Gue­rra a la luz AZUL

Hay un ti­po de con­ta­mi­na­ción con la que no con­ta­bas. Pro­ce­de de to­das las pan­ta­llas a las que te en­fren­tas, del te­le­vi­sor al mó­vil. Y ha­ce es­tra­gos en tu piel.

ABC - Mujer Hoy - - Belleza - Por L. RE­QUE­JO

¿De ver­dad tie­nes que preo­cu­par­te?

No es cues­tión de po­ner­nos apo­ca­líp­ti­cos. No va a sur­gir del fir­ma­men­to un ra­yo pa­ra echar­te 20 años en­ci­ma. Lo que sí han des­cu­bier­to los cien­tí­fi­cos es que la luz azul, que es la que emi­ten to­dos esos dis­po­si­ti­vos a los que tie­nes pe­ga­da la na­riz to­do el día (mó­vil, ta­ble­ta, or­de­na­dor, te­le­vi­sor…) tie­ne un bri­llo des­lum­bran­te y po­see una fre­cuen­cia de lon­gi­tud de on­da ca­si tan al­ta co­mo los ra­yos X. Así que ex­po­ner­se a ella cons­tan­te­men­te tie­ne con­se­cuen­cias. Co­mo ex­pli­ca Na­di­ne Per­do­net, directora cien­tí­fi­ca de Es­tée Lau­der: “Por la ma­ña­na ayu­da a re­gu­lar el ci­clo cir­ca­diano de luz-os­cu­ri­dad y ele­va la fun­ción cog­ni­ti­va y el es­ta­do de áni­mo”.

Pe­ro si te ex­po­nes a ella de no­che, le das al or­ga­nis­mo el men­sa­je erróneo de que que si­gue sien­do de día. Y co­rres el ries­go de per­tur­bar la pro­duc­ción de me­la­ni­na, la hor­mo­na que re­gu­la no so­lo el sue­ño, sino tam­bién to­do el pro­ce­so de re­ge­ne­ra­ción ce­lu­lar que se pro­du­ce mien­tras duer­mes.

¿Ocho ho­ras de or­de­na­dor = man­chas?

Si hay al­go que es­tá ple­na­men­te de­mos­tra­do es que el es­pec­tro azul de la luz vi­si­ble tie­ne la ca­pa­ci­dad de ac­ti­var la me­la­ni­na. Si a eso le su­ma­mos su ca­pa­ci­dad pa­ra desin­cro­ni­zar el fun­cio­na­mien­to ce­lu­lar, te­ne­mos to­das las pa­pe­le­tas pa­ra que se pro­duz­ca una hi­per­pig­men­ta­ción en la zo­na de tu cuer­po que más tiem­po per­ma­ne­ce ex­pues­ta a ella: tu ros­tro.

¿Smartp­ho­ne = pa­tas de ga­llo?

Los efec­tos de la luz azul se man­tie­nen has­ta tres y cua­tro ho­ras des­pués de ha­ber­se ex­pues­to a ella. Lo ha des­cu­bier­to un es­tu­dio lle­va­do a ca­bo en el Hos­pi­tal de Brig­ham, en Bos­ton (EE.UU.). Eso su­po­ne que re­vi­sar tu Instagram an­tes de acos­tar­te afec­ta a la sin­cro­nía de las cé­lu­las. La piel se des­equi­li­bra y sa­tu­ra los me­ca­nis­mos de re­ge­ne­ra­ción, lo que pro­vo­ca un es­trés oxi­da­ti­vo que se tra­du­ce en una ba­rre­ra cu­tá­nea más de­bi­li­ta­da. Ne­ce­si­tas pép­ti­dos que ac­túen co­mo un es­cu­do de pro­tec­ción en la zo­na más afec­ta­da de to­das, el con­torno de los ojos, don­de sus con­se­cuen­cias son es­pe­cial­men­te vi­si­bles en for­ma de lí­neas de ex­pre­sión y oje­ras ma­rro­nes. ● Ger­mai­ne de Ca­puc­ci­ni Es­tée

Dra­ma­ti­cally Dif­fe­rent Aqua-Gel Hi­dra­tan­te An­ti-Po­lu­ción de Cli­ni­que (57 €).Ul­tra Re­vi­ta­li­sing Eli­xir de Twel­ve Beauty (52 €).

Ex­cel The­rapy O2 Po­llu­tion De­fen­se Con­torno de Ojos Oxi­ge­nan­te Ac­ti­va­dor de Ju­ven­tud, de(37 €). Es­sen­tial Energy Eye De­fi­ner, de Shi­sei­do (58 €).Ad­van­ced Night Re­pair Eye Su­per­char­ged Com­plex Syn­chro­ni­zed Re­co­very, deLau­der (64 €).

Sé­rum in­ten­si­vo Mul­ti-ac­ción pa­ra to­do ti­po de pie­les de Uria­ge (39,95 €).Cre­ma Fa­cial Pro­tec­ción Luz Azul de Ba­ba­ria (6,90 €).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.