LAS MU­SAS DE TISCI.

“La be­lle­za fí­si­ca no es lo más im­por­tan­te en una mo­de­lo”

ABC - Mujer Hoy Moda - - SUMARIO - HA­BLA­MOS CON EL CREA­DOR QUE HA TRIUN­FA­DO EN GI­VENCHY SO­BRE LAS MU­JE­RES QUE LE INS­PI­RAN. POR GER­VA­SIO PÉREZ / FOTOS: MAX VON GUMPPERMBERG Y PA­TRICK BIENERT

Ha­bla­mos so­bre sus mo­de­los y ami­gas con el di­se­ña­dor ita­liano.

La mar­cha de Ric­car­do Tisci de Gi­venchy ha­ce so­lo un mes ha si­do la úl­ti­ma sor­pre­sa en un tur­bu­len­to año de re­le­vos en las grandes ca­sas de mo­da, du­ran­te el que han cam­bia­do a sus di­rec­to­res crea­ti­vos Ch­ris­tian Dior, Yves Saint Lau­rent, Va­len­tino, Mar­ni, Lan­vin, Jil San­der, Ro­ber­to Ca­va­lli, Os­car de la Ren­ta, Sal­va­to­re Fe­rra­ga­mo... Pe­ro el re­le­vo de Tisci, de 42 años, ha cau­sa­do especial ex­tra­ñe­za en el sec­tor por­que, tras 12 al fren­te de la “mai­son” fun­da­da por Hu­bert de Gi­venchy en 1952, te­nía to­das las ci­fras a su fa­vor: des­de que lle­gó en 2005 ha tri­pli­ca­do el nú­me­ro de em­plea­dos de la fir­ma, que ha pa­sa­do de te­ner cin­co tien­das a 72 (con aper­tu­ras pre­vis­tas tam­bién pa­ra es­te año), y ha al­can­za­do los más de 500 mi­llo­nes de eu­ros anua­les en ven­tas.

El mo­ti­vo de la mar­cha lo ex­pli­có el di­se­ña­dor en un co­mu­ni­ca­do con­jun­to con Ber­nard Ar­nault, pre­si­den­te del gru­po LVMH, al que per­te­ne­ce Gi­venchy. Un co­mu­ni­ca­do en el que la afi­ni­dad en­tre ellos se man­te­nía sin fi­su­ras a pe­sar de la de­ci­sión del crea­dor. “Quie­ro agra­de­cer al gru­po LVMH y al se­ñor Ber­nard Ar­nault por ha­ber­me da­do una pla­ta­for­ma pa­ra ex­pe­sar mi crea­ti­vi­dad to­dos es­tos años. Aho­ra de­seo cen­trar­me en mis in­tere­ses per­so­na­les y mis pa­sio­nes”, ar­gu­men­ta­ba Tisci, Aún no se sa­be cuá­les se­rán sus pró­xi­mos pa­sos pro­fe­sio­na­les y si, fi­nal­men­te, re­ca­la­rá en la ca­sa Ver­sa­ce, por la amis­tad que com­par­te con Do­na­te­lla des­de ha­ce años. Por su par­te, Ar­nault le agra­de­cía “su in­creí­ble vi­sión pa­ra man­te­ner su éxi­to con­ti­nuo”.

Tisci ha si­do un vi­sio­na­rio du­ran­te to­dos es­tos años, un di­se­ña­dor de cul­to que ha sa­bi­do trans­for­mar la per­so­na­li­dad de la ca­sa que era si­nó­ni­mo de Au­drey Hep­burn en el pa­sa­do, a la que hoy vis­te a Kim Kar­das­hian. De he­cho, el ita­liano fue uno de los pri­me­ros en ves­tir a la “ce­le­brity” te­le­vi­si­va nor­te­ame­ri­ca­na, des­de que le di­se­ñó el ves­ti­do de su bo­da con Kan­ye West en 2014.

En es­tos úl­ti­mos 12 años, ade­más de su ta­len­to pa­ra el di­se­ño, Ric­car­do Tisci ha de­mos­tra­do tam­bién su ca­pa­ci­dad vi­sio­na­ria con las mo­de­los. Él fue quien lan­zó las ca­rre­ras de tops co­mo La­ra Sto­ne, Joan Smalls o Na­tas­ha Polly. “Sal­ta­ron a la fa­ma des­pués de

que en­tra­ran a for­mar par­te de las chi­cas Tisci. Ha si­do pio­ne­ro en des­cu­brir nue­vas ca­ras”, se­ña­la Ve­ro­ni­ca Aria­ni, je­fa de pren­sa de la di­vi­sión de mu­jer de Gi­venchy. Y es que pa­ra es­te ita­liano de Ta­ran­to (en el ta­cón de la bo­ta), nacido en un fa­mi­lia hu­mil­de y con ocho her­ma­nas ma­yo­res, las mo­de­los no son sim­ples ca­ras bo­ni­tas ni jó­ve­nes que se po­nen su ro­pa. Son al­go más. “Ellas re­pre­sen­tan mu­cho pa­ra mí –ase­gu­ra–. No so­lo pre­sen­tan mis co­lec­cio­nes; les dan real­men­te vi­da. Es­toy pro­fun­da­men­te con­ven­ci­do de esa idea y siem­pre he es­ta­do muy im­pli­ca­do en los cas­ting”. Ri­car­do Tisci em­pe­zó a ves­tir a ami­gas y her­ma­nas con 13 años, tra­ba­jó co­mo bai­la­rín en una dis­co­te­ca mi­la­ne­sa, se fue a Lon­dres pa­ra ser camarero con 17 años y aca­bó gra­duán­do­se en di­se­ño por la Cen­tral Saint Mar­tins. Así que, pa­ra él, las mo­de­los siem­pre han for­ma­do par­te de su vi­da y su en­torno más cer­cano. “No se tra­ta de en­con­trar a una jo­ven y que se con­vier­ta en la chi­ca del año. Yo cons­tru­yo re­la­cio­nes de años y años –nos con­fie­sa–. Ten­go mi fa­mi­lia, mi pan­di­lla, con la que con­ti­nua­mos tem­po­ra­da tras tem­po­ra­da”.

Cuan­do sa­lió de Saint Mar­tins en 1999, el di­se­ña­dor vol­vió a Ita­lia pa­ra tra­ba­jar en los equi­pos de di­se­ño de Pu­ma, An­to­nio Be­rar­di y Coc­ca­pa­ni. Tiem­po des­pués hi­zo un via­je a La In­dia y, a su re­gre­so, en sep­tiem­bre de 2004, pre­sen­tó en Mi­lán su pri­me­ra co­le­ción pro­pia. Unos me­ses des­pués, en fe­bre­ro de 2005, en­tra­ba

en Pa­rís por la puer­ta gran­de: sus­ti­tu­yen­do a Ju­lian McDo­nald, a Ale­xan­der Mc­queen y a John Ga­lliano, quie­nes lo ha­bían pre­ce­di­do co­mo di­rec­to­res crea­ti­vos de la ca­sa de cos­tu­ra Gi­venchy. Ric­car­do Tisci em­pe­zó en­ton­ces a for­jar su le­yen­da co­mo crea­dor de ai­re me­lan­có­li­co, romántico y sexy. Y man­tu­vo la lí­nea de al­ta cos­tu­ra sin de­jar de desa­rro­llar las de “prêt-à-por­ter”.

En su des­pe­di­da de la “mai­son”, el di­se­ña­dor tam­bién agra­de­ció el tra­ba­jo de “mi in­creí­ble equi­po, el má­gi­co ta­ller y de to­dos los que han he­cho po­si­bles las 93 co­lec­cio­nes” que ha pre­sen­ta­do. En es­te tiem­po, el que co­rres­pon­de a esas 93 co­lec­cio­nes, ma­ni­quíes co­mo Ma­ria­car­la Bos­cono o Joan Smalls y es­tre­llas mu­si­ca­les co­mo Ma­don­na o Be­yon­cé se han con­ver­ti­do en sus ami­gas ín­ti­mas.

“Una bue­na mo­de­lo tie­ne que te­ner una per­so­na­li­dad úni­ca. Es im­por­tan­te que sea gua­pa se­gún unos cá­no­nes de be­lle­za clá­si­cos, pe­ro no es el úni­co fac­tor y pue­de te­ner una be­lle­za ex­tra­ña –man­tie­ne Tisci–. De he­cho, pa­ra mí, es muy im­por­tan­te lo que per­ci­bo en el pri­mer en­cuen­tro, que sien­ta que ella es la chi­ca ade­cua­da, por­que un des­fi­le no se ha­ce so­lo con ro­pa, se ha­ce con emo­cio­nes... Fí­je­se en las mu­je­res de es­tas fo­to­gra­fías. To­das son gua­pí­si­mas, pe­ro ade­más son mu­je­res in­creí­ble­men­te fuer­tes e in­te­li­gen­tes que bri­llan des­de den­tro. En reali­dad, la be­lle­za fí­si­ca no es lo más im­por­tan­te en una mo­de­lo, sino lo que trans­mi­ten”.

Sop­hie Rask po­sa con un ves­ti­do so­bre fal­da. To­dos los looks son de la co­lec­ción de pri­ma­ve­ra de Gi­venchy.

Rian­ne van Rom­paey, con ves­ti­do ajus­ta­do y collar de re­si­na con medallón de ópa­lo.

Ric­car­do Tis­ci, en­tre las top Blan­ca Pa­di­lla y Ken­dal Jen­ner, en el des­fi­le de pri­ma­ve­ra de Gi­venchy.

Ma­ren Beh­rin­ger lle­va trench sin mangas, bol­so de pi­tón y bo­ti­nes con cor­do­nes.

Mc­ken­na He­llam lle­va ves­ti­do asi­mé­tri­co y con volantes en ga­sa de lu­na­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.