La pri­me­ra is­la au­to­su­fi­cien­te

El Hie­rro es ya el pri­mer te­rri­to­rio in­su­lar que es ca­paz de abas­te­cer­se en su to­ta­li­dad con ener­gías re­no­va­bles

ABC - Natural - - Portada - POR JUAN CAR­LOS VA­LE­RO

La me­nor de las Ca­na­rias es un ejem­plo pa­ra to­do el mun­do de que es po­si­ble la uto­pía del au­to­abas­te­ci­mien­to de un te­rri­to­rio so­lo con ener­gías re­no­va­bles. El 15 de fe­bre­ro, el sis­te­ma de ge­ne­ra­ción de la Cen­tral Hi­droeó­li­ca de Go­ro­na del Vien­to ba­tió un nue­vo ré­cord al abas­te­cer a to­dos los ha­bi­tan­tes de El Hie­rro de su con­su­mo eléc­tri­co por se­gun­do día con­se­cu­ti­vo. La ges­ta ha con­ver­ti­do a la is­la del Me­ri­diano Ce­ro en un la­bo­ra­to­rio a es­ca­la real de au­to­su­fi­cien­cia ener­gé­ti­ca sos­te­ni­ble y, por lo tan­to, en Me­ca de las ener­gías re­no­va­bles.

Die­ci­sie­te mi­llo­nes de eu­ro­peos y 600 mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el mun­do vi­ven en is­las y to­dos tie­nen en El Hie­rro un re­fe­ren­te de lo que de­be ser el fu­tu­ro ener­gé­ti­co. Trein­ta y tres años des­pués de que un gru­po de in­ge­nie­ros aca­ri­cia­ran lo que en­ton­ces se an­to­ja­ba como una idea fan­tás­ti­ca, la is­la ofre­ce en la ac­tua­li­dad una al­ter­na­ti­va ener­gé­ti­ca in­te­gral cla­ra y un ejem­plo mun­dial de bue­nas prác­ti­cas en po­lí­ti­cas de sos­te­ni­bi­li­dad, al de­mos­trar por pri­me­ra vez que un te­rri­to­rio ais­la­do que no tie- ne red eléc­tri­ca co­nec­ta­da con el con­ti­nen­te u otra is­la, lo­gra au­to­abas­te­cer­se de elec­tri­ci­dad a par­tir de fuen­tes lim­pias.

El dié­sel, úl­ti­mo re­cur­so

La com­bi­na­ción del vien­to y el agua ha lo­gra­do sus­ti­tuir la com­bus­tión de to­ne­la­das de dié­sel que lle­gan por bar­co a la úni­ca cen­tral tér­mi­ca de El Hie­rro, pues­to que la is­la es un te­rri­to­rio ener­gé­ti­ca­men­te ais­la­do. Gra­cias a la cen­tral hi­droeó­li­ca, so­lo se re­cu­rri­rá a la com­bus­tión de dié­sel en mo­men­tos de emer­gen­cia, lo que con­tri­bu­ye me­jo­rar el es­plen­dor de la na­tu­ra­le­za de es­ta is­la que ya fue re­co­no­ci­da des­de el año 2000 como Re­ser­va de la Bios­fe­ra por la Unes­co.

En di­ciem­bre del año pa­sa­do, El Hie­rro fue in­clui­da en la red mun­dial de Geo­par­ques, tam­bién por la Unes­co, un año des­pués de in­te­grar­se en la red eu­ro­pea. La is­la ate­so­ra seis áreas na­tu­ra­les pro­te­gi­das (ANP) que cu­bren el 60% de los 278 ki­ló­me­tros cua­dra­dos de su te­rri­to­rio, in­clu­yen­do la re­ser-

EL HIE­RRO FOR­MA PAR­TE DE LA RED MUN­DIAL DE GEO­PAR­QUES

va ma­ri­na in­te­gral del Mar de Las Cal­mas.

La Cen­tral Hi­droeó­li­ca de El Hie­rro, que ope­ra nor­mal­men­te des­de ju­nio de 2015, cons­ti­tu­ye un sis­te­ma de au­to­abas­te­ci­mien­to ener­gé­ti­co ba­sa­do en un par­que eó­li­co con cin­co ae­ro­ge­ne­ra­do­res de última ge­ne­ra­ción ins­ta­la­dos en una la­de­ra y una cen­tral hi­dro­eléc­tri­ca. El vien­to co­nec­ta ener­gía a la red eléc­tri­ca y con el ex­ce­den­te, bom- bea agua a dos de­pó­si­tos, uno si­tua­do en la ci­ma de la mon­ta­ña y el otro jun­to al mar, con el fin de que cuan­do no so­plan los ali­sios, es la cen­tral hi­dro­eléc­tri­ca la que en­tra en fun­cio­na­mien­to al caer el agua por una tu­be­ría de tres ki­ló­me­tros de lon­gi­tud. Por la no­che, cuan­do cae el con­su­mo eléc­tri­co, la ener­gía que si­gue pro­du­cien­do el vien­to se uti­li­za pa­ra ali­men­tar las tres de- sa­la­do­ras re­par­ti­das por la is­la con las que se ob­tie­ne el agua po­ta­ble pa­ra sus ha­bi­tan­tes, lo que su­po­ne otro ejem­plo de au­to­su­fi­cien­cia. Sin vien­to, es po­si­ble abas­te­cer la is­la cua­tro días. Lle­ga­do ese pla­zo, hay que que­mar dié­sel.

Residuos ce­ro

El pro­yec­to he­rre­ño se com­ple­ta con una apues­ta por po­lí­ti­cas de lo­grar el cien por cien de residuos ce­ro, el cien por cien de pro­duc­tos eco­ló­gi­cos y el sue­ño de un plan de mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble a par­tir de lo­grar en el ho­ri­zon­te del año 2020 que to­dos los vehícu­los de la is­la, tan­to los par­ti­cu­la­res como los de al­qui­ler, sean eléc­tri­cos.

To­do ello per­mi­te el desa­rro­llo de un sec­tor tu­rís­ti­co que se ha ca­rac­te­ri­za­do por ser res­pe­tuo­so con el medio. Y es que los he­rre­ños ate­so­ran dé­ca­das de ex­pe­rien­cia en ma­te­ria de re­ci­cla­je, con una po­bla­ción am­plia­men­te cons­cien­te en ma­te­ria de residuos ce­ro y con hi­tos como la cons­truc­ción del com­ple­jo me­dioam­bien­tal del Ma­jano, su plan­ta de com­pos­ta­je o la de pro­duc­ción de bio­dié­sel a par­tir de acei­tes ve­ge­ta­les usa­dos. Una con­cien­cia­ción me­dioam­bien­tal que se tra­ba­ja des­de los cen­tros es­co­la­res.

La cen­tral hi­droeó­li­ca per­te­ne­ce al Ca­bil­do de El Hie­rro ( 66%), en co­la­bo­ra­ción con el Go­bierno de Ca­na­rias (11%) y la com­pa­ñía eléc­tri­ca Endesa (23%), a par­tir de una so­cie­dad pú­bli­co-pri­va­da, de­no­mi­na­da Go­ro­na del Vien­to SA, que pre­si­de la tam­bién pre­si­den­ta del Ca­bil­do, Be­lén Allen­de. La ma­yo­ría pú­bli­ca de la com­pa­ñía per­mi­te que los be­ne­fi­cios de­ri­va­dos de la ven­ta de la elec­tri­ci­dad re­vier­tan en las ar­cas in­su­la­res, lo que su­po­ne cla­ra­men­te una do­ble ven­ta­ja pa­ra los he­rre­ños.

Abas­te­ce el 80% de la ener­gía

La cen­tral es ca­paz de abas­te­cer el 80 por cien­to de las ne­ce­si­da­des ener­gé­ti­cas de la is­la. La de­man­da eléc­tri­ca anual de la is­la del Me­ri­diano es de 35GWh, con una pun­ta dia­ria que ron­da los sie­te me­ga­va­tios.

La po­ten­cia ins­ta­la­da en el par­que eó­li­co de la Cen­tral Hi­droeó­li­ca es de 11,5 me­ga­va­tios y tie­ne una pro­duc­ción equi­va­len­te de 2.900 ho­ras. La de­man­da eléc­tri­ca de la me­nor de las Ca­na­rias se ve sa­tis­fe­cha du­ran­te bue­na par­te de las jor­na­das por la pro­duc­ción di­rec­ta del par­que eó­li­co y la ener­gía al­ma­ce­na­da en for­ma de agua en las ho­ras de ex­ce­den­te y que pos­te­rior­men­te se con­ver­ti­ría en ener­gía hi­dráu­li­ca.

Aho­rro de 40.000 ba­rri­les

Con es­te pro­yec­to de ener­gías lim­pias se evi­ta el con­su­mo anual de 6.000 to­ne­la­das de ga­só­leo, lo que equi­va­le a 40.000 ba­rri­les de pe­tró­leo que ten­drían que lle­gar im­por­ta­dos y en bar­co a la is­la, lo que su­po­ne un aho­rro de más de 1,8 mi­llo­nes de eu­ros anua­les.

Tam­bién se evi­ta la emi­sión a la at­mós­fe­ra de 18.700 to­ne­la­das al año de CO , prin­ci­pal cau­san­te del efec­to in­ver­na­de­ro. Ese CO equi­va­le al que po­dría fi­jar un bos­que de en­tre 10.000 y 12.000 hec­tá­reas, una su­per­fi­cie equi­va­len­te a 20.000 cam­pos de fútbol. Ade­más, se aho­rra la emi­sión a la at­mós­fe­ra de cien to­ne­la­das anua­les de dió­xi­do de azu­fre y de 400 to­ne­la­das anua­les de óxi­dos de ni­tró­geno, equi­va­len­te a las emi­sio­nes de un au­to­bús de lí­nea que re­co­rrie­se 600 mi­llo­nes de ki­ló­me­tros. La uto­pía em­pie­za a ser reali­dad en El Hie­rro.

El Hie­rro es una is­la ven­to­sa y bue­na prue­ba de ello son las sa­bi­nas con sus for­mas re­tor­ci­das, to­can­do en la ma­yor par­te de las ve­ces el sue­lo

El par­que eó­li­co co­nec­ta ener­gía a la red eléc­tri­ca y con el ex­ce­den­te bom­bea agua a dos de­pó­si­tos en al­tu­ra

El agua en la mon­ta­ña ac­ti­va una cen­tral hi­dro­eléc­tri­ca cuan­do no hay vien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.