El eterno de­por­ti­vo

Des­de que apa­re­ció ha­ce más de 40 años, es la re­fe­ren­cia en el seg­men­to de los com­pac­tos ge­ne­ra­lis­tas, por lo que que­da más que cla­ro que in­ver­tir en un Golf es una apues­ta se­gu­ra

ABC - Motor - - ACTUALIDAD -

Cuan­do se tra­ta de ha­blar del Volks­wa­gen Golf pue­de pa­re­cer una ta­rea sen­ci­lla, pe­ro es muy com­pli­ca­da. Se tra­ta de un co­che con tan­tas po­si­bi­li­da­des, que re­sul­ta ca­si im­po­si­ble po­ner­le un «pe­ro». Des­de que apa­re­ció ha­ce más de 40 años, es la re­fe­ren­cia en el seg­men­to de los com­pac­tos ge­ne­ra­lis­tas, por lo que que­da más que cla­ro que in­ver­tir en un Golf es una apues­ta se­gu­ra. Es un mo­de­lo gran­de pa­ra via­jar, pe­ro tam­bién có­mo­do pa­ra la ciu­dad y lo que te pi­da el día a día. Se­gu­ro y con ra­bia, ade­más de un vehícu­lo úni­co tan­to en apa­rien­cia co­mo en con­duc­ción. Los pro­ta­go­nis­tas de es­te due­lo en­car­nan la ofer­ta más de­por­ti­va de la ac­tual ga­ma Golf: el pu­ra­san­gre GTI y el po­ten­te ra­cio­nal GTD, am­bos con mo­to­res 2.0 tur­bo de 220 y 184 CV, res­pec­ti­va­men­te. La eter­na du­da: dié­sel o ga­so­li­na. Se tra­ta de una di­fí­cil de­ci­sión, so­bre to­do, si te­ne­mos en cuen­ta la es­té­ti­ca y el pre­cio –so­lo hay 625 eu­ros de di­fe­ren­cia en­tre am­bos, que par­ten de 34.000 eu­ros–. Es la po­si­ción de la do­ble sa­li­da del es­ca­pe la que des­ve­la las ver­da­de­ras di­fe­ren­cias ex­te­rio­res de am­bos mo­de­los: el ga­so­li­na la tie­ne por se­pa­ra­do en los ex­tre­mos y el dié­sel, jun­tos en el la­do iz­quier­do. En el ha­bi­tácu­lo in­te­rior, des­de el sal­pi­ca­de­ros y los asien­tos de­por­ti­vos, has­ta los pe­da­les en ace­ro inoxi­da­ble, las di­fe­ren­cias son mí­ni­mas, so­lo se apre­cian en los aca­ba­dos y los co­lo­res de di­chos asien­tos, ade­más de en las re­vo­lu­cio­nes del ta­có­me­tro. Des­ta­ca la ca­li­dad del sal­pi­ca­de­ro, de los asien­tos de­por­ti­vos y de los pe­da­les en ace­ro inoxi­da­ble

Tras una in­ten­sa prue­ba, am­bos mo­de­los ofre­cen una ex­pe­rien­cia de con­duc­ción de las que enamo­ran. El mo­de­lo GTI del Golf es un au­tén­ti­co pu­ra­san­gre. Atlé­ti­co, enér­gi­co, úni­co en to­dos los sen­ti­dos. Re­sul­ta más que emo­cio­nan­te sen­tir el ru­gir de su mo­tor. Es con­duc­ción en es­ta­do pu­ro. De he­cho, re­sul­ta in­creí­ble que es­ta de­por­ti­vi­dad pue­da ir a la par con los via­jes lar­gos, pe­ro así es. Eso sí, cui­da­do con tu bol­si­llo.

Por su par­te, el GTD cuen­ta con una ace­le­ra­ción per­fec­ta pa­ra su ca­te­go­ría. Nun­ca tan agre­si­va co­mo la de su her­mano a ga­so­li­na, pe­ro si lo «apu­ra­mos» aso­ma to­do su po­ten­cial. Sorprende por su li­nea­li­dad y es­ta­bi­li­dad, ade­más de por su con­su­mo con­te­ni­do. Aun­que si real­men­te quie­res con­se­guir con­su­mos ca­si co­mo si de un ur­ba­ni­ta se tra­ta­ra, el mo­do Eco ofre­ce unos in­creí­bles 5 l/100 km. Se eli­mi­na así to­da creen­cia de que un mo­de­lo dié­sel no pue­de ser eco­nó­mi­co y emo­cio­nan­te al mis­mo tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.