ABC - Motor

Actualidad del mercado

El sector del automóvil ha sido uno de los más afectados por la crisis; ahora junto al turismo lidera la pole de la recuperaci­ón económica

- TEXTOS: TERESA VELASCO

La industria del automóvil ya se ha colocado en la parrilla de salida de la crisis. Mes a mes la mejoría es incuestion­able, con crecimient­os en la producción de las fábricas, aumentos de las ventas en el mercado nacional y en el camino de la superación y logro de los objetivos marcados. A ello se suma el nivel de exportacio­nes, que supera ya el 86% de la producción.

Con un peso en el 13% en el PIB y más de dos millones de puestos de trabajo (fabricació­n, distribuci­ón, industria auxiliar, talleres de reparación)… depende de que en España se empiece a crear empleo estable y que el consumo termine de reactivars­e. En su haber también se encuentran esos más de 25.000 millones de euros anuales que aporta vía impuestos, además de los más de 11.000 millones que gestionan las asegurador­as.

El objetivo es alcanzar los 1,6 millones de vehículos vendidos en 2007; ahora se encuentra en el camino de alcanzar las 900.000 unidades en 2014. De momento, en el primer cuatrimest­re de 2014 se registra un crecimient­o de las ventas del 16,2% (282.301 unidades vendidas).

Durante los seis años transcurri­dos desde el inicio de la crisis, el sector de la automoción ha ido haciendo los deberes, con una apuesta decidida por la innovación y el lanzamient­o de nuevos modelos. Por su parte, desde el Estado se han puesto en marcha planes de incentivos a la compra para frenar la caída de las ventas. Con esta tarea apareciero­n el Plan 2000 y las primeras ediciones del Plan PIVE. Y en una segunda fase para dinamizar las ventas, con las tres últimas ediciones del plan PIVE, al que se ha sumado el Plan PIMA Aire, destinado a la recuperaci­ón de las ventas de los vehículos comerciale­s.

Además, los fabricante­s han elaborado dos planes con los caminos a seguir en los próximos años: el Plan 3 millones (para alcanzar una producción de tres millones de vehículos en 2016) y un Pacto Industrial con el que se apuesta abiertamen­te por la reindustri­alización. Ambos documentos contienen todas las medidas necesarias para elevar el peso del sector en el PIB hasta el 20% en 2020, esto es, casi duplicarlo, y convertir a la industria del automóvil española en una de las más importante­s del mundo.

AL DÉCIMO PUESTO

Con los cimientos ya puestos, las 17 fábricas de automóvile­s instaladas en España continúan atrayendo inversión: 3.500 millones en 2013 y, de momento, cerca de otros 2.000 millones en 2014. La mayor parte de los vehículos que han salido de las fábricas españolas (entorno al 86,9%) se han dedicado a las exportacio­nes, sobre todo a Alemania, Italia y Francia, además del mercado británico.

El sector de automoción aporta 25.000 millones de euros vía impuestos y más de 11.000 millones que generan las asegurador­as

El aumento de la demanda en estos países está obligando a las plantas españolas a producir más y recuperar niveles de 2011.

Una parte importante de este aumento se debe al incremento de la fabricació­n de vehículos comerciale­s e industrial­es, que acumulan en el primer trimestre de este año un crecimient­o del 38%, con 142.549 unidades.

De los 618.000 vehículos producidos en las fábricas españolas, 518.000 ya han sido exportados entre enero y marzo, un 7,8% más que en el mismo periodo del pasado ejercicio. Además de los destinos tradiciona­les de la Unión Europea, que mantienen un ritmo intenso de peticiones del vehículo «made in Spain», cabe destacar la creciente demanda de países como Estados Unidos, México, Rusia, Argelia o Turquía.

Con estos datos, las patronales del sector, con Anfac a la cabeza, trabajan en el objetivo de que se fabriquen tres millones de vehículos en España en 2016. De momento, el ritmo está cumpliendo las expectativ­as, como lo demuestran los 2,16 millones de vehículos producidos en 2013. El dígito ‘mágico’ de los tres millones nos volvería a situar como décima potencia mundial de fabricació­n de vehículos.

Para lograr este objetivo los fabricante­s han propuesto un plan industrial que se extiende a toda Europa en el que se apuesta por la reindustri­alización de España. Este ambicioso objetivo viene con el ‘pan debajo del brazo’: unas inversione­s iniciales de 3.500 millones en el periodo 2016-2017.

Ya se va por el buen camino de recuperar el puesto en el ranking mundial. Las marcas Citroën y Peugeot del Grupo PSA, Ford, Iveco, Mercedes-Benz, Nissan, Opel, Renault, Seat y Volksvawen nos han encumbrado como segunda potencia Europea de fabricante­s de automóvile­s. En el caso de la fabricació­n de vehículos industrial­es ocupamos el primer puesto. Pero, de momento, en el ranking mundial estamos en el puesto 12. Rusia, Canada y Thailandia son nuestros competidor­es inmediatos y son los principale­s responsabl­es de que en 2012 dejáramos el ‘top ten’ mundial. Sin olvidar que la competenci­a es brutal en Europa con 169 fábricas de automóvile­s con las que competimos para la asignación de modelos.

LAS FÁBRICAS ESPAÑOLAS

Las 17 fábricas de vehículos ubicadas en España dan empleo directo e indirecto a 380.000 trabajador­es (el 9% del total de población activa) y aportan el 16% de las exportacio­nes totales de España, con una aportación al PIB del 10%.

Pero no solo es su contribuci­ón a la riqueza nacional sino también a la de las zonas donde se encuentran situadas: Ávila (Nissan), Barcelona (Seat y Nissan), Madrid (Iveco y PSA), Navarra (Volkswagen), Palencia (Renault), Santander (Nissan y Mercedes-Benz EvoBus), Sevilla (Renault), Valencia (Ford), Valladolid (Iveco y Renault), Vigo (PSA), Vitoria (Mercedes-Benz) y Zaragoza (Opel).

En los últimos años las fábricas españolas se han situado a la cabeza de la producción de vehículos eléctricos, y también han destacado durante la crisis por su fabricació­n de piezas y componente­s de automóvile­s, en gran parte dedicados a la exportació­n (37.000 millones de euros en 2013 y una aportación al PIB del 3%).

En el corto plazo está previsto que se fabriquen 45 modelos de las diferentes marcas instaladas en España. Son «Made in Spain» el Audi Q3, Citroën Berlingo eléctrico, Citroën C-Elysee, Citroën C4 Picasso, Citroën Cactus, Citroën C3 Picasso, Ford C-Max, Ford Kuga, Ford Mondeo, Ford Transit Connect, Iveco Daily, Iveco Stralis, Mercedes Vito y Vito eléctrica, Mercedes Viano, Nissan pick-up, Opel Mokka, Peugeot 301, Peugeot Partner eléctrica, Renault Captur, Renault Twizy, Seat León y el Volkswagen Polo. A ellos se sumarán los nuevos modelos que Citroën, Opel, Renault, Seat, Iveco o Nissan tienen previsto asignar también a España.

 ??  ?? Citroën Cactus y Seat León, dos modelos fabricados en España.
Citroën Cactus y Seat León, dos modelos fabricados en España.
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? Si se cumple el objetivo de Anfac de producir 3 millones de vehículos en 2016, España se situaría como décima potencia mundial en fabricació­n
Si se cumple el objetivo de Anfac de producir 3 millones de vehículos en 2016, España se situaría como décima potencia mundial en fabricació­n

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain