ZOOM

LOS FO­TÓ­GRA­FOS MA­RIO TES­TINO Y BRU­CE WE­BER ES­TÁN EN EL PUN­TO DE MI­RA POR PRE­SUN­TOS ABU­SOS SE­XUA­LES Y WOODY ALLEN VUEL­VE A LA PA­LES­TRA.

ABC - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR MA­TIL­DE MO­LI­NE­RO

Los úl­ti­mos acu­sa­dos.

Des­pués de que en los úl­ti­mos me­ses no ha­yan de­ja­do de sa­lir a la luz ca­sos de acoso se­xual en la in­dus­tria holly­woo­dien­se, aho­ra son dos de los fo­tó­gra­fos de ca­be­ce­ra de las ce­le­bri­ties y re­fe­ren­tes de las re­vis­tas de mo­da los que se en­cuen­tran en el pun­to de mi­ra: Ma­rio Tes­tino (63) y Bru­ce We­ber (71). The New York Ti­mes, el mis­mo dia­rio que des­ta­pó el ca­so del pro­duc­tor Har­vey Weins­tein, ha pu­bli­ca­do que am­bos fo­tó­gra­fos han si­do acu­sa­dos de abu­so se­xual. 13 per­so­nas –mo­de­los y asis­ten­tes– acu­san a Tes­tino y 15, a We­ber.

CON­SE­CUEN­CIAS

En el ca­so de We­ber – au­tor, en­tre otras, de las gran­des cam­pa­ñas de Cal­vin Klein–, en di­ciem­bre ya fue de­man­da­do por el mo­de­lo Ja­son Boy­ce, que le acu­só de ha­ber­le « ma­no­sea­do y be­sa­do » . Los dos fo­tó­gra­fos han ne­ga­do las acu­sa­cio­nes a tra­vés de sus abo­ga­dos, pe­ro las con­se­cuen­cias no se han he­cho es­pe­rar. La edi­to­ra je­fe de Vo­gue y di­rec­to­ra ar­tís- ti­ca del gru­po Con­dé Nast, An­na Win­tour, ha anun­cia­do que la re­la­ción con am­bos que­da en stand by a la es­pe­ra de una re­so­lu­ción. Y es que to­do in­di­ca que las ca­rre­ras de am­bos fo­tó­gra­fos se van a ver vi­si­ble­men­te afec­ta­das tras es­tas acu­sa­cio­nes. Pre­ci­sa­men­te es­ta se­ma­na se han dis­tri­bui­do las imá­ge­nes de la úl­ti­ma cam­pa­ña de mo­da rea­li­za­da por Tes­tino pa­ra la fir­ma de Stuart

Weitz­man, que ha reuni­do por pri­me­ra vez a Gi­gi Ha­did y Ka­te Moss. Una cam­pa­ña que bien po­dría sig­ni­fi­car el pun­to fi nal de su pres­ti­gio­sa ca­rre­ra –si se de­mues­tra su cul­pa­bi­li­dad–, en la que ha in­mor­ta­li­za­do a ar­tis­tas co­mo Ma­don­na, mo­de­los co­mo Gi­se­le Bünd­chen e, in­clu­so, miem­bros de la reale­za, co­mo Lady Di. De he­cho su re­la­ción con la fa­mi­lia real bri­tá­ni­ca se hi­zo muy es­tre­cha a raíz de su mí­ti­ca se­sión a Dia­na des­pués de su se­pa­ra­ción del prín­ci­pe Carlos. Tes­tino, nom­bra­do ca­ba­lle­ro de la Or­den del Im­pe­rio Bri­tá­ni­co por la rei­na Isa­bel en 2013, fue tam­bién el en­car­ga­do de ha­cer las fo­tos ofi­cia­les de Gui­ller­mo y Ca­ta­li­na tras anun­ciar­se su com­pro­mi­so. In­clu­so, fue el au­tor de las imá­ge­nes del 70 cum­plea­ños de Ca­mi­la, la es­po­sa del prín­ci­pe de Ga­les. Así no era de ex­tra­ñar que en­ca­be­za­ra las qui­nie­las pa­ra re­tra­tar el pró­xi­mo en­la­ce real en­tre En­ri­que y Meg­han Mar­kle, al­go que ya ha si­do ab­so­lu­ta­men­te des­car­ta­do por Buc­king­ham.

RE­SUR­GE EL CA­SO

A los ca­sos de Tes­tino y We­ber que aca­ban de ha­cer­se pú­bli­cos, se su­ma otro que vie­ne de le­jos. El nombre del di­rec­tor Woody Allen ha vuel­to a con­ver­tir­se en no­ti- cia al re­sur­gir el te­ma de los pre­sun­tos abu­sos que in­flin­gió a su hi­ja Dy­lan (32). No ha si­do ca­sua­li­dad. Ro­nan Fa­rrow, hi­jo del ac­tor y her­mano de la jo­ven, es­tá de­trás de la in­ves­ti­ga­ción que sa­có a la luz el ca­so de Har­vey Weins­tein, y siem­pre ha apo­ya­do a Dy­lan en la de­nun­cia que in­ter­pu­so en 2014 con­tra su pa­dre por abu­sar de ella cuan­do era ni­ña. Por otra par­te, cuan­do sur­gió el ca­so Weins­tein, Dy­lan pu­bli­có una car­ta en Los An

ge­les Ti­mes que­ján­do­se de que se die­ran por bue­nos los ar­gu­men­tos con­tra el pro­duc­tor y que a ella na­die la cre­ye­ra. Es­to ha pro­vo­ca­do que aho­ra Dy­lan ha­ya re­ci­bi­do nu­me­ro­sas mues­tras de apo­yo, en­tre ellas, las de la ac­triz Re­bec­ca Hall, que ha anun­cia­do que do­na­rá to­do el di­ne­ro que ga­nó por la pe­lí­cu­la A Rainy Day in New

York, di­ri­gi­da por Woody Allen, al mo­vi­mien­to Ti­me’s Up. « Des­pués de leer los co­mu­ni­ca­dos de Dy­lan de ha­ce unos días y re­leer los an­ti­guos, no so­lo veo lo com­pli­ca­do que es es­te te­ma, sino tam­bién que mis ac­cio­nes han he­cho a otra mu­jer que­dar­se en si­len­cio y des­es­ti­ma­da (...) Me arre­pien­to», ha afir­ma­do. Pe­ro a Allen tam­bién le han sa­li­do de­fen­so­res, co­mo el ac­tor Alec Bald­win, que opi­na que las acu­sa­cio­nes de abu­sos nun­ca se pu­die­ron pro­bar. Tam­bién le han sa­li­do va­le­do­res a Dus­tin Hoff­man, a quien va­rias jó­ve­nes acu­sa­ron de ha­ber co­me­ti­do abu­sos. Uno de ellos es el ac­tor Liam Nee­son, que in­ten­tó qui­tar hie­rro al asun­to ase­gu­ran­do que so­lo «se tra­ta­ba de co­sas in­fan­ti­les» y que se es­ta­ba ges­tan­do una es­pe­cie de «caza de bru­jas». Fla­co fa­vor el que Liam ha­ce a su pro­fe­sión con es­tos co­men­ta­rios.

MA­RIO TES­TINO Arri­ba, la úl­ti­ma cam­pa­ña pu­bli­ci­ta­ria de Tes­tino, rea­li­za­da pa­ra la fir­ma Stuart Weitz­man, con Gi­gi Ha­did y Ka­te Moss.

WOODY ALLEN El ci­neas­ta vuel­ve a ser no­ti­cia por los pre­sun­tos abu­sos que in­flin­gió a su hi­ja Dy­lan (arri­ba). Al la­do, Re­bec­ca Hall, que ha do­na­do su suel­do a ‘Ti­mes’s Up’.

WE­BER Y HOFF­MAN Arri­ba, el fo­tó­gra­fo We­ber, au­tor de im­por­tan­tes cam­pa­ñas pu­bli­ci­ta­rias pa­ra fir­mas co­mo Cal­vin Klein. A la iz­da., Dus­tin Hoff­man, a quien le han sa­li­do de­fen­so­res co­mo Liam Nee­son.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.