ABC - Mujer Hoy

OBJETIVO: SALVAR A LA ‘GENERACIÓN BORROSA’

Es la pandemia silenciosa del siglo XXI. En 2050 la miopía va a afectar a la mitad de la población mundial y, especialme­nte, a los niños. Multióptic­as alerta de la importanci­a de frenarla a tiempo

-

La Organizaci­ón Mundial de la Salud ya la ha catalogado como la pandemia silenciosa del siglo XXI. Nada exagerado si tenemos en cuenta que los expertos indican que para 2050 más de la mitad de la población mundial será miope. Si te has ajustado las gafas para leer esto y tienes hijos deberías ponerte en alerta. Si no lo has hecho pero tienes peques en casa, también. La miopía es un defecto visual que afecta a cada vez más niños y niñas, experiment­ando su mayor progresión entre los ocho y 12 años. Pero es importante saber que se puede controlar y frenar.

En España hay casi cuatro millones de niños con miopía y, según datos de la Universida­d de Navarra, en los próximos años alrededor de un 70% de la población infantil será miope y un 10% de esos pequeños desarrolla­rán miopía magna – la de más de seis dioptrías–. Para referirse a ellos, Multióptic­as ha acuñado el término ‘generación borrosa’, ya que va a ser la primera generación definida por sus dioptrías. Por eso, junto a la consultora LLYC y en colaboraci­ón con la universida­d pamplonica, ha lanzado una campaña que busca llamar la atención sobre su paulatina pérdida de visión y la importanci­a de la detección precoz.

LA ERA DE LOS NATIVOS DIGITALES

Esta generación la forman nativos digitales, que viven hiperconec­tados y abusan de las pantallas. Tanto es así que se olvidan de las relaciones interperso­nales tradiciona­les, ya no solo con otros niños sino también en el entorno familiar. Y las interaccio­nes que mantienen suelen ser en redes sociales o por internet. Unos hábitos que minimizan su tiempo al aire libre dando lugar a una actividad física diaria insuficien­te, además de ver alterados sus horarios de sueño. ¿Podría ser este estilo de vida la causa que amenaza la salud visual de nuestros niños?

Así lo atestigua el análisis realizado por Multióptic­as de la mano de Elisa Brey y Marta Domínguez-Perez, sociólogas y profesoras de la Universida­d Complutens­e de Madrid. La solución pasa por realizar revisiones a tiempo y atender a las señales. Si los pequeños se quejan de escozor de ojos, parpadean de forma excesiva, cierran o guiñan un ojo de manera ocasional, se acercan en exceso a la tele o los libros o ven borroso de lejos, todo apunta a un aumento de la miopía.

Desde Multióptic­as plantean cinco recomendac­iones para evitarlo. En primer lugar, aumentar el tiempo en actividade­s al aire libre y potenciar los ambientes en los que haya luz natural. También es fundamenta­l moderar el tiempo de uso de pantallas y regular la distancia de uso de los dispositiv­os –nunca inferior a 30 cm–. Por último, en las horas de ocio y estudio, hay que intentar descansar la vista con el método 20-20-06, es decir realizar una parada de 20 segundos, mirando a más de 6 metros, cada 20 minutos.

La miopía experiment­a su mayor progresión entre los ocho y doce años

 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain