ABC - Motor

REPARACIÓN DE PINCHAZOS

- J. BARROSO

El pinchazo es una de las averías más frecuentes que nos pueden ocurrir cuando salimos en moto, pero si no vamos preparados nos dejará tirados y habrá que llamar a la grúa. Lo primero es tratar de evitarlos y para ello os aconsejo llevar las cubiertas en buen estado y con la presión adecuada, circular por el centro del carril, evitando arcenes y cunetas, que es donde normalment­e se van acumulando los clavos, tornillos, grapas, alambres, trozos de metal y hasta algún trozo de plástico como los que he visto clavados en una rueda. Otra forma de prevención y que funciona realmente bien, es la aplicación de un líquido antipincha­zos, que sellará el agujero casi sin enterarnos.

Al pinchar la rueda delantera notaremos como la dirección se vuelve más lenta y pesada en maniobras a baja velocidad, con movimiento­s laterales e inestabili­dad si vamos en marcha. Si el pinchazo es en la trasera notaremos pesadez y falta de agilidad a poca velocidad, así como «flaneos» y sensación de «flotación» al circular en carretera.

Hay dos clases de ruedas: con o sin cámara. Dependiend­o de lo que lleve nuestra moto el procedimie­nto será diferente.

Si llevamos cámara habrá que desmontar la rueda, sacar la cubierta y poner un parche si el agujero lo permite, repasar bien el interior de la cubierta para que no quede ningún pincho y volver a montar con cuidado de no pellizcar la cámara. Todo ello resulta complicado de hacer en ruta y, además, requiere mucha herramient­a. Como procedimie­nto de emergencia, después de sacar el objeto pun- zante, podemos utilizar un spray de espuma, que, con suerte, nos permitirá llegar hasta casa o hasta un taller donde nos tendrán que cambiar la cámara.

Si nuestra rueda es sin cámara, podremos hacer un arreglo definitivo utilizando un kit de reparación. Cuesta unos 30 euros y sirve para varias ocasiones.

Una vez que hemos pinchado hay que buscar un lugar seguro y retirado de la circulació­n para ponernos manos a la obra. Lo mejor es una gasolinera; así podremos dar aire sin usar las bombonas que vienen en el juego. El kit deberá incluir alicates para sacar el objeto, lima para agrandar el agujero, mecha de caucho para taponar, aguja para meter la mecha, pegamento disolución, cuchilla para el sobrante y bombonas de CO2 con su adaptador correspond­iente. No saquéis el objeto hasta que vayáis a empezar el trabajo, pues el aire se irá.

Una vez en sitio seguro tenemos que localizar el pinchazo, sacar el pincho con los alicates y con la lima redondear bien el agujero, sin miedo, ya que luego será más sencillo meter la mecha. «Enhebrar» una mecha de caucho en la aguja y untarla bien de pegamento, esperar unos segundos y meterla aproximada­mente hasta la mitad en la cubierta. Pasados un par de minutos, cortamos con la cuchilla el sobrante de mecha, pero dejando un poco de caucho, no «al ras». Ya podremos dar aire a la rueda, bien con las bombonas del kit o con el compresor de la gasolinera. La ponemos a presión y comprobamo­s que no pierde aire. Esta reparación nos llevará unos 20 minutos y permitirá seguir viaje, por lo que un buen kit de reparación no debería faltar en la dotación de herramient­as de nuestra moto.

 ??  ?? Un pinchazo es una avería que, si vamos convenient­emente preparados, no nos impedirá que sigamos nuestro viaje Una vez localizado el pinchazo no retiraremo­s el clavo para evitar perder el aire. La mecha la introducim­os hasta la mitad de su longitud.
Un pinchazo es una avería que, si vamos convenient­emente preparados, no nos impedirá que sigamos nuestro viaje Una vez localizado el pinchazo no retiraremo­s el clavo para evitar perder el aire. La mecha la introducim­os hasta la mitad de su longitud.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain