Ru­ta con...

To­do al aden­trar­te en el Coo­per D ALL4 de 150 CV te in­vi­ta a de­jar­te lle­var, tan­to por ca­rre­te­ra, ciu­dad o por en­tor­nos sin as­fal­tar

ABC - Motor - - MOTOR - NOE­LIA SOA­GE

Re­co­rre­mos en el Mi­ni Country­man los grad­nes te­so­ros des­co­no­ci­dos de Pon­te­ve­dra

Es­pa­cio­so, con­for­ta­ble y atrac­ti­vo. Es­tas tres pa­la­bras aú­nan to­do lo que se le pue­de pe­dir a un co­che. Son si­nó­ni­mas de ver­sa­ti­li­dad, ya que nos per­mi­ten con­du­cir por cual­quier te­rreno, y tam­bién de co­mo­di­dad, gra­cias a su es­pa­cio in­te­rior y su ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción. Si, ade­más, ha­bla­mos de un Mi­ni, tie­ne to­da la esen­cia de un mo­de­lo que nun­ca ha pa­sa­do des­aper­ci­bi­do. Aun­que mu­chos se­gu­ro que no se ha­bían per­ca­ta­do, es al­go que tam­bién pa­sa con Pon­te­ve­dra. Re­ple­ta de bos­ques, acan­ti­la­dos, pla­yas, ríos... ri­ca cul­tu­ral­men­te y lle­na de vi­da, atrae to­das las mi­ra­das y con­si­gue que, quien se va, siem­pre pien­se en vol­ver.

El mo­de­lo que he­mos ele­gi­do pa­ra re­co­rrer par­te de es­ta ver­de pro­vin­cia ha si­do el Country­man Coo­per con mo­tor dié­sel de 150 CV, cam­bio au­to­má­ti­co y trac­ción in­te­gra­da a las cua­tro rue­das mo­tri­ces –des­de 33.550 eu­ros–, de­no­mi­na­da ALL4. En fun­ción de tu es­ti­lo de con­duc­ción y de tu ad­he­ren­cia a la ca­rre­te­ra, el sis­te­ma de con­duc­ción in­te­gral ALL4 cal­cu­la­rá el par ideal de ca­da rue­da. En si­tua­cio­nes ex­tre­mas, pue­de di­ri­gir­se to­do el par del mo­tor al eje tra­se­ro, pa­ra ayu­dar­te a sa­lir de las si­tua­cio­nes más du­ras. Des­de lue­go, el Country­man es un to­do­te­rreno ca­paz de lle­var­te a don­de los otros no pue­den. Su con­duc­ción re­sul­ta agra­da­ble y có­mo­da, ya sea por una si­nuo­sa ca­rre­te­ra cos­te­ra o por las vi­bran­tes ca­lles de la ciu­dad.

La «Boa Vi­la» nos obli­ga a ba­jar del co­che pa­ra co­no­cer sus múl­ti­ples pla­zas, ala­me­das y zo­nas pea­to­na­les, de­cla­ra­da por la ONU en 2014 co­mo la ciu­dad más có­mo­da de Eu­ro­pa pa­ra vi­vir, ade­más de sus pun­tos de pa­ra­da de mi­les de pe­re­gri­nos que ha­cen el Ca­mino de San­tia­go. Pe­ro tam­po­co po­de­mos aban­do­nar es­ta ciu­dad sin re­co­rrer, ya de vuel­ta en nues­tro cin­co pla­zas, por la ori­lla del Lé­rez y sus gran­des puen­tes. Re­co­rrer ki­ló­me­tros por los des­co­no­ci­dos te­so­ros de Pon­te­ve­dra re­sul­ta muy sen­ci­llo si te ro­dean aca­ba­dos de pri­me­ra ca­li­dad y es­pa­cio pa­ra las pier­nas, in­clu­so pa­ra los pa­sa­je­ros más al­tos, que pue­den es­ti­rar las pier­nas. Tam­bién ca­be des­ta­car la re­gu­la­ción de sus asien­tos tra­se­ros pa­ra aña­dir ca­pa­ci­dad al ma­le­te­ro, des­de 450 has­ta con­se­guir 1390 li­tros de al­ma­ce­na­mien­to, una ca­rac­te­rís­ti­ca que ofre­ce in­con­ta­bles po­si­bi­li­da­des, des­de via­jes ur­ba­nos has­ta escapadas a la na­tu­ra­le­za.

No exis­te un pa­ra­je me­jor en el que dis­fru­tar de la na­tu­ra­le­za en es­ta­do pu­ro que en el Es­pa­cio Na­tu­ral Pro­te­gi­do de Ca­bo Ho­me, per­fec­to pa­ra sen­tir la bri­sa ma­ri­na, im­preg­nar­se de olor sa­li­tro­so y oír el so­ni­do de las olas. Ca­paz de asom­brar­te con una pues­ta de sol en el Atlán­ti­co, su gran va­lor na­tu­ral y pai­sa­jís­ti­co de­bi­do a sus fa­ros –aco­ge uno de los más al­tos de Ga­li­cia– y acan­ti­la­dos, ade­más de su di­ver­si­dad en flo­ra y fau­na. La ru­ta por una pis­ta sin as­fal­tar so­bre aca­lan­ti­la­dos que bor­dea es­ta pun­ta, es lo que ha con­se­gui­do su­pe­rar, y con mu­cha sol­tu­ra, el Country­man, co­mo si de su me­dio na­tu­ral se tra­ta­ra. Su­pera los obs­tácu­los de un ca­mino for­ja­do por el bra­vo mar sin ape­nas es­fuer­zo. Cuan­do nos ba­ja­mos de es­te Mi­ni, so­lo que­re­mos vol­ver a su­bir pa­ra así dis­fru­tar de su con­duc­ción con ca­da me­tro.

El in­te­rior del Country­man re­bo­sa ca­li­dad y co­mo­di­dad. Su gran pan­ta­lla cen­tral re­sul­ta in­tui­ti­va y fá­cil de uti­li­zar

4 COM­BA­RRO (POIO)Un con­jun­to de hó­rreos de li­to­ral que se me­ten en el mar for­man par­te del pa­tri­mo­nio cul­tu­ral ga­lle­go

1 PON­TE­VE­DRA Su cen­tro his­tó­ri­co es uno de los ma­yo­res te­so­ros que es­con­de la ciu­dad

2 PRAIA DE MO­GOR (MA­RÍN) Es­ta mag­ní­fi­ca pla­ya es­con­de gra­ba­dos ru­pes­tres, uno de los pri­me­ros la­be­rin­tos di­bu­ja­dos por el hom­bre3 CA­BO HO­ME(CAN­GAS) La zo­na te­rres­tre más cer­ca­na a las Is­las Cíes es na­tu­ra­le­za en es­ta­do pu­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.