El re­gre­so de los Mo­nu­ments Men

El Ejér­ci­to bri­tá­ni­co quie­re re­cu­pe­rar es­te cuer­po de éli­te pa­ra pro­te­ger el pa­tri­mo­nio en zo­nas de con­flic­to

ABC (Nacional) - - CULTURA -

nu­men­tos ar­qui­tec­tó­ni­cos es­tén en ries­go de ser ata­ca­dos. Su crea­ción res­pon­de, en par­te, a la pro­fa­na­ción de te­rri­to­rios con al­to va­lor ar­queo­ló­gi­co que es­tán lle­van­do a ca­bo los te­rro­ris­tas del Daesh en ciu­da­des tan­to si­rias co­mo ira­quíes co­mo Palmira o Nim­rud.

«Es la vuel­ta de los “Mo­nu­ments Men”, di­suel­tos al fi­nal de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial», ase­gu­ra Pur­brick, de 54 años, en una en­tre­vis­ta en «The Te­le­graph». «Bus­ca­mos ex­per­tos en ar­te, ar­queo­lo­gía e in­ves­ti­ga­ción de crímenes ar­tís­ti­cos», ex­pli­ca el que se­rá el lí­der de es­ta nue­va ex­pe­di­ción que via­ja­rá a lo lar­go del mun­do.

Ob­je­ti­vos

Sus ob­je­ti­vos prin­ci­pa­les se­rán pro­te­ger el ar­te y la ar­queo­lo­gía, in­ves­ti­gar los sa­queos, lle­var an­te la Jus­ti­cia a las ban­das de con­tra­ban­dis­tas e in­for­mar a las fuer­zas alia­das so­bre la ubi­ca­ción de los si­tios que sean pa­tri­mo­nio cul­tu­ral. «La idea se­rá iden­ti­fi­car los si­tios y mar­car­los pa­ra ex­pli­car a nues­tras fuer­zas o las alia­das dón­de no arro­jar bom­bas o apar­car los tan­ques en­ci­ma de ellos», se­ña­la.

Es­te nue­vo equi­po se ins­pi­ra tam­bién en la Uni­dad de In­ves­ti­ga­ción de Sa­queo de Ar­te es­ta­dou­ni­den­se, crea­da en 1944 por la Ofi­ci­na de Ser­vi­cios Es­tra­té­gi­cos, pre­cur­so­ra de la CIA, pa­ra re­cu­pe­rar pin­tu­ras y bie­nes sa­quea­dos por los ale­ma­nes. Por eso, Pur­brick no se li­mi­ta al Reino Uni­do y es­tá bus­can­do ayu­da fue­ra de sus fron­te­ras, en or­ga­ni­za­cio­nes si­mi­la­res de otros paí­ses, in­clui­da una uni­dad es­pe­cia­li­za­da en la pro­tec­ción del pa­tri­mo­nio cul­tu­ral de los Ca­ra­bi­nie­ri ita­lia­nos, lí­der mun­dial en la re­cu­pe­ra­ción de ar­te. Tam­bién re­co­no­ce ha­ber con­sul­ta­do a la Di­vi­sión de Mon­ta­ña del Ejér­ci­to de Es­ta­dos Uni­dos, ex­per­ta en te­rre­nos de di­fí­cil ac­ce­so.

La for­ma­ción de es­ta uni­dad es, se­gún «The Te­le­graph», una res­pues­ta a la de­ci­sión del Go­bierno bri­tá­ni­co el año pa­sa­do de ra­ti­fi­car la Con­ven­ción de La Ha­ya de 1954 so­bre la pro­tec­ción de los bie­nes cul­tu­ra­les du­ran­te los con­flic­tos mi­li­ta­res. En ese mo­men­to, el que era en­ton­ces se­cre­ta­rio de es­ta­do bri­tá­ni­co de Ar­te, Pa­tri­mo­nio y Tu­ris­mo, John Glen, jus­ti­fi­có es­ta ac­ción ase­gu­ran­do que el mun­do ha­bía «ob­ser­va­do con cons­ter­na­ción y ho­rror en los úl­ti­mos años la des­truc­ción gra­tui­ta de va­lio­sos ar­te­fac­tos históricos y si­tios en gue­rra».

Es­ta nue­va uni­dad de éli­te ten­drá su se­de en la lo­ca­li­dad in­gle­sa de Her­mi­ta­ge, al sur del país. Se tra­ta de una zo­na cer­ca­na a New­bury, en el con­da­do de Berks­hi­re, don­de se en­cuen­tra ya si­tua­do el cuar­tel ge­ne­ral de la 77 Bri­ga­da, la uni­dad bri­tá­ni­ca que lu­chó con­tra los ja­po­ne­ses en Bir­ma­nia.

Res­pon­sa­ble Al fren­te es­ta­rá el te­nien­te co­ro­nel Tim Pur­brick, que par­ti­ci­pó en la ope­ra­ción Tor­men­ta del De­sier­to

Los «Mo­nu­ments Men» al­can­za­ron no­to­rie­dad du­ran­te la ocu­pa­ción na­zi por re­cu­pe­rar pie­zas ar­tís­ti­cas de gran va­lor co­mo «La da­ma del ar­mi­ño», de Da Vin­ci (so­bre es­tas lí­neas), o una obra de Rem­brandt (ima­gen de la de­re­cha)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.