Los bom­be­ros ya no son «su­yos»

La Ge­ne­ra­li­tat «uti­li­zó a aque­llos bom­be­ros que se de­ja­ron uti­li­zar» en fa­vor del «pro­cés»... Es­to se aca­bó

ABC (Nacional) - - ESPAÑA - MIQUEL VE­RA BAR­CE­LO­NA

En vís­pe­ras del re­fe­rén­dum ile­gal del 1-O, los Bom­be­ros de Bar­ce­lo­na se ofre­cie­ron a la As­sem­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na (ANC) pa­ra ar­ti­cu­lar cor­do­nes de se­gu­ri­dad que ga­ran­ti­za­ran el desa­rro­llo de la vo­ta­ción or­ga­ni­za­da por el gobierno de Car­les Puig­de­mont. Cien­tos de ellos tam­bién pro­ta­go­ni­za­ron una to­ma sim­bó­li­ca del Pa­lau de Mar de la ca­pi­tal ca­ta­la­na en las ho­ras pre­vias a la vo­ta­ción. Allí, se subie­ron a los te­ja­dos y des­ple­ga­ron una gi­gan­tes­ca pan­car­ta lla­man­do a la par­ti­ci­pa­ción mien­tras gri­ta­ban «vo­ta­re­mos» ata­via­dos con sus cas­cos y uni­for­mes re­gla­men­ta­rios.

El día del re­fe­rén­dum ile­gal, los bom­be­ros se en­ca­ra­ron en va­rias oca­sio­nes a la Po­li­cía Na­cio­nal y la Guar­dia Ci­vil, que acu­die­ron a los co­le­gios pa­ra evi­tar las vo­ta­cio­nes. Tam­bién con­for­ma­ron cor­do­nes que se­pa­ra­ban a los ma­ni­fes­tan­tes de los po­li­cías pa­ra evi­tar las car­gas. Es­te com­pro­mi­so desata­do con la cau­sa in­de­pen­den­tis­ta los en­cum­bró al Olim­po del «pro­cés». En las ca­lles, ca­da apa­ri­ción del cuer­po de emer­gen­cias iba se­gui­do de aplau­sos y pro­cla­mas. «Los bom­be­ros se­rán siem­pre nues­tros», gri­ta­ban los ac­ti­vis­tas in­de­pen­den­tis­tas con fer­vor.

Sin em­bar­go, más allá de las pal­ma­das en la es­pal­da y la po­pu­la­ri­dad re­pen­ti­na, los bom­be­ros ca­ta­la­nes pa­de­cían –y pa­de­cen des­de ha­ce años– una fal­ta de efec­ti­vos y re­cur­sos que aho­ra aflo­ra en for­ma de un des­con­ten­to que es­ta­lló es­ta se­ma­na con el en­fren­ta­mien­to vi­vi­do con los Mos­sos d’Es­qua­dra a las puer­tas del Par­la­men­to au­to­nó­mi­co. «Los áni­mos es­tán bas­tan­te ca­lien­tes», ex­pli­ca a ABC To­ño del Río, de­le­ga­do de UGT en los Bom­be­ros de la Ge­ne­ra­li­tat. El re­pre­sen­tan­te sin­di­cal agre­ga que el sec­tor lle­va ca­tor­ce años téc­ni­ca­men­te en huel­ga, un de­re­cho que no han po­di­do ejer­cer por la fal­ta de efec- ti­vos. No es el úni­co pro­ble­ma del cuer­po de emer­gen­cias. «Te­ne­mos un dé­fi­cit es­truc­tu­ral de 600 efec­ti­vos, nos fal­tan vehícu­los, cas­cos, uni­for­mes y has­ta man­gue­ras», aña­de des­pués de des­cri­bir co­mo «rui­no­so» el es­ta­do de al­gu­nos de los par­ques. «Hay una si­tua­ción de ries­go in­mi­nen­te, de co­lap­so es­truc­tu­ral, tan­to pa­ra los tra­ba­ja­do­res co­mo pa­ra los ciu­da­da­nos», aler­ta. Las crí­ti­cas al eje­cu­ti­vo ca­ta­lán van más allá y fuen­tes del cuer­po acu­san a los go­bier­nos de Puig­de­mont y To­rra de «uti­li­zar» a los bom­be­ros en fa­vor de sus in­tere­ses de partido. «No es ver­dad que sea­mos la pun­ta de lan­za del in­de­pen­den­tis­mo», aña­den. Ya no. En las pro­tes­tas de es­ta se­ma­na las ban­de­ras y con­sig­nas se­ce­sio­nis­tas bri­lla­ron por su au­sen­cia y los bom­be­ros vol­vie­ron a po­ner sus pe­ti­cio­nes prác­ti­cas –más efec­ti­vos, co­ches nue­vos y par­ques re­no­va­dos– en el cen­tro del ta­ble­ro. «Uti­li­za­ron a aque­llos bom­be­ros que se de­ja­ron uti­li­zar», con­clu­yen des­de la UGT.

Por su par­te, los Bom­be­ros por la Re­pú­bli­ca –co­lec­ti­vo que agru­pa a cien­tos de efec­ti­vos vo­lun­ta­rios, de la Ge­ne­ra­li­tat y del Ayun­ta­mien­to, y que des­de 2012 tra­ba­ja co­do con co­do con la ANC– se­ña­lan que ellos nun­ca han es­ta­do al ser­vi­cio de «los ob­je­ti­vos po­lí­ti­cos» del gobierno ca­ta­lán, sino que su mi­sión ha si­do de­fen­der a ciu­da­da­nos e ins­ti­tu­cio­nes. «Es­ta­mos de­cep­cio­na­dos con el "Go­vern", so­mos críticos con ellos», re­sal­ta Jau­me Mar­tí, de­le­ga­do de CC.OO. y miem­bro de la jun­ta di­rec­ti­va de los bom­be­ros so­be­ra­nis­tas. Sin em­bar­go, in­sis­te en que «en nin­gún mo­men­to» los agen­tes del cuer­po se sin­tie­ron «uti­li­za­dos» co­mo peo­nes del «pro­cés». Los bom­be­ros, que du­ran­te los me­ses más ar­dien­tes del «pro­cés» se pro­cla­ma­ron «siem­pre su­yos», ya no quie­ren ser «de na­die».

ABC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.