OB­JE­TI­VO ECO

ABC - Mujer Hoy - - Sumario -

EN CA­SA

1. Apún­ta­te a las cua­tro R de la fi­lo­so­fía ze­ro was­te: re­cha­zar, re­du­cir, re­uti­li­zar y re­ci­clar. Ha­bría que aña­dir una más con la que em­pie­za to­do: re­fle­xio­nar.

2. Re­du­ce en­va­ses. Ya no se tra­ta so­lo de se­pa­rar­los pa­ra re­ci­clar. Hay que ir un pa­so más allá y dis­mi­nuir la can­ti­dad de ba­su­ra que ge­ne­ra­mos. Com­pran­do a gra­nel, des­de las le­gum­bres a la le­che o el de­ter­gen­te, mi­ni­mi­zas los desechos apro­xi­ma­da­men­te en un 80%. Ol­ví­da­te de que exis­ten las bo­te­llas y las bol­sas de plás­ti­co. Lle­va siem­pre una bol­sa de la com­pra de te­la y una bo­te­lla de alu­mi­nio o de ace­ro ino­xi­da­ble pa­ra el agua.

3. Vuel­ve a los re­uti­li­za­bles. Re­cu­pe­ra las ser­vi­lle­tas y los pa­ñue­los de te­la, los pa­ños de co­ci­na, las ma­qui­ni­llas de afei­tar me­tá­li­cas…

4. Reu­ti­li­za, no ti­res. La ba­ta­lla con­tra el plás­ti­co no im­pli­ca des­ha­cer­te de gol­pe de to­do lo que ten­gas de es­te ma­te­rial (ce­pi­llos de dien­tes, fiam­bre­ras, pei­nes…). Se tra­ta de usar­los mien­tras sean úti­les y, a me­di­da que se va­yan es­tro­pean­do, sus­ti­tuir­los por otros bio­de­gra­da­bles.

5. Haz­le hue­co a las plan­tas. La NASA de­mos­tró el po­der de al­gu­nas plan­tas pa­ra lim­piar la at­mós­fe­ra do­més­ti­ca de los cin­co con­ta­mi­nan­tes más co­mu­nes: ben­ceno, xi­leno, amo­nía­co, tri­clo­roe­ti­leno y for­mal­dehi­do. Las más efi­ca­ces en es­ta ta­rea son es­pe­cies tan co­mu­nes co­mo el po­to, las cin­tas, el fi­cus o la pal­me­ra de bam­bú.

6. ¿Se pue­de re­pa­rar? ¿De ver­dad lo ne­ce­si­to? Son dos cues­tio­nes que hay que plan­tear­se siem­pre an­tes de re­em­pla­zar un ob­je­to ro­to. Si la com­pra es ne­ce­sa­ria, la op­ción de ad­qui­rir­la de se­gun­da mano alar­ga la vi­da de ro­pa, mue­bles y elec­tro­do­més­ti­cos que ya no son úti­les pa­ra otras per­so­nas.

Se aca­bó mi­rar ha­cia otro la­do, de­sen­ten­der­se del pro­ble­ma y bus­car ex­cu­sas. Ad­qui­rir bue­nos há­bi­tos es más fá­cil de lo que pa­re­ce. Que nues­tro pro­pó­si­to es­te año sea in­men­so: sal­var el mun­do a ba­se de pe­que­ños ges­tos. Por BEA­TRIZ G. MAN­SO / Ilus­tra­cio­nes: MAITE NIE­BLA

7. Re­gu­la bien la tem­pe­ra­tu­ra. Ca­da gra­do más en la ca­le­fac­ción (o me­nos en el ai­re acon­di­cio­na­do) re­pre­sen­ta un 6% ex­tra de gas­to ener­gé­ti­co. En in­vierno, la tem­pe­ra­tu­ra acon­se­ja­ble es de 20 o 21 ºC. En lu­gar de es­tar en ca­sa en man­ga cor­ta, pon­te un jer­sey.

8. Plan­cha con me­nos fre­cuen­cia. Una ho­ra de plan­cha con­su­me lo mis­mo que 10 ho­ras de te­le­vi­sión. Si eres de las que acos­tum­bran a plan­char ca­da día la blu­sa que se va a po­ner, con­tri­bu­yes a un ma­yor con­su­mo de ener­gía. Lo más efi­cien­te es acu­mu­lar una bue­na can­ti­dad de ro­pa y ha­cer­lo to­do de una so­la vez.

9. Tien­de la ro­pa y no uses la se­ca­do­ra por sis­te­ma. Dé­ja­la so­lo pa­ra cuan­do sea real­men­te im­pres­cin­di­ble. Es­te elec­tro­do­més­ti­co es un de­vo­ra­dor de ener­gía: con él, un ho­gar de cua­tro per­so­nas gas­ta 480 kWh y pro­du­ce 300 kg de CO2 al año.

10. Eva­lúa la re­per­cu­sión de tu es­ti­lo de vi­da. ¿Es­tás se­gu­ra de que tu día a día es res­pe­tuo­so con el me­dio am­bien­te? Pue­des com­pro­bar­lo mi­dien­do tu hue­lla eco­ló­gi­ca per­so­nal en vi­dae­co­ló­gi­ca.org, a tra­vés de la ener­gía y el agua que con­su­mes, los re­si­duos que ge­ne­ras y la efi­cien­cia del trans­por­te que uti­li­zas.

EMMA WAT­SON

Pien­so muy cui­da­do­sa­men­te so­bre lo que com­pro y con­su­mo me­nos. La gen­te se ol­vi­da de la ro­pa vin­ta­ge y de se­gun­da mano, y de com­prar me­nos co­sas pe­ro más du­ra­de­ras. Hay que cui­dar lo que ya tie­nes y lle­var a po­ner sue­las a los za­pa­tos. Ese ti­po de co­sas son in­creí­ble­men­te sos­te­ni­bles”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.