Gri­ñán es­ca­pa del Se­na­do sin de­cir ni una pa­la­bra de los ERE

El ex­pre­si­den­te an­da­luz se nie­ga a de­cla­rar pa­ra pre­ser­var su de­fen­sa en el jui­cio por co­rrup­ción

ABC (Nacional) - - ESPAÑA - MA­DRID E. DEL­GA­DO SANZ

«Has­ta aquí mis pa­la­bras y no di­ré nin­gu­na más». De es­ta for­ma sal­dó el ex­pre­si­den­te de la Jun­ta de An­da­lu­cía y ex­pre­si­den­te del PSOE an­da­luz, Jo­sé An­to­nio Gri­ñán, su com­pa­re­cen­cia en la co­mi­sión del Se­na­do que in­ves­ti­ga la fi­nan­cia­ción de los par­ti­dos po­lí­ti­cos. Con es­ta fra­se pu­so fin el so­cia­lis­ta a una bre­ve in­ter­ven­ción de ape­nas tres mi­nu­tos y me­dio en la que, co­mo es­ta­ba pre­vis­to, re­cha­zó dar ex­pli­ca­ción al­gu­na so­bre la tra­ma de los ERE pa­ra no co­me­ter nin­gún error que des­pués pu­die­ra per­ju­di­car la ar­gu­men­ta­ción que pre­pa­ra su de­fen­sa an­te la Jus­ti­cia. Ca­be re­cor­dar a es­tas al­tu­ras que los ci­ta­dos a es­te ti­po de co­mi­sio­nes tie­nen la obli­ga­ción de de­cir la ver­dad por­que, de lo con­tra­rio, si mien­ten y des­pués se de­mues­tra, es­ta­rían in­cu­rrien­do en un de­li­to cas­ti­ga­do por el Có­di­go Pe­nal.

«Es­toy pen­dien­te de ha­cer mi in­for­me de de­fen­sa. No lo he he­cho to­da­vía a pe­sar de que se han he­cho ya los de acu­sa­ción», ini­ció Gri­ñán, que fue pre­si­den­te de la Jun­ta de An­da­lu­cía en­tre 2009 y 2013 y es­tá acu­sa­do, en el mar­co del jui­cio por el ca­so ERE, de pre­va­ri­ca­ción y mal­ver­sa­ción. Por ello se en­fren­ta a una pe­na que po­dría al­can­zar los seis años de cár­cel y has­ta 30 de in­ha­bi­li­ta­ción. «En­ten­de­rán, cual­quier ju­ris­ta lo en­ten­de­rá, que no voy a per­ju­di­car mi de­re­cho de de­fen­sa. No voy a de­cla­rar», zan­jó el an­ti­guo lí­der de los so­cia­lis­tas de An­da­lu­cía, quien cal­có la es­tra­te­gia que uti­li­zó pre­via­men­te su pre­de­ce­sor al fren­te de la Jun­ta, Manuel Cha­ves, quien ha­ce dos se­ma­nas tam­po­co sol­tó pren­da so­bre el ca­so en el Se­na­do.

En su bre­ve in­ter­ven­ción, no obs­tan­te, sí tu­vo tiem­po Gri­ñán pa­ra se­guir otra tra­di­ción de los man­da­ta­rios so­cia­lis­tas lla­ma­dos a com­pa­re­cer en es­ta co­mi­sión: car­gar con­tra el PP, el partido que la im­pul­só en la Cá­ma­ra Al­ta y que lle­va el pe­so de to­dos los in­te­rro­ga­to­rios por au­sen­cia del res­to de gru­pos. «Se tra­ta de una com­pa­re­cen­cia que ha so­li­ci­ta­do el PP, que es el partido que vie­ne ejer­cien­do la acu- sa­ción par­ti­cu­lar en la cau­sa», sos­la­yó el so­cia­lis­ta si­guien­do el es­que­ma de Su­sa­na Díaz a la ho­ra de in­si­nuar que el PP pi­de sus com­pa­re­cen­cias pa­ra sa­car ré­di­to po­lí­ti­co en las elec­cio­nes de An­da­lu­cía de es­te domingo.

«Un he­cho in­ne­ga­ble»

A par­tir de ahí, la se­sión de ayer en la co­mi­sión se con­vir­tió en un mo­nó­lo­go de Luis Az­nar, el se­na­dor de­sig­na­do por el PP pa­ra es­te ti­po de citas, an­te un Gri­ñán que es­cu­chó las acu­sa­cio­nes, que caían una de­trás de otra so­bre su fi­gu­ra, co­mo quien asis­te a una con­fe­ren­cia. Se per­mi­tió, in­clu­so, re­vi­sar su te­lé­fono mó­vil en va­rias oca­sio­nes mien­tras le in­ter­pe­la­ban.

El por­ta­voz po­pu­lar res­pe­tó la de­ci­sión del so­cia­lis­ta, aun­que la­men­tó que no co­la­bo­ra­ra en se­de par­la­men­ta­ria a es­cla­re­cer tal «fo­llón de di­ne­ro». Es­pe­cial­men­te útil po­dría ha­ber re­sul­ta­do su de­cla­ra­ción ya que Gri­ñán, an­tes de ser pre­si­den­te de la Jun­ta, for­mó par­te del equi­po de gobierno co­mo con­se­je­ro de Eco­no­mía y Ha­cien­da en­tre los años 2004 y 2009. Se es­ti­ma que la tra­ma de los ERE, con la que el so­cia­lis­mo an­da­luz de­ri­vó más de 680 mi­llo­nes de eu­ros pú­bli­cos, es­tu­vo vi­va en­tre 2001 y 2010.

Az­nar con­si­de­ró que la fi­nan­cia­ción irre­gu­lar del PSOE an­da­luz en aque­lla épo­ca es «un he­cho in­ne­ga­ble». De igual mo­do ase­gu­ró que «na­die en Es­pa­ña se cree» que aquel re­par­to irre­gu­lar de fon­dos pú­bli­cos se hi­cie­ra «a cam­bio de na­da». «Re­sul­ta im­po­si­ble creer que es­ta red clien­te­lar crea­da a ba­se de ame­na­zar a los tra­ba­ja­do­res de la Jun­ta de An­da­lu­cía no ten­ga na­da que ver con la fi­nan­cia­ción irre­gu­lar del PSOE», in­sis­tió Az­nar, quien no ob­tu­vo nin­gu­na ré­pli­ca por par­te de Gri­ñán, se­gu­ra­men­te más preo­cu­pa­do por la sen­ten­cia de los ERE, cu­yo fa­llo se es­pe­ra en los pró­xi­mos me­ses.

Has­ta seis años de cár­cel El ex­pre­si­den­te an­da­luz no qui­so co­me­ter nin­gún error. Se en­fren­ta a seis años de cár­cel y trein­ta in­ha­bi­li­ta­do

EFE

El ex­pre­si­den­te de An­da­lu­cía Jo­sé An­to­nio Gri­ñán, tras ne­gar­se a de­cla­rar ayer en el Se­na­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.