ron el Grammy y se­gui­mos. ♥

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.