¿Dón­de es­tán las mu­je­res?

ABC - Mujer Hoy - - Entre Nosotras - CRIS­TI­NA MORATÓ

HHE SI­DO IN­VI­TA­DA

es­tos días a dar una con­fe­ren­cia en el Fo­ro In­ter­na­cio­nal Ser Mu­jer en Pue­bla, Mé­xi­co. Un even­to que reúne a em­pre­sa­rias, aca­dé­mi­cas, es­tu­dian­tes, po­lí­ti­cas y ar­tis­tas de to­do el país, y que bus­ca ayu­dar al em­po­de­ra­mien­to de las mu­je­res. Du­ran­te mi es­tan­cia en es­ta her­mo­sa ciu­dad he te­ni­do en­cuen­tros con mis lec­to­res me­xi­ca­nos y en­tre­vis­tas con los me­dios. Un pe­rio­dis­ta po­blano me ha de­fi­ni­do en un ar­tícu­lo co­mo “la ar­queó­lo­ga de vi­das fe­me­ni­nas”. El ti­tu­lar vie­ne a cuen­to por­que des­de ha­ce más de 15 años me de­di­co a re­cu­pe­rar del ol­vi­do a im­por­tan­tes via­je­ras y ex­plo­ra­do­ras del pa­sa­do in­jus­ta­men­te ol­vi­da­das. Cuan­do me pre­gun­tan una y otra vez por qué es­cri­bo so­bre mu­je­res res­pon­do que pa­ra lle­nar los es­pa­cios en blan­co de la his­to­ria. Po­dría ser más ex­plí­ci­ta y de­cir que lo ha­go por­que me in­dig­na que, en pleno si­glo XXl, las ha­za­ñas y lo­gros fe­me­ni­nos si­gan sin ser re­co­no­ci­dos. Que el mun­do de la ex­plo­ra­ción sea aún te­rri­to­rio ex­clu­si­vo de Mar­co Po­lo, Ma­ga­lla­nes o el doc­tor Li­vings­to­ne nos de­mues­tra el lar­go ca­mino que aún nos que­da por re­co­rrer.

To­dos mis li­bros son un ho­me­na­je a mis an­te­ce­so­ras, aque­llas mu­je­res, en su ma­yo­ría vic­to­ria­nas, que se en­fren­ta­ron a los pre­jui­cios de su tiem­po pa­ra ha­cer reali­dad sus sue­ños via­je­ros. En una épo­ca en la que se creía que una mu­jer no es­ta­ba pre­pa­ra­da fí­si­ca ni men­tal­men­te pa­ra ex­plo­rar, ellas pu­sie­ron rum­bo a lo des­co­no­ci­do. Ege­ria, Lady Mary Mon­ta­gu, Mary Kings­ley, Ale­xan­dra Da­vid-Néel, Ella Mai­llart, Osa Joh­son o Ame­lia Ear­hart de­mos­tra­ron que el de­mo­nio de la cu­rio­si­dad no sa­be de se­xos. Es­tas da­mas in­tré­pi­das y aven­tu­re­ras rea­li­za­ron es­tu­dios de cam­po pio­ne­ros, des­en­tra­ña­ron mis­te­rios geo­grá­fi­cos y es­cri­bie­ron mag­ní­fi­cos li­bros de via­jes.

DÓN­DE ES­TÁN LAS MU­JE­RES?

Es­ta es la pre­gun­ta que me hi­ce cuan­do en 2001 co­men­cé a in­ves­ti­gar las vi­das de mis an­te­pa­sa­das pa­ra es­cri­bir un en­sa­yo so­bre mu­je­res via­je­ras. Tras sus hue­llas, re­co­rrí bi­blio­te­cas, bus­qué en ar­chi­vos y me su­mer­gí en una aven­tu­ra que me cam­bió la vi­da. No fue ta­rea fá­cil por­que, a pe­sar de que hi­cie­ron co­sas me­mo­ra­bles, sus nom­bres han si­do bo­rra­dos de la his­to­ria ofi­cial y de los li­bros de tex­to. Pa­ra pa­liar es­ta tre­men­da de­sigual­dad, Ana Ló­pez-Na­va­jas, in­ves­ti­ga­do­ra de la Uni­ver­si­dad de Va­len­cia, lle­va nue­ve años crean­do una ba­se de da­tos so­bre la la­bor de las mu­je­res en múl­ti­ples dis­ci­pli­nas a lo lar­go de la his­to­ria. Su sue­ño es que sea una he­rra­mien­ta que per­mi­ta a fa­mi­lias, do­cen­tes y edi­to­ria­les co­rre­gir las de­sigual­da­des exis­ten­tes en el sis­te­ma edu­ca­ti­vo. Que los nom­bres de mu­je­res des­co­no­ci­das, pe­se a sus mé­ri­tos li­te­ra­rios, cien­tí­fi­cos, ar­tís­ti­cos, lle­guen a las au­las.

En 2014, es­ta in­ves­ti­ga­do­ra pu­bli­có un es­tu­dio que de­mos­tra­ba la au­sen­cia de re­fe­ren­tes fe­me­ni­nos en to­dos los con­te­ni­dos de la ESO. En los li­bros de tex­to so­lo ci­tan a un 7,6 % de mu­je­res. Al­gu­nos pa­sos se es­tán dan­do. En An­da­lu­cía se aca­ba de apro­bar una ley que re­vi­sa­rá los li­bros pa­ra ase­gu­rar la igual­dad y los pro­fe­so­res re­ci­bi­rán cur­sos so­bre fe­mi­nis­mo pa­ra ga­ran­ti­zar la pre­sen­cia de mu­je­res en to­das las asig­na­tu­ras. Nues­tros hi­jos es­tu­dian una his­to­ria mas­cu­li­na ter­gi­ver­sa­da y mu­ti­la­da. Ya es ho­ra de re­cu­pe­rar la otra mi­tad y sa­car a la luz to­do el ta­len­to fe­me­nino. ●

Ame­lia Ear­hart.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.