Mu­cho más que co­mer­cia­les

Las fur­go­ne­tas, por su ver­sa­ti­li­dad co­mo vehícu­los pa­ra uso lú­di­co y fa­mi­liar, son los nue­vos mo­no­vo­lú­me­nes

ABC - Motor - - PORTADA - PAT­XI FER­NÁN­DEZ/ NOE­LIA SOAGE MA­DRID

Se di­ce que las mo­das se re­pi­ten. Y si ha­ce­mos un po­co de his­to­ria po­dría­mos re­tro­ce­der has­ta 1947, cuan­do con un bo­ce­to a lá­piz el im­por­ta­dor de vehícu­los ho­lan­dés Ben Pon di­se­ña­ba la fa­mo­sa fur­go­ne­ta Volks­wa­gen, el Bu­lli, to­man­do co­mo idea bá­si­ca los con­tor­nos de un Trans­por­ter con ADN de Beetle.

Na­cía así un vehícu­lo pen­sa­do en su ori­gen co­mo au­to­mó­vil de re­par­to y co­mer­cial, pe­ro adap­ta­do a los usos más di­ver­sos. Co­mo co­che fa­mi­liar, co­mo fur­go­ne­ta, pa­ra ocio, y por su­pues­to, pa­ra ser uti­li­za­do en el día a día en los negocios.

Par­te de esa he­ren­cia del co­che icó­ni­co de los hip­pies de los años se­sen­ta han na­ci­do una se­rie de vehícu­los que, adap­ta­dos a los nue­vos tiem­pos, pue­den te­ner un uso de lo más va­ria­do. Pue­de que sea el nue­vo con­cep­to que ha­ce no de­ma­sia­dos años mu­chos com­pra­do­res bus­ca­ban a la ho­ra de ad­qui­rir un «mo­no­vo­lu­men».

Aho­ra los mo­de­los co­mer­cia­les ofre­cen lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía, con las ayu­das a la con­duc­ción ha­bi­tua­les de las ber­li­nas y los SUV. Pe­ro cuen­tan con una ven­ta­ja adi­cio­nal, ya que al dis­po­ner de un gran es­pa­cio in­te­rior se pue­den con­fi­gu­rar al gus­to del con­su­mi­dor. En­tre las nu­me­ro­sas po­si­bi­li­da­des po­de­mos te­ner un vehícu­lo co­mer­cial adap­ta­do pa­ra lle­var a una fa­mi­lia nu­me­ro­sa, pa­ra con­ver­tir su in­te­rior en una mo­der­na ofi­ci­na con lo úl­ti­mo en co­nec­ti­vi­dad y en la que po­der ce­rrar negocios, dis­po­ner de una gran pla­ta­for­ma pla­na en la que lle­var gran­des bul­tos y to­do el ma­te­rial re­la­cio­na­do con un po­si­ble ne­go­cio, ac­ce­der a los lu­ga­res más re­mo­tos gra­cias a una ca­rro­ce­ría ele­va­da y a una trac­ción 4X4, o, con unas li­ge­ras mo­di­fi­ca­cio­nes, con­tar con una ca­sa ro­dan­te en la que po­der dis­fru­tar del tiem­po li­bre y la aven­tu­ra.

EL MIS­MO VEHÍCU­LO SE PEUDE UTI­LI­ZAR PA­RA EL TRA­BA­JO, TRANS­POR­TAR A LA FA­MI­LIA, O PA­RA EL OCIO Y TIEM­PO LI­BRE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.